Perfil Perfil
Está viendo:

Corzo +

31 Diciembre 2012

El pintor de corzos

Para despedir el año, Corzo + se aleja de asuntos científicos y os invita a disfrutar de estas pinturas de corzos del pintor francés Gustave Courbet.

 

“Un grupo de corzos en el arroyo de Plaisir-Fountaine”. 1867. Musée d'Orsay.

 Courbet nació en 1819 en el Franco Condado, en el este de Francia. Es considerado el máximo representante del realismo francés. Y, para lo que nos ocupa, fue también un apasionado cazador. Se dedicó con afición a la caza tanto en Alemania como durante sus visitas regulares a su región natal. 

 

 “Corzos en el arroyo”. 1868. Kimbell Art Museum

Courbet relataba con emoción, en una carta dirigida a su hermana, su última captura: “Me ha ocurrido una aventura maravillosa. He cazado, en los montes de Alemania, un ciervo enorme, un 12 puntas, esto es, de 13 años. Es el más grande que se ha cazado en Alemania en los últimos 25 años. Ha sido una una historia espléndida”. 

 

 “La Presa, caza del corzo en los bosques del Gran Jura”. 1856. Boston, Museum of Fine Arts

En el Salón de 1857, Courbet presentó su primer tema de caza (y de corzo): “La Presa, caza del corzo en los bosques del Gran Jura”. Refleja el momento en el que, una vez capturado el corzo, los cazadores ofrecen una parte de la carne del animal a los perros.

 

 “Corzo muerto”. 1857. Colección privada.

Tras esta primera obra, llegaron otras ochenta de temática cazadora. He podido recoger en internet algunos de sus cuadros donde aparece el corzo como protagonista.  

 

“La alerta del corzo recechado, Primavera”. 1867. Paris, Musée d'Orsay 

Courbet no pinta trofeos sino escenas de caza, donde demuestra, según los críticos, un  conocimiento íntimo de la naturaleza y del propósito de la caza. Así, en “Le Chevruil mort”, la postura estirada del cuerpo del corzo, con las piernas abiertas, solo puede indicar la existencia de una observación directa de la escena por parte  del cazador pintor. 

 

 “El corzo muerto”. 

La pintura de animales era tradicionalmente un género menor en Francia. Sin embargo, para sus pinturas de caza, Courbet eligió un gran formato que tradicionalmente se había dedicado a la pintura histórica. Pinta como nadie zorros, ciervos, perros, en muchas ocasiones en escenas de caza que rápidamente reconocemos.

 

 “Macho y hembra de corzo en el monte”. 1864.

Sus pinturas de paisajes son también muy apreciadas. Entusiasman especialmente a Cézanne: "Su gran aportación", afirma a propósito de Courbet, "es la introducción lírica de la naturaleza, del olor de las hojas mojadas, de las paredes musgosas del bosque, en la pintura del siglo XIX [...]. ¡Y la nieve; ha pintado la nieve como nadie!".

 

“Corzos refugiándose en invierno”. 1866. Musee des Beaux-Arts - Lyon.

 

 Corzos en un paisaje nevado. 1867. Colección privada.

En fin, los amantes del corzo podemos ver en este pintor cazador una conjunción perfecta entre trabajo y afición.

Desde Corzo + os deseamos un feliz 2.013.

Corzo en la nieve. 1865-1867. Colección privada. 

 

http://www.artcurial.com/fr/asp/fullCatalogue.asp?salelot=1716++++++56+&refno=10217972

http://www.musee-orsay.fr/es/colecciones/resena-courbet/biografia.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Gustave_Courbet


(02/01/2013 19:26:17) Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros:Estupenda aportación Federico. En el Metropolitan Museum de Nueva York hay expuestas algunas obras de Courbet con corzos y por supuesto me llamaron poderosamente la atención. Gracias por la información y Feliz 2013. Gerardo Pajares

Háganos llegar su comentario
osjvmZyL
<< volver