Perfil Perfil
Está viendo:

Corzo +

Actualidad científica - Novedades sobre el corzo - El corzo por el mundo.

Administrado por Federico Sáez-Royuela y Gerardo Pajares

En este blog de la ACE trataremos todos los aspectos del corzo intentando ir más lejos de lo ya conocido. Presentaremos las novedades científicas que sobre el corzo y otros cérvidos van apareciendo. Biología, comportamiento, reproducción, gestión: todos los aspectos científicos del corzo tienen cabida. Pero además, los autores tienen la libertad que les da esta bitácora para publicar cualquier otro aspecto de interés sobre el corzo. Reseñas de libros, páginas web relacionadas con los cérvidos y otros recursos, recogidos tanto de fuentes españolas como internacionales, irán pasando por este cuaderno. Por eso, en Corzo+ encontraréis periódicamente todo aquello que no aparece en otros apartados del web de la ACE. Y además, con la posibilidad de añadir vuestros propios comentarios y leer los de otros apasionados por nuestro Capreolus.

 

Banner Corzo
4
Diciembre 2014
Publicado por: Gerardo

Convocatoria de becas de la WDA

La Wildlife Disease Association ha convocado una bolsa de pequeñas becas, con un fondo de 11.000$ desitinadas a la adquisición, divulgación y aplicación del conocimiento de las enfermedades que afectan a la salud de las especies silvestres, en realción con su biología, conservación e interacciones con los seres humanos y animales domésticos.

La presentación de los proyectos tiene límite de fecha el día 15 de enero de 2015.

Más información en http://www.wildlifedisease.org/wda/ABOUTWDA/SmallGrants.aspx 

26
Noviembre 2014
Publicado por: Gerardo

Premio SECEM 2014 a la mejor tesis de mamíferos ibéricos

Hasta el 30 de noviembre se puede optar al Premio SECEM 2014 a la mejor tesis doctoral sobre mamíferos ibéricos. Con esta iniciativa, nuestra sociedad trata de promover la investigación centrada en las especies de mamíferos silvestres de la Península Ibérica, Islas Baleares y Canarias. Las candidaturas deberán corresponder a trabajos que se hayan leído como tesis durante el curso académico 2013-2014. Habrá un único premio, consistente en 3.000 euros.

 Información completa en este Premio SECEM

 

La Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM) convoca el Premio SECEM 2014 a la Mejor Tesis Doctoral sobre Mamíferos ibéricos. Este premio será otorgado en concurso abierto según las bases que a continuación se detallan:

  1. Habrá un único premio consistente en 3.000 €, al que se le aplicará la retención de IRPF correspondiente.

  2. La tesis deberá versar sobre cualquier aspecto relacionado con los mamíferos silvestres de la Península Ibérica, Islas Baleares y Canarias.

  3. La tesis deberá haberse leído durante el curso académico 2013-2014, es decir entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014.

  4. La tesis deberá estar redactada en una de las lenguas oficiales del Estado, en portugués o inglés.

  5. El premio puede declararse desierto.

  6. Se hará entrega del premio durante la Asamblea General de la SECEM que se celebrará en enero de 2015.

  7. Los candidatos deberán de enviar por correo electrónico y en formato pdf, a la siguiente dirección: secretaria@secem.es, la siguiente documentación:

     

    1. Formulario de presentación debidamente cumplimentado.
    1. Curriculum vitae del candidato.
    1. Un resumen en castellano de la tesis doctoral (máximo 300 palabras)
    1. Un texto en castellano con los resultados y aportaciones más relevantes de la tesis, con mención a las publicaciones derivadas de la tesis, tanto las publicadas, como las enviadas o en preparación (máximo 1.000 palabras)
    1. Documento que acredite la fecha y lugar de defensa de la tesis.
    1. La Tesis Doctoral (en caso de archivos muy pesados se enviará una dirección de descarga)

     

  1. Se podrán presentar solicitudes hasta el 30 de noviembre de 2014, inclusive.

  2. La participación en el premio lleva implícita la autorización por parte del candidato para publicar en el sitio web de la SECEM el resumen de la tesis presentada.

  1. El ganador se compromete a publicar en la revista Galemys una reseña, en inglés, de su tesis doctoral.

  2. El jurado del premio estará constituido por los miembros de la Junta Directiva de la SECEM, presidido por el Presidente de la misma.

  3. En el caso de que algún miembro de la Junta Directiva fuese Director o Tutor de alguna de las tesis presentadas al premio, éste quedará excluido de las deliberaciones.

  4. El fallo del jurado será inapelable.

  5. La participación en esta convocatoria implica la aceptación de las presentes bases.

 

5
Octubre 2014
Publicado por: Federico

Las anomalías de la cuerna

Las anomalías de la cuerna del corzo siempre han interesado en la ACE, que ha montado una exposición sobre las mismas en varias ocasiones.

 

Los corzos con cuernas malformadas o accesorias también atraen más que otros a algunos corceros. Pues bien a los científicos también les ha llamado la atención la cuerna del corzo.

La longitud y complejidad estructural de la cuerna proporciona una indicación de la calidad individual en muchos ungulados. Se ha relacionado una cuerna de mayor tamaño con un mayor peso corporal y estatus territorial. La selectividad de los cazadores para las individuos con cornamenta de gran tamaño puede tener una incidencia en la estructura de la población. Sin embargo, sobre el significado que  tienen las anomalías de la cuerna sabemos mucho menos.

Se conoce que las cuernas accesorias son el resultado de lesiones en los pedículos de crecimiento. Las cuernas malformadas podrían reflejar la senescencia y el desequilibrio hormonal. Las malformaciones también se han relacionado con una  sensibilidad a la infección estafilocócica o a la inflamación.  Además, se han sugerido algunos otros factores como la amputación del pedículo o el exceso de ácido retinoico.

En esta trabajo publicado en The Journal of Wildlife Management * se analizaron los datos de 2.461 corzos (Capreolus  capreolus) recechados durante 1966-2011 en el oeste de Polonia, para probar varias hipótesis que explicaran la probabilidad de ocurrencia de cuernas anómalas: accesorias, rotas, y malformadas. 

Los autores intentaron comprobar estas 3 hipótesis:

1. La probabilidad de cuerna accesoria es mayor en individuos mayores que en los machos más jóvenes, ya que el riesgo de lesiones repetidas aumenta con el tiempo. 

2. El riesgo de cuerna rota que es causada principalmente por golpes graves, no tiene relación con la edad. La probabilidad de rotura de la cuerna no difiere entre los machos jóvenes y viejos.

3. La probabilidad de aparición de cuernas malformadas tiene relación con la edad, masa corporal, y el hábitat.  Suponen que hay más malformaciones en los corzos más viejos, de menor peso y cazados en el monte (frente a las áreas abiertas agrícolas, con una mayor cantidad y / o calidad recursos para el corzo).

 

 

Y esto fue lo que encontraron:

El 93% de las cuernas fueron normales. La proporción de cuernas con anomalías fue del 0,65% para las cuernas accesorias, 1,06% rotas y del 4,96% para la cornamenta malformada. Es llamativo que la frecuencia de malformaciones fuera disminuyendo hasta un 75% desde 1970 hasta 2010.

Las cuernas accesorias y las rotas ocurrieron típicamente en sólo 1 lado del cráneo, mientras que las cornamentas malformados más menudo crecieron en ambos lados.

 

 En cuanto a sus hipótesis:

  1. La primera hipótesis no se cumplió: la aparición de cuernas accesoria no tenía relación con la edad. Sí había más probabilidad de cuerna accesoria a mayor peso del individuo.

 

2. La segunda hipótesis tampoco se cumplió. Los machos viejos tuvieron el doble de cuernas rotas que los jóvenes. Curiosamente los individuos jóvenes de más peso tenían más posibilidades de cuerna rota que los de menos peso. En los machos viejos ocurría justo lo contrario. Las explicaciones que dan los autores a estos datos me parecen un poco confusas. En general piensan que a mayor edad hay mayor peso corporal y también hay mayor tamaño de cuerna y por tanto más probabilidades de una lesión mecánica en una cuerna grande que pequeña. 

 

3. En cuanto a las malformaciones, fueron cuatro veces más frecuentes en los machos viejos que en los jóvenes. No tuvieron relación con el peso. Los autores piensan que son más importantes algunos factores relacionados con la edad, más que la edad en sí misma. Por ejemplo, las alteraciones hormonales que se producen a mayor edad. Los autores no encontraron relación entre la aparición de malformaciones y la caza en el monte o en espacios abiertos.

Como conclusión, me parece llamativo el bajo porcentaje de anomalías de la cuerna encontrado, en comparación con la impresión que tengo de los corzos españoles. En el caso de las malformaciones, el que su incidencia (frecuencia) haya disminuido con el tiempo, aunque los autores no encuentran una explicación convincente. En fin, el la cuerna del corzo también tiene aspectos misteriosos.

 

* Husˇek J, Panek M, Tryjanowski P. Long-Term Trends and Correlates of Antler Anomalies in Roe Deer. The Journal of Wildlife Management; DOI: 10.1002/jwmg.780

 

30
Septiembre 2014
Publicado por: Gerardo

Convocatoria del premio del CIC a jóvenes investigadores

El Consejo Internacional de la Caza y de la Conservaciónn de la Fauna Silvestre, CIC, a través del Grupo de trabajo de Opinión Juvenil, ha convocado el premio CIC YOUNG OPINION RESEARCH AWARD 2015.

 

 

Este grupo intenta crear una red de jóvenes investigadores que pongan el valor la caza en el contexto de la conservación de la vida silvestre.

Con tal objeto convoca un premio que reconozca al más destacado de los proyectos relacionados con la caza desarrollado por investigadores menores de 35 años. El reconocimiento será otorgado por un jurado integrado por expertos y el acto de exposición tendrá lugar en abril de 2015 en Bulgaria con motivo de la 62ª Asamblea General del CIC.

 

Copio la convocatoria:

Introduction: The CIC is a global non-profit inter-governmental organization aiming to conserve wildlife through its sustainable use. The Young Opinion Working Group of the CIC focuses on creating a global network of young scientists under the age of 35, who believe in the values which the CIC is advocating.


Objective: The CIC Young Opinion Research Award is aimed at supporting researchers whose projects contribute to the sustainable use of wildlife for the benefit of natural heritage conservation. Thereby, the goal of the Young Opinion Research Award is to promote scientific research in accordance with the spirit of CIC's convictions. Such research may cover any or all of the three main pillars of sustainable wildlife management: economic, socio-cultural and/or ecological. 

 
CIC


Participants are required to send a summary of their research project, explaining the aim, methods and conclusions of the project.
The jury, a committee of CIC experts, will determine the winners, who will be rewarded with an invitation to participate at the 62nd General Assembly in Plovdiv, Bulgaria (23-25 April 2015). Here, winners will get to present their projects and meet with key representatives and experts in the field of sustainable hunting. The prize covers the registration fee, accommodation and travel expenses. The deadline for sending applications is 31 October 2014. The results will be announced by mid-February 2015.


Requirements: Students of Masters and Doctoral programs under 35 years old are eli­gi­ble to apply.


The summary should meet the following criteria:
Cover the research topics dealing with sustainable hunting based on one or more of three
approaches - economic, socio-cultural, ecological (topic examples: ethics, politics, or
history of hunting; wildlife management measures from habitat improvements to harvest
strategies)


Include: name, age and contact details
Maximum length is 3600 characters/two pages
Working language - English


Please send your submissions to office@cic-wildlife.org with the subject CIC Young Opinion Research Award 2015. 

27
Julio 2014
Publicado por: Federico

Caza del corzo durante el celo

Nos encontramos en plena época de celo del corzo. En las comunidades en que su caza sigue abierta, podemos intentar la, para mí, apasionante y muy dificil caza con reclamo. En esta web tenéis variada información al respecto, la más reciente facilitada por Alfonso Treviño. Hoy en Corzo +, os vamos a mostrar una aplicación para teléfonos, “Roebuck Hunt”, y en concreto 5 de las 10 reglas de oro que Erich Marek nos recomienda seguir estos días si queremos tener éxito. Las fotos y el texto que se muestran están tomados de la propia aplicación, con traducción libre del inglés.

Regla 1. Compruebe el viento.

Es absolutamente necesario verificar el viento antes de cada cacería y, en particular, ya cuando se acerque al lugar de reclamo. Un medio muy adecuado para ello es el llamado pedo de lobo - una especie de hongo cuyas esporas indica el más mínimo soplo de viento -. 

 

 Regla 2. Si el corzo está lejos

Si podemos escuchar una reverberación después de un sonido fuerte e interminable bahhh-bahhh, la corza o el corzo confirman su presencia en el lugar. ¡Responda ahora! 

Si se trata de un corto Baah-Baah-Baah Bahh Bahh: No reclame después al corzo; ahora toca abandonar el lugar de caza [como todos sabéis este es el ladrido que emote el corzo cuando ha detectado nuestra presencia]. 

 

Regla 3. Las fechas favorables para el reclamo.

En un distrito de la caza a unos 400 m de altitud, el tiempo desde el 24 al 28 de julio (durante el pre-celo) ha demostrado ser un período en que los corzos reaccionan bien a los sonidos del reclamo. Atención: Todos los tipos de corzos se acercan durante este período - el cazador tiene que prestar atención a disparar sobre el corzo correcto. Del 29 de julio a aproximadamente el 2 de agosto, los corzos están en la fase álgida del celo; durante este tiempo utilizo el reclamo con poca frecuencia con el fin de no interferir con las actividades del celo. 

Del 3 o 4 de agosto en adelante, el número de hembras en celo disminuye, y los machos empiezan a buscar de nuevo. Este es el momento adecuado para que el cazador utilice los instrumentos de reclamo. Desde el 3 de agosto hasta aproximadamente el 10 o el 15 de agosto, el cazador tiene la mayor posibilidad de éxito cazando con el reclamo. 

Regla 4. El tiempo.

El mejor día de caza es cuando el clima es sofocante y cálido, con un cielo cubierto. Pero el uso del reclamo también puede tener éxito en tiempo de lluvia. En ese caso, sin embargo, no debería haber ningún viento. Los días de calor con un cielo despejado no siempre producen los éxitos esperados.

Regla 5. El puesto de reclamo

No se coloque a reclamar en las zonas abiertas. Un viejo corzo no salta a los claros luminosos o las áreas peladas. Existe el peligro de ser visto. Las zonas con árboles viejos o las zonas periféricas en penumbra son las más favorables. Si conozco los lugares permanentes donde asientan los corzos ya sé también los lugares donde puedo utilizar el reclamo. Allí localizaré mi puesto de reclamo. Se requiere un pequeño asiento en el suelo o un pequeño puesto elevado, similar a los utilizados para las batidas silenciosas. Estos puestos de caza no deben colocarse en la dirección en que el viento principal va hacia el lugar de reposo del macho, con el fin de no asustar al corzo que se acerca. 

 

30
Junio 2014
Publicado por: Federico

Controlando al corzo urbano (y III)

Con esta entrega terminamos la serie sobre la caza y control del corzo que vive en las proximidades de los núcleos urbanos, basada en el trabajo del rechista escocés David Quarrell.

¡A trabajar!

Ya conoce a fondo el terreno y la población de corzos y ha evaluado la situación con respecto a la opinión pública.

Decida exactamente el plan de caza y entre en contacto solamente con las personas que se verán directamente afectados por su presencia.

Avise al propietario un día o dos antes para que sepa que estará allí. Tenga un par de números de la guardería en su poder y llame si es necesario previamente.

Cuando el control es de una zona urbanizada, lo mejor es cazar sólo un animal en cada salida y así llamar menos la atención. Recuerde los momentos más adecuados para cazar a las hembras (guía de buenas prácticas). Si hay animales enfermos, empiece por ellos. Si el objetivo es reducir la población seriamente, empiece por los adultos.

Plan P.O.M.

PREPARARSE: Se preparará todo antes de salir, para evitar pérdidas de tiempo en el vehículo o en viajes de ida y vuelta. Nada llama la atención de la gente más que un comportamiento errático.

OBSERVAR: Observe cualquier coche estacionado. Cuando usted deje el coche, nunca deje nada a la vista que indique que podría haber armas dentro.

MOVERSE: Muévase solo cuando esté completamente organizado. En caso de cruzar una carretera o cortar a través de una zona urbanizada, asegúrese de que el arma se mantiene enfundada. Recuerde que una vez cargado el rifle debe llevarlo con el seguro puesto y el cañón hacia arriba.

ANTES DEL DISPARO 

¡Seguridad, Seguridad, Seguridad!

Es importante tener en cuenta a las personas que pudieran estar a ras de suelo o a las que observan desde las ventanas.

Después de haber localizado al corzo observe los alrededores. Cerciónese de que sus acciones no van a alarmar al público. Puede haber ocasiones en que alguien está en las cercanías. Incluso podrían estar detrás y fuera de su vista. Espere a que la persona esté lejos, si eso no sucede cancele la caza ese día. Como se suele decir 

“siempre hay otro día”.

 

COLOCACIÓN DE TIRO

La buena colocación tiro es un objetivo en campo abierto, pero en el medio urbano es imprescindible. Allí los riesgos son sin duda mucho más altos. La norma básica para un cazador de corzos es colocar sus disparos en un círculo de 4 pulgadas. Un corzo con un tiro en el corazón todavía puede correr bastante distancia antes del colapso. Esto en condiciones normales no es un problema real, pero podría causar alarma o daño si el colapso se produce en medio de una carretera.

CABEZA

Este tiro es muy eficaz a corta distancia, y no produce prácticamente daños carne. El grado de precisión necesario y los riesgos de heridas son un riesgo demasiado alto para efectuarlo en una zona edificada. 

CUELLO

El tiro al cuello se puede hacer si se está muy cerca de los animales y estamos muy confiados el equipo y en la capacidad de colocar el disparo  en un área pequeña. El tiro se dede hacer justo donde emerge el cuello desde los hombros. Esta zona del cuello es la más gruesa y menos móvil.

CUERPO

Es el disparo que cumple todos los requisitos. Un tiro cuidadosamente colocados ligeramente más alto que el corazón pasa por los pulmones y los dos hombros. Esto   nos asegurará que el corzo no saldrá corriendo. Es el tiro ACEPTADO en la guía de buenas prácticas.

DESPUÉS DEL DISPARO

Espere los recomendados 10 minutos, y en las zonas urbanas, espere 5 minutos más.

Un solo tiro no parece alarmar a la gente. No pasa mucho tiempo antes de que vuelvan a lo suyo. En el otro lado de la moneda, si haces más de un disparo tienes problemas. Por ejemplo si tratas de sacrificar a una hembra con sus crías. 

Si el corzo ha expirado en un área abierta y despejada, lo mejor es moverlo lo más discretamente posible al lugar apartado más cercano. Allí se le inspecciona se le destripa. Los cazadores han visto muchos corzos muertos y están acostumbrados; el público no quiere ver a un corzo muerto o el proceso de destriparlo.

Recuerde en este punto enfundar el rifle y mantenerlo cerca de ti. Lleve toallitas húmedas, limpie cualquier resto de sangre de usted mismo y de sus herramientas. En realidad no es aconsejable el uso del agua que pueda haber en las zonas urbanas (no estamos en un manantial de la montaña).

Introduzca las tripas en una bolsa de plástico por separado y ciérrela. A continuación, coloque la bolsa en el abdomen del corzo y todo junto dentro de nuestra bolsa o mochila para corzos (ver más arriba). Si se trata de un macho tenga cuidado con la cuerna. La cabeza también se puede quitar y colocar en otra bolsa de manera estratégica para evitar dañar la mochila.

Todo esto, por supuesto hace más pesado el traslado de los corzos, pero aparte de una pequeña perturbación en el suelo dónde nos encontrábamos, pocos restos quedarán y los paseantes de perros no encontrarán despojos.

Incluso si hay nieve en el suelo es posible limpiar el sitio. Esto evitará que toda esa sangre sobre la nieve blanca llame la atención del público.

 

Esto se puede lograr no arrastrando la canal y, una vez trasladado el corzo, volviendo sobre nuestros pasos y limpiando la sangre pateando la nieve sobre ella. Sólo se tardará un par de minutos.

Recuerde no dejar nada atrás. Tenga una lista mental y asegúrese de que se haya completado antes de abandonar el lugar.

EL EFECTO VACIO 

Me ha resultado difícil traducir la expresión “vacuum culling”, pero la teoría parece interesante. El cazador de corzos urbanos va a encontrar zonas en las que le será imposible ejercitar la caza: propiedades privadas, zonas vedadas, terrenos cerca de las carreteras principales, lugares de intenso tráfico… Podemos realizar una caza más intensiva de lo habitual en los alrededores de estos lugares. Se trata de crear zonas “vacías” a las que pronto acudirán los corzos de las proximidades. Estas zonas serán preferidas a las que habitan ya que, si pueden, los corzos no viven alrededor de carreteras o cerca de zonas densamente pobladas. Los beneficios de este tipo de control de corzos normalmente no aparecen hasta la segunda o tercera temporada.

Así terminamos este repaso a la caza y control del corzo urbano.

 

Para más información está disponible la versión completa en inglés en: www.thestalkingdirectory.co.uk


18
Junio 2014
Publicado por: Gerardo

Riesgos al tratar a los corzos para reducir los parásitos

Con motivo de la invitación que se nos hizo por el MAGRAMA y de cuyos resultados dimos cuenta en Actualidad, expusimos ante la autoridad veterinaria competente nuestra inquietud ante el uso indiscriminado de medicamentos antiparasitarios en premezclas para especies cazables.

 

El aumento de la abundancia genera algunos problemas de salud en los animales, y muy especialmente de los que ocasionan los parásitos. Desde hace tres décadas se conoce el efecto del uso de las lactonas macrocíclicas en el control de numerosos géneros de parásitos internos y externos, lo que ha permitido una notable mejora de las producciones ganaderas a un coste muy asumible.

 

 

Sin embargo el problema surge cuando estos antibióticos se usan mal, a dosis inadecuadas y con frecuencias incorrectas, ya que algunos parásitos son capaces de desarrollar resistencia. Se sabe que los nematodos son capaces de hacerlo. Esta resistencia hace que el medicamento pierda valor profiláctico y curativo y vuelvan a producirse problemas de salud que hoy estaban perfectamente controlados.

 

El uso de las lactonas macrocíclicas, como cualquier otro fármaco, está sometido a la normativa que en materia de seguridad y de control de residuos establece el Estado español y la Unión Europea. Las distintas normas establecen que para que un medicamento pueda ser usado en una especie concreta éste debe estar autorizado específicamente para esa especie, debe existir una prescripción que se explicita en forma de una receta veterinaria, debe existir un registro de uso en el que se indique los animales tratados, la fecha de inicio y fin del tratamiento, dosis y plazo de supresión. Estos registros deben conservarse al menos durante 4 años.

  

Con la extensión del problema ocasionado por el parásito Cephenemyia stimulator  han surgido oportunidades para los vendedores de piensos con formulaciones que incluyan estos antibióticos. Amén de la obligatoriedad de contar con una receta veterinaria y el registro de las aplicaciones, el respeto de los plazos de supresión –no menores a 12 semanas desde la retirada total del pienso medicados- se está empezando a ver que los cérvidos pueden ser el vector de parásitos resistentes. Ello es debido a que en las condiciones de uso de estos productos en los animales en libertad o semilibertad no es posible determinar si han consumido o no una dosis adecuada.

 

 

 

 

Un trabajo reciente alerta sobre el hecho de que en el Reino Unido se han detectado en los corzos vermes gastrointestinales resistentes consecuentemente al uso de lactonas macrocíclicas en granjas de ciervos. Se especula sobre las consecuencias que ello puede tener sobre la ganadería de vacuno y de ovino.

    -.Chintoan. Uta, C. et al. Wild deer as potencial vectors of antihelmintic-resistant abomasal nematodos between cattle and sheep. Proceedings of the Royal SocietyB: Biological Sciences. 2014. doi: 10.1098/rsp.2013.2985

11
Mayo 2014
Publicado por: Federico

Controlando al corzo urbano (II)

Continuamos resumiendo el trabajo del rechista escocés David Quarrell sobre la caza y control del corzo que vive en las proximidades de los núcleos urbanos.

 

EL PÚBLICO

En un momento u otro nos vamos a cruzar con alguna persona, ya sea mientras conducimos o recechamos. Si esto ocurre, no hay que tratar de ocultar nada: estamos realizando una actividad legal. Mantenga la calma y sobretodo sea agradable. Sobre todo, no regañar a nadie o trate de que se marche. En Escocia la gente tiene derecho de acceso al campo. Esto significa que tienen el mismo derecho que usted para estar allí y si vive cerca o en esa zona van a sentir que tienen más derecho aún.

  

EQUIPO Y ROPA ADECUADOS

Cuando se rehecha en montes y terrenos abiertos, es común vestirse con ropa de camuflaje. Hay un montón de excelentes marcas de ropa que se especializan en el suministro de este tipo de ropa para la caza del corzo. Sin embargo, en el medio urbano esta ropa puede alarmar al público en general que la ve como la ropa usada en las ciudades por algunos de los personajes menos deseables. En el clima actual de alerta terrorista, puede causar alarma ver a alguien cerca de su casa vestido de camuflaje con un rifle sobre su espalda. Y puede ocurrir que alguien llame a la policía. 

 

En la fotografía podemos ver como la “ropa de combate” es la menos adecuada manera de vestir en las zonas urbanas.

 

Así pues, en aras de la reducción de la alarma pública, es recomendable usar ropa apropiada para el entorno. Pantalón marrón o verde y cazadora en los mismos tonos. Una insignia que diga lo que eres a cualquiera que se acerque, por ejemplo, “Lanarkshire Deer Management Group” demuestra que no hay nada que ocultar y da un aspecto de oficialidad. Esto conducirá a una mayor sensación de confianza en la interacción con el público. En la otra cara de la moneda, los calcetines hasta la rodilla con ligas, la chaqueta de tejidos de lana gruesos y el sombrero de Sherlock Holmes no son los adecuados. Este tipo de ropa también puede tener un efecto negativo en la comunidad local, ya que le verán como a un extraño (la gente local puede ser muy territorial).

 

EQUIPO

¿Qué diferencia al equipo en el área urbana en contraposición al campo abierto ? No hay mucha diferencia, pero repasar algunas cosas ayudará a mantener un perfil más bajo.

  

BOLSA

La bolsa para transportar el corzo debe ser más grande que la bolsa media. En ella debe caber fácilmente el macho más grande. Necesita tener varios bolsillos exteriores fuertes y un bolsillo en el revestimiento interior para las toallitas húmedas usadas o los guantes ensangrentados utilizados. De esa manera nadie va a ver a los corzos en absoluto, una vez que están dentro de la bolsa. Asegúrese de que la bolsa se ​​adecua al propósito y compruebe su estado con regularidad. Revise también que el exterior está limpio de la sangre. Y hay que usarla: la visión de un corzo arrastrado por la cabeza o las patas con una cuerda podría acabar con una llamada a la policía por un viandante furioso.

 

Una buena bolsa de corzo en condiciones normales no es útil para los corzos urbanos, ya que debe cerrar completamente ocultando el contenido. 

 

CUCHILLO 

Olvídese de los grandes cuchillos. La visión de un cuchillo de grandes dimensiones llevará al público a levantar el teléfono. No lleve el cuchillo a la vista en un cinturón. Lleve un pequeño cuchillo plegable de hoja pequeña con su propia funda dentro de la bolsa. El cuchillo hará poco trabajo en el campo. La mayor parte del trabajo con los cuchillos se hará con el corzo a buen recaudo. 

 

GUANTES 

En este caso los guantes utilizados para destripar son exactamente los mismos que los utilizados en otros entornos de caza. Se recomienda usar guantes de látex por razones de higiene. Debemos tener siempre dos o tres pares en la bolsa. La visión de las manos y o los puños ensangrentados es inaceptable para el público y lavarlas en fuentes o arroyos en el entorno urbano no es aconsejable.

 

Fotografía: http://www.thedeerinitiative.co.uk/ 

 

MÓVIL 

El teléfono móvil en las zonas urbanas es una necesidad. Permite poder comunicarse con la policía y los propietarios del terreno en caso necesario. Los nuevos teléfonos tienen aplicaciones que pueden ayudar  de muchas maneras. Algunos teléfonos pueden descargarse un sistema de cartografía. Se puede escribir en su función de bloc de notas, utilizar como linterna y muchas otras aplicaciones ingeniosas.

 

ACCESORIOS 

Bolsas de plástico herméticos, para que las vísceras puedan ser retiradas de la zona. Pequeña funda de plástico o bolsa de cremallera para el papeleo (permiso, licencia, mapa). Un pequeño botiquín de primeros auxilios.

 

RIFLE

Las opciones son infinitas, con muchos tipos y estilos diferentes . Dicho esto, hay un par de tipos de rifle que es mejor evitar. El tipo paramilitar sin duda atraerá la atención no deseada. También el tipo de rifle de competición de cañón pesado. El mejor rifle para la gestión de los corzos urbanos es el estándar de caza de cerrojo. Además, es útil llevar una ligera funda adicional que se pueda guardar en un bolsillo. Permite enfundar el rifle en un minuto en el caso de que se tenga que caminar por un camino o en una zona edificada.

 

CALIBRE

Debe ser el adecuado para hacer su trabajo y cumplir con los requisitos legales. Si se elige un calibre demasiado pesado podría suceder que la bala viajara grandes distancias después atravesar el corzo con poca pérdida de energía.  Además, son sin duda más ruidosos que los calibres más pequeños.

 

SILENCIADOR

Nadie querría ser despertado en las primeras horas de una mañana de verano con una ráfaga de disparos de un rifle de gran calibre. Por lo tanto, es importante contar con el rifle legalmente equipado con un silenciador adecuado. ¡Y nunca poner el rifle a tiro en las zonas urbanizadas! (recordar las limitaciones legales al uso del silenciador en la caza en España)

  

 

(Continuará)

 

Disponible la versión completa en inglés en: www.thestalkingdirectory.co.uk

6
Abril 2014
Publicado por: Federico

Controlando al corzo urbano (I)

Seguro que muchos de vosotros tenéis la oportunidad de observar o cazar corzos dentro o cerca de los núcleos urbanos.

En este trabajo que nos ha proporcionado Alfonso Treviño, el autor, David Quarrell, da un completo repaso a la forma de enfrentarse a estos corzos. Tiene el inconveniente de que se basa en los datos y costumbres de un país, Escocia, muy diferente al nuestro, pero la ventaja de que muchos de sus consejos son aplicables también a un entorno rural. Aquí tenemos un resumen del trabajo.


En algunas zonas, los corzos han prosperado tanto que se han convertido en blanco fácil de los furtivos, son responsables de un gran número de accidentes de tráfico y tienen un impacto negativo en la agricultura y la silvicultura.

El autor cree que hay necesidad de gestionar estos “habitantes de la ciudad”.

 

 

EVALUACIÓN DE RIESGOS

Es importante llevar a cabo una evaluación del riesgo. Los riesgos para el público o para el cazador pueden ser mayores en un área utilizada con frecuencia por el público. Hay que tomar precauciones para reducir los riesgos de que ocurra un accidente. Algunos ejemplos; 

  • Hacer coincidir el tiempo de rececho con los momentos de mínima o ausente actividad pública en la zona. 
  • Usar puestos elevado en las esperas de tarde. Tendremos más visibilidad y más posibilidades de enterrar la bala.
  • Conocer el terreno, por ejemplo donde se encuentran las zonas de rocas o piedras que podrían causar un rebote.


EL CORZO  URBANO

Es exactamente el mismo animal genéticamente que el corzo de campo, pero el vivir en las zonas urbanas durante tantos años ha creado unas sutiles diferencias [el autor se refiere a los corzos escoceses].

Los corzos de estas áreas urbanas son un 10-20 % más pesados que el corzo de bosque. Esto indica que gozan de buena salud, lo que resulta sorprendente viviendo tan cerca de la actividad humana. Esta es una de las diferencias con los corzos no urbanos. Estos corzos solo se desplazaran brevemente cuando ven un paseante cerca de ellos o un perro ladrándoles. No les perturba el ruido que hace un obrero colocando una cerca o la luz de un coche. Se limitarán a levantar la cabeza para comprobar que todo está correcto y no mostrarán ningún signo de alarma.

El corzo de zonas urbanas también ha cambiado ligeramente su comportamiento territorial. Estos corzos parecen formar grupos más grandes que los habituales en el invierno y son mucho más lentos en separarse cuando llega la primavera. Muchos grupos se mantienen con más de un macho hasta el celo. Esto se debe al hecho de que viven en un área pequeña, a veces totalmente cerrada. 

Sin embargo, en el corto periodo de celo hay más bajas de las normales. Los corzos tienen menos espacio, luchan duro, inevitablemente se lesionan y algunas de las lesiones son potencialmente mortales. Muchas bajas se producen por las persecuciones de los corzos urbanos en las proximidades de las carreteras.

 

 

 

Los corzos urbanos no hacen grandes desplazamientos. Sus territorios son más pequeños y estables, lo que permite una mejor observación y elección del momento de su caza.

Según el autor, las corzas en las zonas urbanas en muchas ocasiones van a tener trillizos y sacarán adelante a todos los corcinos.


PLANIFICACIÓN

El inicio de una buena gestión de los corzos radica en la planificación. En las  áreas donde no se ha cazado anteriormente existirá probablemente un problema de superpoblación. En cualquier caso se requerirá una evaluación completa y detallada del número de corzos.

Si el terreno no es conocido, se recomienda recorrer los límites del mismo tanto de día como de noche. El uso de algún sistema de cartografía como Google Earth u otros puede ayudarnos a conocer las zonas de tiro seguras, las áreas de estacionamiento, las trayectorias de aproximación, así como a identificar los caminos públicos, carreteras y edificios.

 

Es esencial reconocer el terreno a diferentes horas del día y conocerlo por dentro. Hay que prestar especial atención a los días y horas en los que se realizará la caza.  Así reconoceremos que actividades se realizan en esos momentos. Estas podrían ser algo tan simple como pasear al perro o hacer footing o podrían ser un tipo de actividades más organizadas como camping, pesca o ciclismo de montaña. En el terreno puede desarrollarse la silvicultura, la agricultura o un montón de otras actividades al aire libre que puedan afectar a la gestión de los corzos. Sólo pisando el terreno pueden valorarse correctamente los usos del mismo y la posibilidad de realizar allí la actividad del rececho. Esto es extremadamente importante para evitar un conflicto innecesario con la población local y actuar de la forma más segura posible. 

Al ver el terreno en esos diferentes momentos del día, también nos haremos una idea de la población de corzos existente y conoceremos en cierta medida los territorios de los corzos y sus hábitos. Esto es extremadamente importante en el entorno urbano. Aunque no lo parezca a primera vista, las poblaciones de corzos aquí pueden ser muy frágiles, ya que no habrá muchos ejemplares que vengan de otras áreas. Así que en caso de que se cometa un error en el cálculo de la población y se cacen demasiados corzos se obtendrá un efecto no deseado.


CONTACTOS

Averigüe quiénes son los propietarios de las tierras y los grupos locales que pueden estar involucrados en la zona. Por ejemplo, los grupos de vida silvestre (déles la oportunidad de expresar sus opiniones), ciclismo de montaña, pesca o cualquier otro grupo que podría utilizar la zona de una forma regular. Si la gente está bien informada y sabe que la gestión se lleva a cabo mediante un controlador de corzos capacitado y autorizado tendrá menos problemas.

Es conveniente mantener a la guardería y a la policía local informados acerca de los planes de gestión. Esto ayudará a detener cualquier acción negativa de la policía si reciben alguna llamada de cualquiera contrario a la gestión de los corzos o de alguien que le confunde con un furtivo.

 

(Continuará) 


15
Febrero 2014
Publicado por: Federico

Corzos, clima y cultivos

El cambio climático, o por lo menos en clima, influyen el las densidades de corzo. Hace poco veíamos en Corzo + un trabajo que afirmaba que el aumento de la temperatura media en enero afecta positivamente a la abundancia de corzos1. Los autores, quizás con cierto optimismo, esperaban que, debido al calentamiento global, las condiciones invernales serán más suaves y facilitarán el aumento de las densidades de los corzos.

Recientemente se ha publicado un estudio alemán2 que analiza el número de corzos cazados anualmente y su relación con los cambios en el clima y en los cultivos.

Los autores estudian las capturas de corzo anuales en tres estados federales del norte de Alemania, Brandeburgo, Baja Sajonia y Mecklemburgo-Pomerania Occidental durante los años 1972 a 2011. Desde 1992 las cifras de corzos cazados en estos tres estados son significativamente más altas que los reportadas en los años 1972-1991 (figura 1). A pesar de tratarse de tres regiones muy diferentes, los cambios en el número de capturas se producen de forma sincrónica.

 

Figura 1. Capturas de corzos en las tres regiones alemanas estudiadas. Llama la atención el descenso a finales de los años 70, lo que demuestra que las poblaciones no siempre van havia arriba. 

Se sabe que la abundancia y la calidad del forraje de los corzos va a depender de las lluvias y la temperatura en primavera. Los autores tiene la hipótesis que una serie de inviernos templados tendrá como consecuencia un aumento en las poblaciones de corzos (medido por los corzos cazados). Los inviernos templados los definen como una anomalía positiva de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), que se correlaciona con un aumento de la temperatura en el norte de Europa (figura 2).

 

Además, los autores estudian los cambios en los cultivos en estas regiones, en concreto el aumento de la extensión cultivada de maíz, colza y trigo. 

 

Encuentran que los inviernos severos, que se reflejan en los valores negativos de la Oscilación del Atlántico Norte durante los meses de diciembre a marzo, afectan al número de corzos cazados tanto ese año y como el siguiente.

Figura 3. Arriba el clima, medido por el NAO. DJFM, la linea de rayas, representa el NAO en invierno (diciembre-marzo) que es el que afecta a la densidad de corzos: con la línea por encima de la media -invierno templado- aumenta y por debajo -invierno frío- disminuye la densidad. Abajo, el aumento de los cultivos de maíz, trigo y colza.

Los autores concluyen que el clima va a influir de dos maneras:

- condiciones invernales: afectan al estado físico de los individuos y por tanto a la mortalidad y al número de partos (densidad del año)

- condiciones climáticas de la primavera: de ellas depende la calidad del forraje y la supervivencia de los corcinos y por tanto la densidad del año siguiente.

 

Respecto al aumento de los cultivos, los autores no encuentra relación con el maíz. Solo en una de las regiones  hay relación entre las capturas y el aumento de los cultivos de trigo. En contraste, un aumento en el área utilizada para el cultivo de colza coincide con un mayor número de corzos.

 

Finalmente, los autores recomiendan que la gestión de la vida silvestre aborde los cambios a gran escala, incluyendo el patrón de uso de la tierra y la variabilidad climática.

1Borowik T, Cornulier T, Jędrzejewska B. Environmental factors shaping ungulate abundances in Poland (Los factores ambientales configuran la abundancia de ungulados en Polonia). Acta Theriol (Warsz) 2013;58:403-413. Epub 2013 Jun 29.

2Hagen R, Heurich M, Kröschel M, Herdtfelder M. Synchrony in hunting bags: reaction on climatic and human induced changes? (Sincronía en las capturas de corzos: ¿reacción a los cambios inducidos por el clima y los humanos?) Sci Total Environ. 2014 Jan 15;468-469:140-6. doi: 10.1016/j.scitotenv.2013.08.022. Epub 2013 Sep 4.