Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

General

Usuario anónimo
13/06/2005 16:55:18
(1 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Últimamente estoy un poco cansado de la trofeítis corzuna. En el bar del pueblo, en los foros de caza, hablando hasta con el pastor...parece que todo el mundo está loco con el corzo. Pero no con su caza, sino con su trofeo. Parece que da igual matarlo desde el todoterreno, hacer una simple espera en un aguadero en verano, o cepillárselo a doscientos metros como si fuese un sarrio. Con tal de que tenga una buena tabla, es suficiente. Qué pena me da ver a la gente que no disfruta de un rececho bien pergeñado, de un acercamiento planeado. Qué pena me da ver que cada vez se caza menos y se mata más. Tengo vistos muchos corzos, alguno de ellos buenos ejemplares. Sin embargo, últimemente me he decantado por uno de ellos que posee un trofeo normalito y, aparentemente, peor que el de otro, porque se encuentra en un sitio inaccesible (por viento y por vistas, así como por ampararse en un lateral emboscado lleno de hojarasca crujiente). Ese y no otro es mi objetivo a corto plazo. Ladraba ayer un machaco a doscientos metros, y me decanté por este pajarete que hace las delicias de mis pensamientos, de mis noches y de mis evasiones. Ya sé, ya sé: basta picarse con un corzo en particular para irse bolo la temporada entera. Pero me da igual. El resto no importa. Ante la imposibilidad de luchar contra la tozudez humana y el cretinismo de masas, estoy a la espera de que se vayan acabando los grandes trofeos y nos dejen a los amantes de la caza por la caza, cazar en paz. Os envidio a veces a los del Norte, porque allí la fiebre está más dormida y se valora mejor un lance como tal. Un cazador de Guadalajara. A. Elvira.
Usuario anónimo
14/06/2005 18:33:44
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Estimada "rara avis" de cazador romántico, estoy como tú simplemente decepcionado por la vorágine corzuna, mi primer corzo lo hice mío en agosto de 1.984 en los hayedos de la Demanda (Burgos) cuando casi no se cazaban. Comparto contigo tu apreciación, aparte de la emesis que me poroducen los comentarios de bares, juntas y cenas trofeísticas, es notorio que casi nadie intenta frenar la especulación corzuna, ni cazadores, ni propietarios de terrenos ($$$$), ni Federaciones, ni Asociaciones, ni desgraciadamente la Administración, -.para muestra un botón.- el pasado 20 de enero asistí a la Jornada de Gestión Cinegética de Castilla y León, organizada por la Delegación Burgalesa de la Federación de CyL y la colaboración de la Asociación del Corzo Español, acudimos por la tarde a la exposición escasas 23-25 personas (esto del corzo no llama al cazador federado y tampoco se notó la convocatoria de la ACE a sus socios), se habían enviado una encuesta al colectivo y ese día se habían recibido tan sólo 36 contestadas, una de las preguntas era si se consideraba que tendría que haber dos precintos de macho, uno trofeo y otro para los juveniles, viejos o selectivos. El único representante de la Administración que asistió por la tarde, defendió el actual mono-precinto de machos pues sino se originarían más problemas, los cazadores se harían los aviones precintando trofeos con los de selectivo, habría más especulación etc., extrañamente esta postura choca frontalmente con la gestión que realizan en las reservas regiomnales de caza, que como todo el mundo sabe, hay dos precios de permisos uno para trofeo y otro para no medallable. En definitiva se nos está hurtando la posibilidad de cazar corzos a precio razonable, se está discriminando a los cazadores de lance ¿Si nuestro actual precinto al precio de mercado de 100.00 euros o más, quién lo malgasta en corzos juveniles o selectivos? Aún queda un consuelo para los cazadores románticos, conservar  un precinto para salir al campo, disfrutar recechando-no disparando y  gastarlo en otoño si vemos algo que nos llene plenamente, para gustos los colores. Saludos
Usuario anónimo
15/06/2005 10:39:33
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
...si es que en Otoño estuviese abierta la veda, cosa que no sucede en muchas comunidades. En fin, Fernando: todavía estamos los que colocamos en lugar preferente de nuestra colección (modesta en mi caso) corzos de poca imagen, relegando a algún rincón otros de mucho mejor porte...y todo, porque los primeros nos recuerdan un lance infinitamente más apasionante. Sólo nuestra conciencia nos martillea cada vez que vemos los segundos diciéndonos si hicimos o no hicimos bien en dispararles. Cada cual puede hacer lo que quiera con los precintos. Yo tengo la inmensa suerte de cazar para disfrutar, no para aparentar. Un saludo: A.Elvira.
Usuario anónimo
15/06/2005 18:41:08
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Estimado Alfredo, compañero de viaje, vamos en contra de corriente, la generalidad cazatil por ahora carece de ética y de conciencia, compartimos aficción en un mundo de listillos, concretando en esto del mundo del corzo, te contaré un caso de traca, se homologa un corzo como récord de una comunidad autónoma y está cazado en otra que no obtendría el diploma y por lo tanto el cazador no saldría en las fotos de la entrega anual de Diplomas (sin comentarios) y para más inri sus amigotes les cuenta la "hazaña", y a éstos les sobran segundos para contar en cenas y tertulias que ese récord fue cazado en Soria, en el coto vecino, que lo cazó al pasar por allí y nada menos que desde el coche. Otro ejemplo que pasa con esto de la medallitis y los récords de caza, los afortunados se transtornan, se obsesionan con la especie y las medallas en general, primero dejan otras cazas (menor) y pescas, pero a su vez se creen grandísimos súper-cazadores por que se lo avala notarialmente ese récord, acuden a jornadas, salen en prensa, a la mínima te dan enseñanzas sobre caza , preguntan más que los curas, etc... los pobrecillos no saben que este hallazgo que han encontrado por fortuna les pasará factura, "quien espere otro golpe de suerte, siempre estará a su merced", se quedan solos ansiando recuperar la fama que llegó de golpe, ahora se arrastran patéticamente buscando más récord, ránking de los top-100 y medallas para seguir teniendo prestancia, pero la grandeza en la caza no se consigue en un momento, sino durante toda la vida.
Usuario anónimo
16/06/2005 10:04:42
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Pues eso...cada cual entiende la caza como quiere. Pero es triste que una actividad tan ancestral y tan apasionante como ésta se quiera también prostituir económica y éticamente. Creo, simplemente, que los castillos de arena acabarán cayendo por sí solos. Sólo nos quedará, amigo, lo que gente como tú y como yo (y muchos otros que entienden la caza como algo más personal que colectivo, como algo más sencillo que complejo, como algo más pasionante que lógico) transmitamos a los que nos rodean. Un saludo. A.Elvira.
Usuario anónimo
21/06/2005 18:17:32
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Yo creo que mi primer corzo lo hice mío allá por el 79, por desgracia no conservo sus orejas, que era lo único que a la postre podría haber colocado en tablilla alguna ya que no encontré ningún resto de calcio entre sus pabellones auditivos, lo cual a mis tiernos dieciséis años, me hizo suponer que no se trataba de un macho, si bien quedo confirmado a posteriori tras un análisis más detallado que ciertamente carecía de cualquier atributo masculino; Nunca se me olvidaran dos cosas, la primera el sabor de ese animal bien guisado con unas fabes del cura, a partir de ese día supe diferenciar la textura de la carne de corzo de cualquier otra carne que me pusieran delante de la trufa (lo cual, tiene mucha importancia ya que por el estomago también se deben identificar los animales), lo segundo , el magnifico lance compartido que jamás olvidare, mi compañero de aquella mañana, ( en la que el día de “apañar el trebole” se cumplirán veintiséis años ), guardo mudo nuestro secreto hasta el día de su muerte, puede que dos años después de la hazaña, ya no recuerdo bien cuando el nos dejo el viejo Rhin, aquel magnifico Pointer , blanco y negro, que se quedo petrificado ante una mata de Piornos en un lugar donde ni al diablo se le hubiese ocurrido subir a las seis y media de la mañana....eran otros tiempos, sin duda. No debemos caer en la tentación, por llevar unos cuantos corzos vistos y otros muchos colgados, de vilipendiar al que ansía trofeos, yo recuerdo con cariño mis épocas de jibaro, donde deseaba por encima de cualquier otra cosa superar el volumen y tamaño de los cuernos de mi anterior víctima, luego, te acabas dando cuenta, de que los corzos tienen otro atractivo aparte de la longitud de sus puntas y el perímetro de las rosetas, pero es una quimera intentar convencer a uno que empieza de lo contrario lo cual por otro lado no tiene mayor importancia, el precio no creo que vaya parejo con los trofeos, la gente se escandaliza de los precios que se pagan por abatir corzos en las provincias con fama de grossa cuerna y sin embargo sueltan sin pensárselo mucho 1.200 Euros por mandar al otro barrio una birria de corzo en algún lugar más al norte. Algunos nos frotábamos las manos cuando la fiebre del corzo no había traspasado los umbrales de la razón y disponíamos de corzos y precintos en cotos donde ayudábamos a costear las perdices que ya se le habían puesto por las nubes a los de menor....y cazábamos....y callábamos, en todo caso, nos mofábamos de los “perdiceros” por pagar tan altas cuotas ante la manifiesta escasez de patirrojas que se veían...pero, en esto llegó Fidel, como la gestión andaba dividida entre los pobres de menor que se volvían locos con quemas selectivas, siembras de grano y ruegos a la de Lourdes, y los de mayor, que se pasaban las tardes untándose las palmas de tan quemadas que estaban debido al frotamiento, se rompió el quorum y como siempre la potencia de elevo, primero al cubo, luego al cuadrado.......y los verdes, al igual que los cotos con sus corzos fueron cambiando de mano. El desaliento se hace mella en todos y la única posibilidad de llegar a cazar los corzos a precios de gestión, con la consabida entrega de precintos “de gestión” pasa por implicar en esta a todos, cazadores (en general) y personal que disfrute con la visión de los mismos, difícil se me antoja darle la vuelta a la tortilla, sobre todo ahora que el mango de la sartén esta en manos de muchos jibaros que han invertido con la única premisa de obtener un beneficio de seis puntas, sin embargo, me consta y lo palpo constantemente que la Asociación del Corzo Español, navega con ese rumbo impuesto, el viso de la gestión para el bien de la especie y no para que nuestro ego se sienta reconfortado en una mañana veraniega oyendo como los pajaritos cantan y viendo como las nubes se levantan y quien sabe, si a pesar de llevar un precinto reservado para otoño, no estaremos deseando que caiga un chaparrón para dejar despanzurrado a un magnifico corzón. Para disfrutar de una mañana de verano, lejos del mundanal ruido y los seseos de la cobra con la que compartimos la cuenta del banco, lo mejor es evitar portar el chisme de acero, sustituir la caja de RWS por una de marlboro y una cámara de fotos por aquello de justificar la salida, y empaparte con las codornices cantarinas, los corzos mañaneros, e intentar ver al Trasgo, que seguro anda a esas horas corriendo para ocultarse de los rayos del sol..y mira ya puestos intentar encontrar los hilos dorados que las Xanas tejen en la noche de San Juan, si los sigues, quien sabe si no encontrarás el fabuloso tesoro de las hadas del bosque, yo, todavía sigo buscándole. A. Chaín
Usuario anónimo
21/06/2005 22:15:44
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Gracias Chaín, me has hecho pasar un buen rato... como siempre. Abrazos. Gerardo Pajares
Usuario anónimo
07/07/2005 20:32:45
(0 vistas, 7 respuestas)
A ver si se acaban
Cierto, Chaín: no debemos caer en la tentación de vilipendiar al trofeísta. Pero a ver si va pasando la fiebre para que cesen las alucinaciones a que nos estamos viendo abocados. A ver si cuando pasen los sudores fríos y alguno se ponga un sinapismo de mostaza como los que dicen que hacía mi bisabuela curandera podemos volver a tranquilizarnos un poco en Guadalajara y Soria, provincias donde la "buck-fever" ha alcanzado temperaturas rocambolescas. Y lo que veo últimamente, como fenómeno cada vez más preocupante es la excesiva densidad de hembras a que se está llegando en algunas de estas zonas. De hecho está pasando ya factura a los que tanto disfrutan hoy con esos acúmulos de calcio entre las orejas de sus víctimas, y algunos cotos que dieron recientemente buenos trofeos esta temporada van algo escasos. Bien es cierto que no ha sido un año climatológicamente bueno, pero estimo que en otras zonas se está dando muy bien, y que la influencia de tan altas densidades de hembras está siendo perniciosa. Y es que, por desgracia, en Castilla-La Mancha, contamos con algún técnico que otro en la Administración al que le tiembla muy mucho la mano a la hora de soltar precintos de hembra y se recrea repartiendo los de macho sin preocupación, vaya usted a saber porqué, incluso contando con algunos Planes Técnicos correctamente encajados con la realidad que reivindican mayor número de capturas de hembra que de macho para cumplir el Plan Anual y asegurar la mejora en los años de cumplimiento del P.T. Y sí, Chaín: últimamente disfruto no ya con un paquete de tabaco (que no lo fumo) sino con puritos palmeros y el cagarro en la mochila. Ver (como ví el martes) cómo "aletea" igual que un pollo de aguilucho al salir un corcino de nuestros mismos pies y cómo chilla de placer al ver cómo el culo blanco de un machorrón se aleja entre las jaras, me da tanta satisfacción o más que acompañarme del mauser de cerrojo. Aunque tengo una cuenta pendiente con el padre del corcino ese que... Un saludo. A.Elvira.