Perfil Perfil
Está viendo:

Corzo +

17 Diciembre 2011

Walking on the wild side?

Comentábamos hace días la comunicación oficial de la posición del Consejo Internacional de la Caza y para la Conservación de la Vida Silvestre frente a la caza manejada artificialmente con finalidad comercial. En realidad es una mera cuestión de conceptos.

Se define la caza como la captura y eventual muerte de los animales silvestres, puede tener finalidad trófica o meramente lúdica, pero se distingue netamente de la ganadería en que los seres humanos no nos ocupamos de su cría, alimentación, reproducción y cuidados. No obstante a día de hoy esta es una frontera complicada. ¿Qué es silvestre en Europa y qué doméstico cuando hablamos de caza?

En el año 2010, Atle Mysterud, quizás el más prolífico y genial de los investigadores recientes en ungulados salvajes de Europa, escribió un interesante artículo que tituló Still walking on the wild side? (¿Caminamos aún por el lado salvaje? Actuaciones de gestión hacia la "semi-domesticación de los ungulados cazables).*

Imagen procedente de  http://www.newzealanddeer.co.nz

Él incide en que las cuestiones de concepto no son triviales. Así recoge que un animal doméstico es aquel criado en cautividad con el propósito de obtener un beneficio económico para la comunidad humana de forma que se mantiene el control completo sobre su reproducción, organización territorial y el suministro de alimentos (Clutton-Brock 1989)**. Si revisamos qué estamos haciendo en muchos lugares de España con los jabalíes, cabras monteses, jabalíes o gamos, quizás no sea posible evitar calificarlos como animales domésticos, o al menos semi-domésticos.

El proceso de domesticación ocasiona a medio y largo plazo algunas modificaciones en los animales. Algunas son evidentes, diríamos que deliberadamente procuradas, tales como cambio de color de la piel, tamaño y forma de los cuernos, en tanto que otras no lo son tanto como resistencia a enfermedades, precocidad sexual, etc.

De nuevo Clutton-Brock define a las especies o poblaciones semi-domésticas como aquellas que tienen una morfología, comportamiento, fisiología resultado del manejo parcial sobre su cría, mortalidad, uso del espacio o suministro de alimentos con el fin de aumentar su rendimiento económico potencial.

Igualmente recoge que el temor a las personas no es una característica distintiva de los animales silvestres, ya que hay ganado que se comporta de una forma marcadamente esquiva como por la evidencia de que hay fauna silvestre que no muestra el menor miedo al hombre.

Por lo tanto el grado de domesticación depende de:

- el nivel del control humano sobre la cría, la mortalidad, el acceso a los alimentos, el uso del espacio como medio de presión selectiva.
- Cuánto difiere esto del estado original.
- Del grado de afectación del fenotipo en relación al modelo silvestre.

Fotografía procedente de http://enbuscadelainsignia.skyrock.com

No es fácil determinar cuándo una finca vallada pasa a ser una ganadería ya que las graduaciones pueden ser infinitas. Quizás la clave para distinguirlas sea recurrir a valorar las diferencias en la estructura poblacional. En una granja se ejerce un control directo sobre los ejemplares que se reproducen, en especial por la selección de machos. La explotación de los machos de los ungulados silvestres por el valor económico de sus trofeos constituye un peligro manifiesto para la conservación, ya que ocasiona una deriva resultado de una presión selectiva anómala. La eventualidad de obtener un retorno económico por este tipo de manejo supone un riesgo de evolución a la semi-domesticación o a la domesticación completa de nuestra fauna.

 

El autor hace hincapié el la necesidad de generar preocupación por los efectos indeseables de estos modelos de gestión más que de cambiarlos bruscamente, de forma que tendamos a mantener a nuestros ungulados lo más "salvaje" posible. Nos dice que además del concepto silvestre debemos tener presente que este fenómeno afectará a largo plazo a la idea que se tiene globalmente de la caza. Los gestores deben iniciar un debate para decidir en qué dirección debemos seguir: still on the wild side?

*.-Mysterud, A (2010) Still walking on the wild side? Management actions as steps towards "semi-domestication" of hunted ungulates. J.Appl.Ecol. 47.920-925.

**.-Clutton-Brock,J (1989)A Natural History of Domestic Mammals.Cambridge University Press. Cambrigde.

Háganos llegar su comentario
GKBNE6Q1
<< volver