Perfil Perfil
Está viendo:

Corzo +

14 Julio 2013

¿Sobrevivirán los corcinos? y II

Comentando un estudio sueco1-6, hablábamos en una reciente entrada de Corzo + de las posibilidades de supervivencia de los corcinos. Quedaban algunas preguntas por responder: ¿A qué edad tienen el corcino el mayor riesgo de morir? ¿Influye el sexo? ¿Y la edad de la madre? ¿Defiende la corza a sus crías?

Edad neonatal:

En los corcinos, que se ocultan para sobrevivir, se encuentran dos patrones en cuanto a la edad de depredación.

El patrón más común en los ungulados se caracteriza por una baja depredación durante las primeras una o dos semanas, seguido de un aumento en la depredación,  teniendo las crías entre 2-4 semanas de vida7. La explicación sugerida es que la actividad de la cría aumenta con la edad, y también aumenta el riesgo de ser detectada por los predadores, siendo todavía las crías demasiado jóvenes para escapar. En los corzos, este patrón es el que predomina en las zonas con mayor vegetación, donde las crías se pueden ocultar mejor en las dos primeras semanas y luego, cuando salen a espacios más abiertos, son más vulnerables.

 

El segundo modelo es el de alta depredación desde el nacimiento, continuando sobre todo durante el primer mes de vida. Es el patrón de los hábitats más abiertos, con mezcla de bosque y paisajes agrícolas. Los corcinos parecen ser altamente susceptibles a la depredación también durante la fase de ocultación temprana (primeras 2 semanas). Esto es los que ocurrió las 86 crías en la que se pudo estudiar ese dato en Suecia: la tasa de depredación fue mayor durante la primera semana de vida (Fig. 1). 

Fig 1. Edad (semanas) y riesgo de depredación. Porcentaje de corcinos muertos (barras, eje izquierdo) y tasa calculada de depredación (línea, eje de la derecha). 

 

En cualquier caso, el 98% de los corcinos que mueren lo hacen antes de los 40 días de edad. Los corcinos que vemos ahora, a mediados de julio, es casi seguro que alcanzarán el año. 

Sexo

También en este aspecto hay discrepancias. El estudio sueco no encontró diferencias, pero en un estudio previo noruego7 los machos tenían más riesgo de depredación (por cierto, los machos de corzo parecen tener mayor mortalidad ya desde que nacen). ¿Se debe esto a la mayor actividad de los machos? En los ciervos de cola blanca (Odocoileus virginianus) las diferencias de comportamiento entre los cervatillos machos y hembras aparecen a la edad de tres semanas. Nuevamente, estas diferencias tendrían mayor importancia en las zonas de menor cubierta vegetal.

Composición del hábitat

Existe un mayor riesgo de depredación neonatal en hábitats abiertos. Los corcinos son visibles a larga distancias, durante sus movimientos y las visitas de la madre. Los depredadores pueden utilizar a las madres como señales visuales con el fin de localizar a los recién nacidos. Esto aumenta la mortalidad los años de abundancia de zorros. Sin embargo, en otros años, la mayor disponibilidad de comida en este tipo de terrenos compensa el riesgo.

 

Edad de la madre

Podíamos intuir que a madres más expertas, menor mortalidad de las crías. Pero esto no se confirmó en Suecia. El número de crías por hembra en septiembre era el mismo en las primíparas que en las de 4 o más años de edad. Esto no ocurre en otros ungulados de comportamiento similar al corzo, así que habrá que ver si otros estudios confirman o no este dato.

 

Capacidades de defensa de las corzas

En Ekenäs, se registraron 49 encuentros entre zorro y corza durante 1986-1999. La corza atacó el zorro en 29 casos (59%), de forma similar a como hemos visto en algún video publicado en nuestro foro. En el resto de las ocasiones, la corza se limitaba a observar al zorro (14) o escapaba (1) o mantenía una distancia de seguridad (5). En 26 de los ataques (90%), la corza expulsó con éxito el zorro de la zona. En dos casos la corza logró salvar a un corcino atacado por un zorro. 

Casi todo lo explicado en estas dos entradas de Corzo + puede ser válido par terrenos de similares características y con un solo predador, el zorro rojo. Pueden no ser válidos cuando se asocien el lince, el lobo o el jabalí.

 

1Jarnemo A. Neonatal Mortality in Roe Deer. Doctoral thesis. Swedish University of Agricultural Sciences Uppsala 2004. Acta Universitatis Agriculturae Sueciae Silvestria 321. Disponible en http://pub.epsilon.slu.se/656/1/AJAfin0.pdf

2Jarnemo, A. and Liberg, O. Red fox removal and roe deer fawn survival – a 14-year study. Journal of Wildlife Management, in press. 

3Jarnemo, A., Liberg, O., Lockowandt, S., Olsson, A. and Wahlström, K. 2004. Predation by red fox on European roe deer fawns in relation to age, sex, and birth date. Canadian Journal of Zoology 82: 416-422. 

4Jarnemo, A., Kjellander, P., Liberg, O., Månsson, J. and Nordström, J. Trade-off between high-quality forage and neonatal predation risk. Manuscript. 

5Jarnemo, A. 2004. Predation processes: Behavioural interactions between red fox and roe deer during the fawning season. Journal of Ethology 22: in press. 

6Jarnemo, A. 2002. Roe deer Capreolus capreolus fawns and mowing – mortality rates and countermeasures. Wildlife Biology 8: 211-218. 

7Aanes, R. & Andersen, R. 1996. The effects of sex, time of birth, and habitat on the vulnerability of roe deer fawns to red fox predation. Canadian Journal of Zoology 74, 1857-1865.

Háganos llegar su comentario
B2WI94L9
<< volver