Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Caza

Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
09/10/2019 11:11:32
(1 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto por tratar de entender esta nueva ola, y como hila con una afición tan especial como es la caza. Vaya por delante mis respetos para todos aquellos que lo son o lo intentan..

Un influencer según el diccionario, es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca producto o servicio. Hasta aquí creo que lo entendernos todos. O sea que aplicado a la caza, entendería que alguien que vende un servicio, escribiera sobre esa marca producto o servicio para tratar de ganar clientes. Tenemos muchos casos bien cercanos de amigos que representan por ejemplo marcas de ropa y que contando sus andanzas por las redes consiguen potenciales compradores y dar una imagen de marca concreta etc..

Parece que también pueden ser influencers aquellos que por su expertise y conocimientos, ven un camino para ganar “posición social” en el mundo cinegético y que con el tiempo lleguen a ser conocidos por el resto del sector, que además podrá contar con ellos para ser representantes o embajadores de sus marcas, o ser requeridos por ejemplo  para escribir artículos o dar conferencias y ganarse con ello un buen dinero extra. Todo normal hasta aquí.

Para mí lo sorprendente es que alguien inbuido por el espiritú de lo que ve o lee en las RRSS se pueda llegar a exponer a los ojos de todo el mundo mostrando sus experiencias cinegéticas en forma de fotos. El ejemplo del venao ese grande cobrado en Zamora hace un mes diciendo además la zona o el término, no me llega a entrar en la cabeza. Siendo la caza además un acto tan íntimo y personal, y por tanto creo que reservada para uno mismo, o a lo sumo a la familia y/o los amigos y aficionados más cercanos. Al menos así ha sido en el pasado. Esta forma de entender la caza no tiene porque estar reñida con no sentirnos orgullosos por practicarla. Que haya gente que inbuida por el deseo de enseñar sus trofeos, no valore los pros y contras de todo esto, o que los valore y le compense, no es entendible.

Decía mi abuelo que enseñar una foto con un trofeo a un desconocido, era como enseñar a la mujer de uno desnuda a los demás, y ahora es todo lo contrario. Tanto ha cambiado esto en 40 años.

Otro tema que me subyuga, es que muchos están convencidos que mostrando la cara amable de la caza o cuidando los detalles y que no somos unos “asesinos” que es una cosa que se da o al menos yo lo creo firmemente en la inmensa mayoría de los cazadores, conseguiremos la bendición  de ecologistas y anti cazas. La caza tiene que ir unida a la conservación, eso está claro, pero no de la mano de esta gente que nos la cortará antes que después. En todos los programas políticos de los que representan a esta gente la prohibición de la caza, está entre su prioridad más acuciante.

Me decían el otro día que alguno de estos influencers se hacía fotos con el mismo trofeo de corzo y jabalí cazado, cambiándose de ropa, la postura del animal y el ambiente de la fotografía, para que a los ojos de los demás en vez de uno, fueran con el tiempo, media docena los animales los cazados y así poder publicar fotos recurrentemente. Que cada uno saque sus conclusiones. Sin meter por supuesto a todos en el mismo saco. Pero estos casos se dan cada vez más.

Por otro lado lo que veo es que en este tipo de canales la interacción con los demás, es nula o casi nula. El que escribe cuenta o muestra y el que recibe observa y calla, o sea que también puede ser un tipo voyeurismo o exhibicionismo que busca el aplauso sin más de gente desconocida.

Porque este modelo nuestro ( el de estos foros por poner un ejemplo ) de gente más o menos formada en la materia, que persigue sin más intercambiar opiniones, está de capa caída?. Es que la cosa se nos va quedando pequeña?.

Lo mismo los que llevamos siendo influencers media vida somos nosotros, pero nos hemos quedado anticuados, y/o no nos estamos adaptando a los nuevos tiempos de mostrarnos al Universo.

Haciendo un paralelismo tonto, a mí me parece que los foros de la ACE serían como jugar o ver la Champions en el estadio del Hércules con media entrada, y lo otro un partido de regional preferente jugada con en el Bernabeu hasta arriba de público. Yo desde luego me quedo con la primera siendo jugador o espectador.

Hago examen de conciencia porque aquí escribo y lo que busco, creo que lo tengo claro:

Escribo porque me gustan los corzos y enseñar y aprender de ellos charlando con vosotros

Que esta Asociación no muera y los foros para mí serían la punta de lanza para que eso no pase. ( fijaos en páginas afines cuando sus foros han muerto)

Que haya muchos más socios para poder ser un grupo de referencia o presión entre otros colectivos afines o no y la Administración. Y que con nuestras cuotas se acometan proyectos que redunden en nuestros socios: estudios, libros etc..

Que gente más neófita, coja de aquí y de allá y ahorme su propio criterio para llevar a cabo esta actividad, además de  intercambiar amablemente consejos opiniones con los demás para seguir aprendiendo.

Que sacando temas recurrentemente la gente se anime a participar.

Tb puede ser que el personal se aburra con el tiempo, o le parezca que ya lo hemos hablado todo, o que al ver que no saca por aquí nada de lo que pretendía, decida que para eso, pues se desnuda delante de mucha más gente.

No soy alarmista con los foros, porque dan para lo que dan, pero es complicado que si esto acaba muriendo por inanición, podamos seguir siendo una entidad de referencia y sin darnos cuenta empiece el goteo que nadie desea. Entre todos la matamos y ella sóla se murió.

Que os parece a vosotros todo esto?

Saludos,

Alfonso Treviño.

 

 

 

Daniel Becerra Aguirre
09/10/2019 12:44:52
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Pues un gran tema en el que tengo pensamientos encontrados.

Creo que las redes sociales no le vienen bien en general a la caza y por otro lado también me molesta que tengamos que estar ocultos como si de una logia secreta de tarados se tratara.

Los influencers nacen por ese afan de postureo que muchos cazadores tienen de siempre. Antes con invitaciones a sus pabellones de caza, o fotos en papel y hoy amparados en las redes sociales y con el altavoz de miles o millones de oyentes.

Por otro lado estan las marcas, que ven la posibilidad de llegar a audiencias muy definidas y nichos de mercado que de otra forma costaría mucho impactar y que fomentan a estos influencers con regalos y cohechos.

En general y como resumen a mi me gusta la gente de verdad, que siente la caza de verdad y dentro de todos estos influencers hay alguno que se salva, pero muchos me dan pereza, porque me quieren colocar su linterna megaplus o su gorra beretta un día que llueve y su rifle que mata los bichos a 650m...

saludos y buen tema!!!

P. O. Sánchez de Lerín
Autor: P. O. Sánchez de Lerín
09/10/2019 20:55:49
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Al final, las redes sociales son una de las herramientas más poderosas del siglo XXI. No son más que la forma de conectar gente a la que une un interés común y de compartir lo que se quiera. A partir de ahí, cada uno puede utilizarlas como crea oportuno, tanto bien como mal. Las redes sociales son lo que hacemos de ellas. Lo que es innegable es que son el futuro, y que las nuevas generaciones han (hemos) crecido con ellas y forman parte de nuestra forma de vivir, informarnos y comunicarnos. Uno puede elegir si se suma a las nuevas tendencias o no, pero ignorarlas no va a hacer que desaparezcan.

Con los foros y las redes sociales sucede algo parecido a lo que ha ocurrido con los diarios. Al principio, los grandes diarios en papel desdeñaron internet porque, decían, nada puede igualar a la prensa escrita. Las caídas cada vez mayores en ventas e influencia (y el auge de los medios digitales) les han hecho ver que ignorar este nuevo mundo sólo los lleva a quedarse atrás y ser olvidados. Ningún periodista que se precie ignoraría ahora el poder de internet. Pues con los foros igual. Son, indudablemente, una forma más reposada de intercambiar ideas, pero también menos inmediata. Siempre por escrito, teniendo que entrar a través de la página correspondiente. Tienen su valor y su utilidad, pero no son incompatibles con las redes sociales. Lo que tienen que hacer es transformarse hacia un ámbito donde aporten un valor diferencial frente a aquéllas. Intercambiar fotos en un foro no tiene sentido. Es más rápido, más fácil y más cómodo por Instagram. Tampoco sirven para trasladar un mensaje escueto o una noticia: es más fácil, más rápido y más cómodo por Youtube o Twitter. Los foros, como los foros romanos, pueden ser lugares de intercambio de ideas, de debate, de encuentro, y eso es lo que deben buscar.

En cuanto a los "influencers", es sencillamente gente que usa la herramienta que le dan las redes del modo que creen conveniente. Algunos con fines comerciales, otros por afán de protagonismo, otros para difundir una postura o un mensaje, otros para conectar con gente con ideas parecidas. Lo bueno de las redes sociales es que uno puede elegir con bastante libertad qué quiere ver y quién no quiere que le vea. ¿Que un cazador se hace popular en las redes y aprovecha esa popularidad para ganar dinero o que le regalen cosas? Pues bien por él: a quien no le interese, basta con no seguirle. ¿Que otros se limitan a ver lo que hacen otros? Ese “voyeurismo” se puede anular eliminándolos como seguidores. Libertad de elección.

Otros, en cambio, pueden utilizar las redes para difundir un mensaje, o una idea, y acceder así a gente que de otro modo nada sabría de ellos. No sólo no lo veo mal, sino incluso útil. "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos". Quienes acceden a este foro ya están convencidos (creo) de que caza y conservación tienen que ir unidas, que no todo el que dispara es cazador y no todos los cazadores disparan. Es un público escaso: desde de 2018 (el último año) ha habido un total de 198.685 visitas y 841 respuestas, excluyendo "el rincón fenicio". Por entrada la media es de 1202 visitas y 5 respuestas. Las que más reciben son, normalmente, las relativas a equipación para cazar (armas, navajas, botas) y... las fotos.

Pedro Ampuero (por poner un ejemplo del que precisamente se ha hablado en este foro hace poco) tiene 20.400 seguidores en Instagram. Eso quiere decir que con diez fotos llega a más gente que todas las entradas de los foros de la ACE en un año. Con una sola foto llega a la misma gente que veinte entradas en los foros. Sumando los comentarios que ha recibido en sus fotos desde el 28 de septiembre (hace poco más de quince días) ya son 101, más que veinte entradas de media en los foros. En sus publicaciones no se limita a enseñar trofeos o a promocionar a la marca que le paga: también difunde la idea de la caza esforzada (con arco, sobre todo), del disfrute del campo aunque no se mate nada, de respetar a los animales que no son de matar, de aprovechar la carne, de disfrutar del campo en familia, de convertir al perro en un socio de correrías… Que luego ponga un “hashtag” o que le pague una marca no creo que desvirtúe ese mensaje. Al revés: cuanto más se den cuenta las marcas de que esa forma de ver la caza puede ser rentable, más influencia tendrá y más podrá afectar a la imagen que los no cazadores tienen de la caza y al concepto que los cazadores quieran tener de sí mismos.

Es innegable que el potencial que esto representa es enorme y, como decía al principio, se puede usar bien o mal. Ignorar las redes sociales no hará que desaparezcan, ni que los jóvenes dejen de acudir a ellas. Al contrario: hay que aprovechar esa herramienta para llegar a ellos, que son el futuro de la caza (y del campo), al fin y al cabo. Ignorar a los “trolls” que sólo quieren tocar los bemoles (véase animalistas radicales) e intentar difundir el mensaje por esos medios. Tenemos a nuestra disposición un altavoz capaz de llegar instantáneamente a todo el planeta, al bolsillo de cada persona con un poco de interés y de mostrarles lo que puede (y debe) ser la caza. ¿Lo usaremos?

Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
Autor: Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
11/10/2019 13:30:37
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Entiendo las cuitas de Alfonso y en parte participo de ellas. Creo que para analizar correctamente este asunto hay que trabajarlo por partes.

- ¿Qué devenir tienen hoy los foros de debate en internet?: Creo su vigencia ha caido mucho. Hasta hace relativamente poco los foros eran unas herramientas de intercambio de información, un lugar donde poder plantear dudas y en el que, merced a las contribuciones de gente más preparada, se obtenían respuestas valiosas. Hoy la potencia de la información acumulada en servidores, los algoritmos de traducción y búsqueda, las noticias falsas y los trolls, y sobre todo la lentitud de las contestaciones, el temor a ser puesto en cuestión por gente poco formada, etc. han desvirtudado mucho el interés de esta herramienta. Esto ya lo vivimos hace años los que somos perros viejos en este medio. ¡Qué lejos quedan ya las descargas de ficheros por ftp o las listas de discusión por Listserver o Majordomo, o los chats! En fin, todo aquello fue superado. Creo que los foros están hoy de capa caída, no solo este de la ACE, sino que es un fenómeno bastante global.

De todos modos estoy de acuerdo en que para que los foros funcionen se necesitan animadores, gente que trabaje todos los días varias horas buscando temas, fotos, hilos de debate y sea capaz de moderar el talante de los mensajes y de las respuestas. Eso dejó de suceder hace tiempo salvo los mensajes regulares de Alfonso Treviño.

- ¿Por qué las RRSS en la caza?: Las RRSS han triunfado porque nos han dado lo que queremos. Altavoz a cualquiera y satisfacción morbosa. En efecto las RRSS han transformado la jerarquía social. Ahora la opinión de cualquiera es igualmente valiosa con independencia de su formación o condición. Es suficiente con adornarlo con unas buenas o chocantes fotos o videos, y un cometario trivial, arriesgado o sencillamente falso cobra plena vingencia y actualidad. Además cuesta distinguirlo del realmente valioso y contrastado.

El fenómeno actual está vinculado a la posibilidad de tener acceso gráfico inmediato y continuo a los hechos, actos y opiniones del personaje. Por lo tanto hemos pasado de un medio como las listas de debate o los foros, que eran o son herramientas para la búsqueda de información, a la curiosidad más o menos morbosa por los hechos, opiniones, hazañas o logros del personaje seguido. En este trance se ha perdido la capacidad crítica y se asume sin debate como verdad el mensaje del mito. A esto se le llama mesianismo. Este es otro de los riesgos de este fenómeno: asumir como verdad una propuesta o una opinión sin posibilidad de debate. ¡Quién se atreve a poner en solfa, con dos líneas en twitter, instagram o facebook la opinión del gurú!

Es incontestable que el tiempo que consume un cazador, no solo los jóvenes, se destina más a ver fotos o videos que a leer sesudos o torpes mensajes como este. 

Otro asunto de suma importancia es que estos lideres de opinión no convencen a nadie, tan solo apuntalan las opiniones que el seguidor tenía. No creo que nadie siga en las RRSS a gente con la que está en desacuerdo. ¿Alguno de los aquí presentes ha agregado a gente de PACMA o Ecologista en Acción?, por poner un ejemplo. Casi seguro que buscamos cazadores que representen nuestro interés, forma de caza, especie y modalidad favorita. En definitiva, que nos den en el gusto. Vamos, que apuntala nuestra convicción de cómo debe ser la actividad y no contribuye a la visión crítica ni al conocimiento.

- ¿Qué interés tiene para la caza el fenómeno influencer? La caza, como cualquier actividad ligada a una destreza tiene el riesgo de la mitomanía. El ser humano tiene inclinación a desarrollar admiración inconsciente, no siempre justificada, por algunos modelos de conducta, generalmente carismáticos. Si se suma a ello el interés morboso por saber y ver el resultado de esa destreza, entenderemos el éxito de este tipo de fenómeno. A ello debemos añadir que el modelo admirado suele llegar a ello bien por vanidad, autocomplacencia, superioridad moral o interés crematístico, entre otras razones. Supongo que puede haber también, aunque me cuesta creelo, cierto interés didáctico, pero el hecho de ver pocos docentes de prestigio entre el elenco de influencer me hace dudar de esta justificación.

No obstante, el riesgo de este tipo de modelos admirables por la comunidad es que con frecuencia tienden a defraudar, ya que en realidad son personas con sus virtudes y defectos. Con el paso de los años todos hemos visto la caída de los mitos por cuestiones de toda índole (corrupción, sexismo, comportamientos falsos, etc.) lo que ha causado daño no solo al personaje si no también a su causa.

Creo que en general esto no beneficia a la caza, y es posible que a ninguna actividad. Dudo que haya más cazadores fruto de ninguno de nuestros más seguidos idolos. El beneficio, siempre transitorio, es para el influencer.

Sé que tengo amigos en el lado de la fama, pero no necesariamente me gusta lo que hacen ni cómo lo hacen.

Saludos

Gerardo Pajares

Jose Maria Del Cuvillo Peman
Autor: Jose Maria Del Cuvillo Peman
13/10/2019 12:29:16
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

En el oportuno tema que saca a la palestra Alfonso hay a mi juicio dos aspectos diferentes sobre los que opinar: la utilidad de las webs como las de la Asociación como espacio de debate e información y la utilidad, positiva o negativa de los influencers para el mundo de la caza.

Respecto al primer aspecto no tengo ni duda de la utilidad de esta página web. Yo me asocié por mi creciente interés sobre la especie, desde el puto de vista cinegético, y con un afan de aprendizaje que en la mayoría de los casos ha sido satisfecho a través de la lectura de los foros, antiguos y nuevos. Por eso, desde mi punto de vista la página de la Asociación es útil y es importante, por el bien de nuestra afición, que se incremente su participación en ella, acogiendo con paciencia las intervenciones de los noveles e incrementando, en la medida de lo posible los temas de debate..

Respecto al otro, aspecto, que aún siendo el que da titulo al hilo he dejado para el segundo lugar, mi opinión se bifurca nueva mente en dos: el analisis de la figura de los influencers en general y dos, su influencia en el mundo de la caza.

En mi inocencia respecto al mundo de las redes sociales he llegado a pensar que en algunos casos los influencers solo buscan llenar su ego, todos lo tenemos, y mientras se encuentran en esa etapa, tienen todo mi respeto, aún cuando yo personalmente no lo haría. Soy de los que piensan que compartir actividades o exitos lo haces con tu familia y amigos, y de estos últimos con los dedos de las manos sobran algunos para poder incluir en la categoría de la amistad. En este punto la unica cuestión está unicamente en lo más o menos laxo del concepto de la amistad que tengamos. Pero por eso digo que me merecenel respeto, pues cada cual tiene el concepto de la amistad que estime más oportuno.

Cuando el influencer ha pasado al segundo stage, esto es que se da cuenta que lo que hace le puede reportar beneficios personales a costa de los que el califica como amigos, y continúa con su actividad, en ese momento deja de tener mi respeto, pues no me parece correcto desde el punto de vista ético. Hacer uso de "los amigos" con el objetivo de buscar un lucro personal mercadeando seguidores y sin poner el cartel de advertencia de lo que se va a hacer con mayusculas y luces de neón, no me parece correcto.

Entiendo que por influencers se conoce al término en esta última acepción que he definido en el párrafo anterior. Partiendo de ello, veo absolutamente negativa su práctica en relación con nuestro mundo de la caza. Se da a un conjunto muy amplio de la sociedad, con el que no se tiene la cercanía sufieciente como para matizarles personalmente lo publicado, una imagen de nuestro mundo que no es real y puede ser absolutamente distorsionadora para la percepción de la caza por la los demás. A través de estas personas se ha pasado a un mundo de trofeitis en el que el lance y la preparación del lance quedan en un segiundo, que digo segundo, en un tercer o cuarto plano, y todos sabemos lo que significa eso.

Nada más por mi parte.

Jose Maria Del Cuvillo Peman
Autor: Jose Maria Del Cuvillo Peman
13/10/2019 12:59:32
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Bueno si, una cosa mas. Para evitar malos entendidos. Tengo el maximo respeto por los influencers que abiertamente informan de su objetivo comercial. Creo que se sobreentendia pero siempre es mejor aclararlo.

Laureano de Las Cuevas Alvarez
Autor: Laureano de Las Cuevas Alvarez
13/10/2019 13:59:34
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Buenos días a todos.

 

"Influencers", bonito palabro.

Si bien es cierto, que con las nuevas tecnologías y las rrss, la realidad es cada día más difícil de escudriñar, como bien dicen Alfonso y Gerardo. La tecnología no tiene la culpa de que grandes, grandísimos egos de pequeñas personas ocupen un trozo del ancho de banda, para llevar en la mayoría de los casos nimiedades para hacerse notar. O intensas peroratas, para aprovecharse económicamente de la buena fe del usuario de redes sociales. 

Entiendo que las redes sociales, pueden ser utilizadas de infinidad de formas, y estas son una herramienta de ocio más, y es perfectamente lícito usarlas para algo más que la divulgación, pues no son el "google académico". Yo, por ejemplo, soy un recién llegado a este mundo de Instagram, y entre otros, me vi animado, para poder seguir disfrutando de las estupendas fotos que Gerardo colgaba. Ultimamente, cada vez me atrae menos asomarme a esta aplicación, pues quitando un par de perfiles, la inmensa mayoría rezuman "cierto olor a podrido". Lobos con piel de cordero, con una amable apariencia, con la excusa de transmitir conocimiento, o las virtudes de una forma de vida, engañan a sus "followers" (otro estupendo palabro), de sus verdaderas intenciones; recibir prebendas, inflar aún más sus fútiles egos, vender libros, monterías o lo que sea, bajo la excusa de la lucha por la causa... 

No voy a entrar en los contenidos, pues incluso a los más bizarros, se les está yendo la pinza con tal de conseguir su minuto de gloria, y hay que leer cada gilipollez sobre caza o conservación, de verguenza ajena. Y lo peor de todo, cuando esos contenidos han sido obtenidos de forma poco ética o directamente delictiva, apropiados directamente de terceros, o apartados del fin para el que fueron realizados.

Quizás sea cierto, que lo es, que los foros en general estén de capa caída. Pero me parecen el lugar idóneo para difundir, contestar y crear debate constructivo sobre lo que sea. Puesto que aquí, no está el cómodo botón de “bloquear" al que te quita la careta o refuta inútil tu argumento.

Creo también como vosotros, que deberíamos volver a este espacio de comunicación, y tratar de dedicarle algo más de tiempo, entonando el primero el "mea culpa". Ya sé que no tendrá la recompensa de 5000 likes, ni podrás bacilar del ingente número de seguidores. pero si de algo estamos seguros los socios de esta casa es que, nuestros foros, son constante referencias en publicaciones y consultas, de quien de verdad quiere acudir a una opinión autorizada o el sentir de una entidad comprometida, con algo más que aumentar su número de "seguidores", que no de socios.

 

Abrazos.

 

Laureano

Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
15/10/2019 13:04:11
(0 vistas, 17 respuestas)
Los Infuencers y la caza.

Pues la verdad es que me deja bastante más tranquilo la respuesta de la mayoría de vosotros sobre el tema y el diagnóstico de la cosa en cuestión. Otra cosa sería la solución para intentar revitalizar nuestra Web.

Un tema que ha salido poco a colación en la conversación y que puede volverse como un boomerang contra todos los "modernos", es que se empiecen a prohibir publicaciones o censurar fotos en las RRSS, y se haga extensivo con el tiempo a todos los perfiles que contengan material relacionado con la caza. Ya está empezando a ocurrir.

Si eso pasa y se generaliza a futuro, lo normal es que decaiga de golpe el interés por este tipo de medios, con lo que algunos argumentos aquí vertidos se desmontarían de golpe.

De hecho, os mando una noticia que ha salido hoy sobre la petición por parte de Artemisan de la reactivación de un perfil de una empresa cinegética a la que habían censurado en Facebook. Para que le echéis una pensada sin más.

https://www.fundacionartemisan.com/2019/10/15/artemisan-reclama-a-facebook-la-reactivacion-del-perfil-de-una-empresa-cinegetica-y-le-recuerda-que-no-puede-censurar-una-actividad-legal-y-legitima/

La intervención de Gerardo Pajares me ha parecido muy elocuente y reveladora, creo que no se puede explicar mejor. 

El tratamiento para revitalizar al “enfermo”, si es que lo está, está también muy claro y depende exclusivamente de nosotros.

Lo único que deseo y espero por el bien de nuestra Asociación a futuro, es que los socios y simpatizantes por esta y por muchas razones, se animen a participar en la medida de sus posibilidades.

Creo que hay infinidad de temas para poder charlar amigablemente, aunque hayan salido ya en estas páginas en él pasado. Ambos canales: éste y el de las redes no son excluyentes, y no estaba en mi intención cuando abrí el hilo molestar a nadie, que haya decidido apostar fuerte por ellas, aunque lo siga sin entender.

Lo que intento defender aquí es esta forma de intercambiar opiniones y que otros valoren porque apostar. Por la parte que me toca, así seguirá mientras el corzo y todo lo que le rodea, me siga encandilando.

 

saludos,

Alfonso.