Perfil Perfil
Está viendo:

Corzo +

5 Octubre 2014

Las anomalías de la cuerna

Las anomalías de la cuerna del corzo siempre han interesado en la ACE, que ha montado una exposición sobre las mismas en varias ocasiones.

 

Los corzos con cuernas malformadas o accesorias también atraen más que otros a algunos corceros. Pues bien a los científicos también les ha llamado la atención la cuerna del corzo.

La longitud y complejidad estructural de la cuerna proporciona una indicación de la calidad individual en muchos ungulados. Se ha relacionado una cuerna de mayor tamaño con un mayor peso corporal y estatus territorial. La selectividad de los cazadores para las individuos con cornamenta de gran tamaño puede tener una incidencia en la estructura de la población. Sin embargo, sobre el significado que  tienen las anomalías de la cuerna sabemos mucho menos.

Se conoce que las cuernas accesorias son el resultado de lesiones en los pedículos de crecimiento. Las cuernas malformadas podrían reflejar la senescencia y el desequilibrio hormonal. Las malformaciones también se han relacionado con una  sensibilidad a la infección estafilocócica o a la inflamación.  Además, se han sugerido algunos otros factores como la amputación del pedículo o el exceso de ácido retinoico.

En esta trabajo publicado en The Journal of Wildlife Management * se analizaron los datos de 2.461 corzos (Capreolus  capreolus) recechados durante 1966-2011 en el oeste de Polonia, para probar varias hipótesis que explicaran la probabilidad de ocurrencia de cuernas anómalas: accesorias, rotas, y malformadas. 

Los autores intentaron comprobar estas 3 hipótesis:

1. La probabilidad de cuerna accesoria es mayor en individuos mayores que en los machos más jóvenes, ya que el riesgo de lesiones repetidas aumenta con el tiempo. 

2. El riesgo de cuerna rota que es causada principalmente por golpes graves, no tiene relación con la edad. La probabilidad de rotura de la cuerna no difiere entre los machos jóvenes y viejos.

3. La probabilidad de aparición de cuernas malformadas tiene relación con la edad, masa corporal, y el hábitat.  Suponen que hay más malformaciones en los corzos más viejos, de menor peso y cazados en el monte (frente a las áreas abiertas agrícolas, con una mayor cantidad y / o calidad recursos para el corzo).

 

 

Y esto fue lo que encontraron:

El 93% de las cuernas fueron normales. La proporción de cuernas con anomalías fue del 0,65% para las cuernas accesorias, 1,06% rotas y del 4,96% para la cornamenta malformada. Es llamativo que la frecuencia de malformaciones fuera disminuyendo hasta un 75% desde 1970 hasta 2010.

Las cuernas accesorias y las rotas ocurrieron típicamente en sólo 1 lado del cráneo, mientras que las cornamentas malformados más menudo crecieron en ambos lados.

 

 En cuanto a sus hipótesis:

  1. La primera hipótesis no se cumplió: la aparición de cuernas accesoria no tenía relación con la edad. Sí había más probabilidad de cuerna accesoria a mayor peso del individuo.

 

2. La segunda hipótesis tampoco se cumplió. Los machos viejos tuvieron el doble de cuernas rotas que los jóvenes. Curiosamente los individuos jóvenes de más peso tenían más posibilidades de cuerna rota que los de menos peso. En los machos viejos ocurría justo lo contrario. Las explicaciones que dan los autores a estos datos me parecen un poco confusas. En general piensan que a mayor edad hay mayor peso corporal y también hay mayor tamaño de cuerna y por tanto más probabilidades de una lesión mecánica en una cuerna grande que pequeña. 

 

3. En cuanto a las malformaciones, fueron cuatro veces más frecuentes en los machos viejos que en los jóvenes. No tuvieron relación con el peso. Los autores piensan que son más importantes algunos factores relacionados con la edad, más que la edad en sí misma. Por ejemplo, las alteraciones hormonales que se producen a mayor edad. Los autores no encontraron relación entre la aparición de malformaciones y la caza en el monte o en espacios abiertos.

Como conclusión, me parece llamativo el bajo porcentaje de anomalías de la cuerna encontrado, en comparación con la impresión que tengo de los corzos españoles. En el caso de las malformaciones, el que su incidencia (frecuencia) haya disminuido con el tiempo, aunque los autores no encuentran una explicación convincente. En fin, el la cuerna del corzo también tiene aspectos misteriosos.

 

* Husˇek J, Panek M, Tryjanowski P. Long-Term Trends and Correlates of Antler Anomalies in Roe Deer. The Journal of Wildlife Management; DOI: 10.1002/jwmg.780

 

(08/10/2014 19:10:07) Gerardo Pajares:Sin duda un trabajo meritorio. Lástima que la cuerna acabe siendo una integral tan compleja y tantos los valores que no se han analizado en este trabajo. En todo caso, creo que es importante tener presente que el incremento en la frecuencia de anomalías es un mal índice para el porvenir de cada población. Saludos.
(08/11/2014 16:41:02) Jan Husek: Hi You can also read about the work here: http://janhusek.wordpress.com/

Háganos llegar su comentario
Z17G943x
<< volver