Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

General

Pablo Ortega Martín
Autor: Pablo Ortega Martín
13/05/2019 19:24:22
(1 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Entre una mayoritaria acogida a la campaña #corzocumplido que está siendo claramente positiva, me llegan de vez en cuando algunas reacciones adversas. Como la citada campaña tiene su origen en mi último libro Más Cosas de Corzos, pues persigue ese Necesario Cambio de Rumbo que lo subtitula, y ha sido ideada y promovida por mí, me veo en la obligación de aprovechar este foro nuestro para responder a algunas reacciones en contra que está provocando. Considero adecuado hacer las necesarias aclaraciones aquí antes que en otro sitio, dado que la ACE oficialmente ha acogido y apoyado la campaña. Soy lo sufientemente mayor para saber que todo intento, en cualquier orden de la vida, de pretender modificar las cosas, cosecha inevitables reacciones de rechazo, pero tengo el convencimiento de que si no se lucha por ello, nunca cambiarán. Me consta además que algunos que se han manifestado contra la campaña #corzocumplido hace mucho que ponen en práctica sus recomendaciones que, al cabo, no son otras que ponerse un listón al salir al campo tras los corzos, dejarlos cumplir años y no tirar cualquier cosa.

La crítica menos relevante de las que la campaña está despertando es, en mi opinión, la que, apoyándose en las dificultades del actual sistema de precintos o en los condicionantes de compartir un coto entre varios, pretende que la campaña es una quimera o ensoñación irreal e inalcanzable. Todas las dificultades y razones circunstanciales que quieran buscarse para reputar la idea de utopía, son solo eso: circunstanciales. El sistema de precintos, por ejemplo, se puede -se debe- cambiar y a los compañeros de coto se les puede educar. No soy un papanatas que piense que fuera todo lo hacen mejor que nosotros, pero la realidad es que un buen número de cotos de Austria, Alemania o Dinamarca son, igual que aquí, compartidos entre varios socios. Allí, igual que aquí, hay errores, pero todos tienen muy claro qué corzos se deben cazar y qué corzos respetar. Y de eso, al fin, es de lo que se trata.

Hay otra crítica, sin embargo, que para mí sí tiene mayor profundidad y enjundia, y es la de aquellos que consideran que tanta exigencia y tanto mirar corren el riesgo de llevarse por delante la esencia de la caza, que al fin y al cabo es el disfrute del lance, independientemente de la categoría del animal. Prueba de que comparto plenamente esa preocupación y enfoque son los párrafos que marco de un artículo mío publicado en la revista Trofeo en 1993:

Hoy, transcurridos veintiseis años desde que escribí eso, tengo aún mayor certeza de que la actividad cinegética sólo puede lograr una brecha de serena atención y respeto por parte de la sociedad que no la entiende, si evoluciona hacia una caza moderna y sostenible. Y eso, en mi opinión, exige dejar atrás el trofeísmo y lograr el cambio de rumbo que la campaña #corzocumplido promueve. Solo así la caza podrá quizá tener algún futuro. Llevo cuarenta años peleando en público por nuestra afición y todavía estoy dispuesto a aguantar algunas patadas en la espinilla por su causa. Pienso, sin embargo, que la acogida de la campaña que palpo entre muchos jóvenes o el simple hecho de que en bastantes cuentas de Instagram se haya despertado la inquietud sobre la edad de este o aquel corzo, mucho más allá de si tiene 132 o 164 puntos CIC, son ya de por sí un gran éxito. 

Pablo Ortega

 

Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
Autor: Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
13/05/2019 21:48:39
(0 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Hola, Pablo.

A mí la campaña me parece una buena orientación para intentar que le gente novel piense que hay que cazar con sentido. 

Difiero en que el sentido sea el que le das, por dos razones: porque hay que cazar corzos de todas las clases de edad y no solo corzos viejos, y porque tanta foto y tanto hacerse amigo de los corzos me parece un postureo cursi que no comparto. A mi me encuentras entre los que piensan que hacen perder la esencia del lance y lo transforman en una cosa que no se muy bien lo que es.

Pero en esencia, a esta campaña y a otras que puedan llevar a la gente a poner más sentido en la caza, y a otros a mirarla con un mayor grado de aceptación, las aplaudiré siempre.

Así que enhorabuena una vez más, Pablo.

     Alvaro Mazón

Juan Fuentes Arjona
Autor: Juan Fuentes Arjona
15/05/2019 20:31:33
(0 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Creo que la Campaña “Corzo Cumplido” está teniendo una virtud principal y es que ha motivado que se analice y debata una cuestión muy interesante para todos en un buen momento (en general) de nuestras poblaciones de corzos; y todo sobre un planteamiento de una persona especialmente relevante en esta asociación y en la caza del corzo en general.

Por tanto, con la mayor consideración a la Campaña Corzo Cumplido, a su impulsor y a todas las opiniones ya vertidas en estos foros sobre esta interesante cuestión, intento a continuación realizar alguna reflexión sobre lo ya apuntado y lo que he ido viviendo en los últimos años. Creo que no hace falta decir que sin la intención de llevar razón en nada y considerando que la Campaña ha sido positiva sobre todo por ponernos a todos a plantearnos y a analizar cosas de corzos desde diversas perspectivas y sobre todo desde nuestra experiencia personal.

Lo que sigue es solo un extenso resumen (valga la contradicción) de lo conversado, escuchado y analizado desde el lanzamiento de la Campaña y simples vivencias y consideraciones. Posiblemente algunas de éstas puedan ser equivocadas, ya que siempre se encuentran condicionadas por tus circunstancias, las personas que te rodean, el tiempo que te toca vivir, las normas vigentes, etc. Pido disculpas de antemano por lo extenso del texto.

Origen y lanzamiento de la Campaña corzo Cumplido.

Tras leer los libros Cosas de Corzos y Más cosas de Corzos de Pablo Ortega (Presidente de Honor de la ACE) y muchos artículos suyos en revistas cinegéticas, entiendo que el origen de la Campaña es la convicción de su autor (tras muchos años de experiencia) de la imperiosa necesidad que tenemos los que amamos la especie y nos apasiona su caza, de cambiar el rumbo y modificar los planteamientos cinegéticos en lo que se refiere al objetivo de nuestras capturas.

 La campaña #corzocumplido creo que puede definirse como la acción que idea y lanza Pablo Ortega en su perfil de la red social Instragram para tratar de darle la mayor difusión posible a las convicciones antes indicadas, y que pueden resumirse en las siguientes ideas:  

 ·         La abrumadora mayoría de los corzos que se cazan en España son animales jóvenes, de tres o cuatro años a lo sumo.

 ·         Es necesario difundir que la retirada del medio de tantos ejemplares en su momento de mayor plenitud física, resulta poco deseable para nuestras poblaciones de corzos.

 ·         El perjuicio que a la naturaleza se causa abatiendo, un año tras otro, los corzos mejor dotados y con más futuro, debería ser fácilmente comprendido por todo cazador que considere que su actuación en el campo debe regirse por criterios de gestión y sostenibilidad, y ha de guiarse por objetivos más sólidos y defendibles ante la Sociedad que la obtención de los cuernos más grandes a cualquier costa.

 ·         Los ejemplares maduros (a partir de 5 o 6 años han cumplido su ciclo vital y dejado sus genes en la población) deberían ser el objetivo anhelado por todo cazador de corzos que haya alcanzado una cierta veteranía.

 ·         Todo ello, tratando de trasladar a la sociedad, en general, una imagen de una determinada ética de la caza, que se considera la única vía para que ésta pueda seguir siendo legal en una sociedad moderna y urbanita, como la actual.

 Reacciones a la campaña.

 Sino me equivoco las ha habido de todo tipo. Personalmente he conversado con muchos amigos cuyas opiniones al respecto pueden encuadrarse en alguno de los siguientes grupos: 

 ·         los que comparten punto por punto el planteamiento y además consideran viable su aplicación a todo coto, finca o zona de caza de la especie, desde Galicia a Cádiz;

 ·         los que comparten conceptualmente la necesidad de dicho cambio de rumbo y tratan personalmente de aplicarla en sus acotados, pero no cazan solos y la consideran un inalcanzable o quimera;

 ·         los que comparten que es más gratificante cazar corzos adultos, pero no por ello se produce un beneficio directo en la mejora de las poblaciones;

 ·         los que entienden que cualquier gestión que se quiera realizar sobre una especie salvaje en zonas abiertas es difícil que tenga algún efecto en la situación de esa población corcera, principalmente porque consideran que se tardan décadas en cambiar la genética de cualquier especie en una zona (pensemos en el enorme esfuerzo que se realiza en las ganaderías domesticadas para conseguir unos determinados rasgos o comportamientos y los años que son necesarios); 

 ·         los que (y creo que son mayoría) ni se plantean todo esto porque apenas tienen tiempo para concertar una cacería de corzos con una orgánica un fin de semana al año, o teniendo coto propio, apenas pueden ir cuatro o cinco fines de semana durante la temporada como consecuencia de sus obligaciones profesionales y familiares, o porque viven en Cádiz, Huelva o Sevilla y el coto en Soria o Burgos está demasiado lejos para más;

 ·         los que cazan en zonas como los Alcornocales en Cádiz (como algún buen amigo) y en una temporada completa no logran ver los ejemplares que se ven en cualquier coto de Almazán durante una tarde cualquiera en abril. Como para que en un lance de fortuna aparezca un buen corzo y lo deje para otro momento …..

 ·         Los que consideran que deben cazarse corzos de todas las edades;

 ·         los que consideran que los corzos hay que cazarlos en plenitud y que cazar los ejemplares de mejor o peor trofeo no tiene ninguna influencia en la situación de la población;

 ·         los que cazan en acotados sin una sola siembra y escasa población y consideran que bastante hacen con cazar lo que buenamente aparece. Muchos incluso que no logran cazar los ejemplares autorizados en el correspondiente plan técnico.

 ·         Los que consideran que tanta foto y tanto hacerse amigos de los corzos es un postureo cursi que no comparten, ya que hacen perder la esencia del lance y lo transforman en algo difícil de definir.

 ·         Los que entienden que la teoría que sustenta la campaña puede ser aplicable en Soria, Guadalajara o Burgos (y en algunos cotos), pero imposible de llevar a cabo en Galicia, Asturias, Cádiz o Zamora.

 ·         Los que consideran que cada uno sabe gestionar sus acotados, elegir bien los corzos que caza, que no puede hacerse de esto un axioma o regla general para todo el territorio nacional, que no somos quien para tratar de condicionar lo que deben o no cazar los compañeros de coto, y que, para colmo, en España se siguen abatiendo cada año más y mejores trofeos y con las mayores puntuaciones del Mundo. 

 ·         Y otros para quienes esto del corzo es una caza residual que le dedican un par de jornadas cada varios años y, con todo su derecho, ni saben ni les interesa todo esto.

 

Condicionantes.

 Siendo comprensibles todas las reacciones, opiniones o convicciones antes expresadas (y habrá alguna más), adicionalmente y, en mi opinión, todos nos veremos influidos, como mínimo, por alguna o varias de las siguientes realidades si queremos cazar corzos en España:

 ·         La normativa vigente en cada Comunidad Autónoma y, consecuencia de ello, el sistema de precintos. Desafortunadamente creo que es imposible, aún para quien esté convencido de que la idea es correcta y quiera intentar aplicarla, llevar a cabo cualquier tipo de gestión de una población del corzo en un coto cualquiera en Aragón, las dos Castillas o Andalucía cumpliendo estrictamente la legislación aplicable.  Es decir, su aplicación práctica es difícilmente realizable legalmente.

 ·         Los Contratos de cesión o arrendamiento de los acotados. Desde el problema de su plazo habitual de cinco años, a las limitaciones que los titulares cinegéticos pueden introducir adicionalmente, y hasta el problema de los precios que se llegan a pagar por la ley de la oferta y la demanda. Todos tenemos amigos o conocidos que han sufrido una gran amargura cuando, tras haber tratado de gestionar un coto de corzos con el mayor cuidado y cariño durante muchos años, alguien ha ofertado una cantidad inasumible de dinero y no ha podido renovar el contrato. El fruto lo recogerá otro vete tu a saber con qué ideas y planteamientos respecto a la gestión del corzo.

 ·         Las orgánicas profesionales, que adquieren los precintos a precios muy altos y solo pueden abatir los corzos de mayor calidad que previamente han vendido a cazadores que disponen de dos o tres días; y que, como es lógico, por lo que han pagado quieren abatir un trofeo de la mayor puntuación posible. ¿Pueden realizar después la gestión de otros ejemplares -para los que no hay precintos- y especialmente de las hembras? ¿Lo hacen? Se me antoja complicado.

 ·         Las reservas de caza, que comercializan solamente, mediante subastas públicas, los permisos para cazar corzos trofeo. Que yo recuerde no se comercializan permisos para abatir corzos defectuosos, con un pobre desarrollo, añales, o hembras. ¿Los municipios que forman dichas reservas de caza realizan después la gestión de esos ejemplares y las corzas? Lo desconozco. Recordemos que algunas de dichas reservas son colindantes con cotos privados de Castilla y León (por poner un simple ejemplo) y seguramente esa gestión tendrá influencia sobre las poblaciones restantes.

 ·         El Furtivismo. – La lacra que nos persigue a todos, y especialmente a aquellos cotos que son cruzados por una o varias carreteras que condicionan enormemente zonas importantes de dichos cotos.

 

Consideraciones personales.

 Lo que cada uno sentimos, pensamos y hacemos en cada momento de nuestra vida (también cuando cazamos) está muy condicionado, entre otros factores, por tu experiencia personal, los compañeros que te han acompañado en el camino, la suerte que has tenido, tu situación económica y familiar, y lo que te has preocupado de estudiar o conocer sobre una determinada materia.

Mi experiencia en esto del corzo se circunscribe a apenas 12 años, y haber cazado solamente en Soria, Burgos y Guadalajara (además de un par de viajes a Polonia). Especialmente en Soria y Guadalajara, aunque creo que con bastante dedicación en cuanto a días de caza. Soy además aficionado a la fotografía y, estemos en temporada o no, suelo ir al campo a observar los corzos y fotografiarlos.

 En los cotos que cazo tengo la enorme suerte de tener unos compañeros de coto estupendos, buenos amigos, además, y con un comportamiento intachable (algunos, amigos de miembros de esta casa). Con casi todos ellos, he conversado largo y tendido sobre lo que subyace tras las convicciones que dan lugar a la Campaña Corzo Cumplido, que con la mejor intención ha lanzado el Presidente de Honor de la ACE.

 Por tanto, las consideraciones que a continuación comparto, lo son en este momento y seguro fruto de las realidades ya comentadas.

 ·         Ningún cazador de corzos valora la caza de esta especie, ni tiene los mismos objetivos o preferencias, el año uno que diez, veinte o treinta años después. Difícilmente afrontará en su etapa inicial la caza del corzo bajo las premisas que fundamentan la Campaña.

 ·         Se me antoja deseable pero complicado trasladar una visión experta y apasionada de este animal y su caza a alguien que está empezando en esto (independientemente de la edad que tenga), con la finalidad de que desde su primera temporada observe, busque y cace ejemplares con el sentido propio de un cazador con 30, 40 o 300 corzos a sus espaldas.

 ·         Creo que la mayoría de miembros de la ACE, que tienen o cazan con amigos en cotos del centro de España tratan de llevar a cabo la idea central propugnada por la Campaña Corzo Cumplido. Otra cosa son los muros de realidad con los que chocan.

 ·         Además de lo anterior, creo que lo más determinante para cazar esta especie es el tiempo que puedes dedicarle. Por mi experiencia, para llevar a cabo la idea principal: “por un cambio de rumbo”, necesitas mucho tiempo durante cada temporada corcera. ¿Cuántos pueden ir 20 o 30 fines de semana a sus cotos en Soria o Guadalajara para conocer, fotografiar, y nunca tirar un corzo la primera vez que lo ve? Creo que muy pocos. Yo lo intento, pero la mayoría ni pueden ni seguramente quieren. Recordemos que esta casa apenas tiene ochocientos y pico asociados (disculpas si el número es erróneo). Y seguramente serán los más apasionados cazadores de corzos y los más concienciados con las ideas que subyacen en la campaña aquí comentada.

 ·         Mi experiencia en un mismo coto durante 10 años: algunos corzos que veo una temporada en un determinado territorio los vuelvo a ver al año siguiente. Los menos. Seguro menos del 50% (y no porque los cacemos). Y todos ellos en territorios donde hay siembras. En territorios sin siembras (robledales o pinares) lo reduciría a menos del 80%. En las zonas colindantes con otros cotos y/o carreteras, el porcentaje de corzos que no logremos volver a ver creo que es cercano al 100%. Me acordaré siempre de este caso: dejé una Trail cam a finales de mayo en un pinar donde había visto mucho rastro de corzos, y la quité a finales de julio. Al revisar la tarjeta, aparecían, en todo ese tiempo, solo dos fotografías de un corzo muy bueno. En septiembre y octubre le hice no menos de 7 u 8 esperas. Y al año siguiente unas cuantas más. Nada. Nunca más lo volvimos a ver. Y lo habitual respecto de los corzos con un mínimo trofeo que carean en las siembras que lindan con las carreteras: los ves a principios de temporada y nunca más se supo de ellos.

 ·         Gracias a la tecnología (principalmente las cámaras fotográficas con 80 o 120 aumentos), y siempre que tengas tiempo, puedes dedicarte marzo y principios de abril a fotografiar corzos para decidir cual cazar.  Esa temporada posiblemente los volverás a ver y ya habiéndolo visto bien, estarás seguro de lo que vas a cazar. Esto requiere muchas salidas tras los corzos que pocos tienen tiempo de realizar. Un caso real: tengo un buen amigo, experto cazador y especialmente corcero, que considera que tanto estas cámaras como los visores con 20 o 30 aumentos, torretas balísticas, etc., son una ventaja inaceptable para cazar (lo de tirar a 300, 400 o 500 metros, inconcebible). Él, con coherencia, no los utiliza. ¿Lo educo yo o me educa él a mí? Obviamente, en eso, discrepamos totalmente, pero ¿Quién es más o menos ético o está más o menos en lo correcto? ¿Qué es lo correcto?

 ·         Pongamos, por ejemplo, esos cotos (entre ellos donde cazo) en Soria, Burgos o Guadalajara, donde en 10 años se han cazado máximo 2-3 corzos de más de 130 puntos CIC. ¿Qué harán la mayoría de cazadores si en la primera semana de abril y debutando ese día les aparece un corzo de esa talla? Mi experiencia: cazarlo en el 100% de los casos. Todos cazadores experimentados, con un gran respeto al campo y a la caza. ¿Cómo los educo, convenzo o ejerzo influencia para que lo intenten ver varias veces, lo consensuemos y después de una profunda reflexión se decida si se caza o no? ¿tengo derecho a hacerlo? Entiendo y comparto esa perspectiva, pero he asumido que no es posible y tampoco razonable exigirle eso a nadie.

 ·         La mayoría de los cazadores de corzos que conozco, por tiempo y medios económicos, disponen de no más de 3-5 corzos para cazar en una temporada. También conozco algunos que pueden y disponen de 10-15 y alguno hay de bastante más. Centrándonos en los primeros, además, en varios cotos. La mayor parte de ellos no logra ver un corzo más de una vez en una misma temporada. Eso, si el coto tiene zonas de siembras y no es puro pinar o robledal.

 ·         Disfruto mucho conversando con el amigo que antes comentaba que caza el corzo en un coto de los Alcornocales en Cádiz. No paro de enviarle fotos de los corzos sorianos en cada salida que hago, y él, por el contrario, solo puede contarme que intuye que ha sentido o creído sentir un corzo o corza por esos lares. Lo de fotografiarlo es ya un milagro que ni puede intentar. Cuando tiene la inmensa suerte de tener un lance (que ocurre de vez en cuando y en varias temporadas) y además poder cazarlo, la felicidad es inmensa, pero todo lo que aquí estamos comentado, es allí algo inasumible.

 ·         A pesar de todo lo anterior, ¿tenemos alguna certidumbre de que cazar corzos en edad adulta por ser adultos en sí, sea mejor que cazarlos jóvenes o en plenitud? Sí, parece una teoría sólida pensar que, si los mejores trofeos los dejamos sin cazar hasta que cumplan 5, 6 o 7 años, de tal forma que padreen más años, ayudará a mantener una mejor calidad. Pero esto, siendo lo ideal, choca con todas las circunstancias antes comentadas. Algo contra lo que veo muy difícil (por no decir imposible) luchar.

 ·         La realidad es que, en la mayoría de los cotos los corzos que llegan a viejos son, en su mayoría, aquellos corzos que tienen sus territorios en las zonas más recónditas de cada acotado o aquellos que año tras año han sido despreciados por distintos motivos. Pero en general, por defectos varios, insuficiente tamaño, etc.

 ·         Un tema que desconozco es la situación de los corzos en Alemania, Polonia, Dinamarca, Suecia, etc., donde leo que la caza del corzo se realiza con criterios semejantes a los que propugna la campaña Corzo Cumplido. Sería muy interesante conocer la calidad de los trofeos de esas poblaciones y hacer un comparativo con la situación de la población corcera en España.

 ·         Tengo noticias de algunos cotos donde por cazar año tras año los mejores trofeos, han quedado muchos viejos ejemplares. Una determinada temporada se decidió abatir todos los machos viejos o defectuosos (sin luchaderas, sin desarrollo, sin garcetas, etc.), obteniéndose dos tres años después una mejoría enorme, al aparecer en los mejores lugares del coto, corzos en plenitud de 3-4 años con trofeos espectaculares.

 ·         Otra duda que mantengo es ¿de llevarse por todos a rajatabla las premisas que subyacen tras la Campaña Corzo Cumplido, tendría algún efecto benéfico para la especie más allá de la calidad de los trofeos?

 ·         Por desgracia, creo que los enemigos de la caza poco o nada cambiarán su visión hacia los cazadores por planteamientos éticos como los que todos en esta casa compartimos y subyacen tras la Campaña aquí comentada. Para ellos somos gente sin escrúpulos y es inconcebible que cacemos por diversión.  

 

Seguramente gran parte de lo indicado sean situaciones y razones circunstanciales, pero ¿qué actividad no está definitivamente condicionada por sus circunstancias?

 Como casi todo en la vida, todo lo que afecta a la situación del corzo, su caza, gestión (si es que es posible gestionarla de forma alguna), y futuro, es algo de enorme complejidad, que difícilmente puede resumirse en unos cuantos párrafos, y, sin duda, necesita de más estudios como los escasos publicados hasta ahora.

 Para terminar, creo que debemos coger un poco de perspectiva y recordarnos de vez en cuando que, aunque sea nuestra pasión, al fin y al cabo, esto es solo una afición y el corzo una abundante especie salvaje.

Un cordial saludo. 

Pablo Ortega Martín
Autor: Pablo Ortega Martín
17/05/2019 7:58:23
(0 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Gracias, Álvaro y Juan, por vuestras opiniones, que sin duda ayudan a ver el asunto desde otras perspectivas. El debate -amistoso siempre- queda sin duda así enriquecido.

Pablo Ortega

francisco garrido ojeda
Autor: francisco garrido ojeda
17/05/2019 18:09:13
(0 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Buenas tardes , 

En mi humilde opinion , me parece una iniciativa muy necesaria , en el sentido de saber salir a cazar el cupo de capturas clase " trofeo " dentro de las consideraciones de edad y desarrollo de la cuerna , que a tal efecto entren en dicha categoria , si he de cazar tres corzos machos , pues que al menos sean tres ejemplares ya adultos y con minimo 4 años sean o no portadores de trofeo homologable , luego he de extraer tambien un numero de hembras digamos el doble de manera mas aleatoria .

Tengo claro que el abatir animales machos trofeo exclusivamente o predominantemente sesga de manera negativa las poblaciones y que hay que matar corzos de manera aleatoria e insistir mas sobre hembras y jovenes , pero sin llegar a ser un Conrad Lorenz del corzo , veo logico dejar que los jovenes corzos machos se desarollen hasta ser corzos adultos .

No soy ningun experto ni en dinamica de poblaciones de ungulados , ni en etologia y aun menos en gestion de cotos de corzos , si llevo cazando muchos años y sin querer ser super exigente con lo que disparo , si que veo cabal seleccionar y procurar abatir animales adultos , ESE ES EL LEITMOTIV de lo que propones Pablo y en mi opinion , el espiritu de la propuesta es ABSOLUTAMENTE VALIDO y de hecho necesario , no me extendere mas porque ya habeis sido varios los que habeis aportado las disquisiciones a favor y en contra que toda propuesta nueva e innovadora ( espero que no en la practica) suscita , para mi lejos de ser una quimera como la insula Barataria , es una propuesta que nos dignifica y mejora nuestra ya dañada imagen , tratar de abatir animales que se hayan desarrollado sean o no sean trofeos .

muchas gracias 

un cordial saludo a todos 

fran garrido 

valencia 

Fernando Barrio Gil-Fournier  
22/05/2019 9:57:27
(0 vistas, 6 respuestas)
Reacciones a la campaña #corzocumplido

Respecto a estos Post sobre las tendencias de la caza y el adoctrinamiento de los cazadores de corzos, debo en primer lugar dar las gracias a Juan Fuentes Arjona por su amplio y expositivo texto que abarca un sin fín se situaciones del cazador patrio corcoviano.

Con mi mochila corcera medio-cargada de horas de campo y compartido hablares con guardas corceros , quiero lanzar unas reflexiones al foro:

- Es un hecho visible desde las carreteras que la población de corzos y ciervos está creciendo exponencialmente en muchas zonas, sobretodo las hembras, pero eso es un tema de estudio y análisis más profundo.

- Puede que en algunas zonas este hecho esté ocasionando problemas sanitarios (sarna, tuberculosis, moscarda)

- En las nuevas áreas de expansión de la especie corcuna la población es eminentemente joven y vigorosa

Con estos condicionantes, paso a relatar los impedimentos que encuentro para un final feliz del neologismo "corzo cumplido":

- La edad del animal, no debe ser SIEMPRE un condicionante de su caza, aparte de lo dicho por Álvaro y refrendado por las estadísticas de caza de Francia y Alemania   donde se abaten anualmente mayoritariamente ejemplares de cualquier sexo y condición con la mayor presión sobre la clase joven 1-3 años de edad Recuerdo las batidas de caza con escopeta en las landas francesas en enero y febrero sobre corzos con la cuerna de los machos con terciopelo, el fín era simple y lano bajar la densidad por las sociedades de caza con particiopación de locales y agricultores..

- La edad del animal no PUEDE ser la condicionante de la caza, si dejamos un corzo de tres años vigoroso conla estructura de cuerna sin luchadera y padrea, nos dejará 8-10 ejemplares al año, también "asesinos" que luego habrá que cazar,.... difícil con el sistema de precintado actual.

- La inmensa mayoría de cazadores (máxime los neófitos) la presión supera a al tiempo, medios ni ciencia para precisar bien en el lance la edad del animal

Como conclusión, aplicando lo aprendido en otros órdenes de la vida, cuanto más se intenta regular, prohibir cualquier actividad (ley seca, tauromaquia) éstas reverdecen con mayor fuerza, así que nunca hay que justificarse por cazar ante la Sociedad, máxime urbanita, sólo abogo por los estudios científicos como hace la Oficina Nacional de la Caza Francesa. Un saludo amistoso