Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

General

Enrique Silla Giacomelli
Autor: Enrique Silla Giacomelli
19/04/2020 18:10:49
(1 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Muy buenas tardes a todos, espero que la cuarentena os este tratando más o menos bien y que tengáis salud, que hoy por hoy, es lo más importante sin lugar a dudas. Os mando mucho ánimo a todos.


En primer lugar y en cuanto al tema de la caza, estaba leyendo algunos comentarios de los foros y charlando con amigos o gente del mundillo y he de decir que aunque la dinámica sea bastante desesperanzadora, yo sigo siendo positivo. Muchos piensan que ya perdemos junio y julio o directamente que no cazaremos el corzo esta temporada. Espero que se equivoquen y que según empiece el desconfinamiento, se pueda comenzar, aunque sea de forma progresiva en las diferentes comunidades y con un poco de agilidad por parte de la administración, a cazar el capreolus. Al fin y al cabo, el rececho se puede practicar de manera individual. Más me preocupa la gestión que lleve a cabo nuestro gobierno, eso si es otro cantar. Por parte de los ayuntamientos, propietarios y sociedades, creo que sería positivo mostrar especial interés y meter "presión" dentro de las posibilidades que tenga cada uno. 


Pero bueno, al margen de esta pequeña reflexión inicial, me gustaría plantear un nuevo tema de conversación. Hoy estaba pensando y meditando a raíz de una serie de publicaciones, sobre los acotados donde nuestro corzo ha vivido una gestión nefasta durante muchos años. Son muchas las zonas en nuestra variada geografía que han gozado y gozan actualmente, de una buena densidad de corzos. En estas zonas, que todos sabemos más menos donde se sitúan, hay muchos cotos que han hecho una buena labor de selección y gestión de sus corzos, que han respetado el número de machos a abatir y los han elegido meticulosamente, con muchas horas de trabajo detrás. También han cubierto los cupos de hembras y han intentado en la medida de lo posible, equiparar el número de hembras por macho o viceversa. Han sabido gestionar inteligentemente, los recursos y la capacidad de carga de su zona, obteniendo sus frutos.

Sin embargo, hay muchos otros acotados, que se han dedicado a cazar todos los machos que pudiesen, con el único requisito que presentasen las 6 puntas, dando igual su edad, sus condiciones o el futuro que le esperase.

Tampoco se han tomado la molestia nunca de cazar una corza, porqué... ¿Para que hacerlo? Si eso no tiene cuernas que colgar encima de la chimenea y no merece el tiempo, esfuerzo o la gasolina, imagino que pensarían. Lo sorprendente es que también, a raíz de esta "selección" (que no tiene nada de selección) comienzan a cazar peores trofeos, y los que cazan son los machos jóvenes y menos fuertes de los cotos colindantes (O los del mismo) que acudirían, llamados, a priori por lugares querenciosos, con comida, agua y la presencia de muchas hembras. Estos machos se asientan durante los meses invernales para encontrarse que en Abril, aquello es una batalla campal y no queda piedra sobre piedra. En cuanto a los machos viejos, esos tampoco los tiran por que aparte de que no los ven (sabrían latín), los pocos que quedan, no presentan atractivo mayor que meterles en la cámara o los prismáticos. Trofeos que valen poca cosa y mejor un corcete de 6 puntas, que el abuelete del coto.   

Pues bien, este segundo escenario que os planteo es en el que quiero que nos situemos. Demos por sentado que no hay vuelta atrás y que esa es la situación del coto y que nosotros somos los nuevos propietarios. Me gustaría plantearos una serie de cuestiones a debatir, de como podríamos darle la vuelta a la tortilla, a esta poco agradable situación. 

La primera es: ¿Que podríamos hacer con la desproporción de sexos? Al final la administración tiene un cupo de hembras aprobado que no se ha ido cumpliendo y de un año para otro no se puede revertir la situación, por los limites legales establecidos. En el mejor de los casos, tardaríamos varias temporadas en que se empezase a notar. ¿Equiparar los números sería una garantía de obtener mejores corzos en un futuro, o no?

La segunda sería: ¿Que corzos serían los más adecuados para cazar? Pues como sabemos en España no tenemos distinción por rango de edades y los precintos son los que son. Que selección sería la más positiva para mejorar la especie en ese coto y tratar de alcanzar, en un futuro, cierto equilibrio en el mismo. ¿Cuanto tiempo nos llevaría? 

Tercera: ¿Podría llegar a ser, esta zona corcera, que en el pasado fue "muy buena", volver a serlo en unos años? Al final, el suelo, la comida, el agua, los minerales y el territorio es el mismo, lo que ha cambiado es la selección durante mucho tiempo de los corzos que lo habitaban. ¿Podría volverse a sacar grandes ejemplares? 

¿O incluso mimándolo mucho, al final el coto estaría "sentenciado" por la nefasta gestión durante décadas?

¿Que ideas tenéis para evitar que esto siga sucediendo?


Me gustaría saber cuales son vuestras reflexiones y seguramente nos podemos entretener un rato, espero que os parezca interesante el tema a tratar. 


Con cariño,


Enrique Silla Giacomelli 

Javier Iñurrieta Velasco
Autor: Javier Iñurrieta Velasco
19/04/2020 19:44:32
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Buenas tardes Enrique y socios de la ACE.

Intentaré ser breve y dar mi humilde opinión. Creo que para contestar a las dos primeras preguntas (desproporción de sexos y qué cazar), insisto en que lo primero debe ser conocer lo qué hay, cómo está y cómo enfocar los objetivos deseados. Por suerte es mucha ya la lectura de trabajos de investigadores y cazadores españoles que hablan de nuestros corzos, su gestión y correcto manejo. Otro tema es PODER o QUERER llevarlo a cabo. Muchas labores que envuelven la averiguación de datos requieren de incalculables horas de campo pero, ¡qué voy a contaros que no sepáis!

A la tercera pregunta acerca de si un "buen territorio" puede ser igual que hace años, mi experiencia me dice que las poblaciones son como las piedras que forman el lecho de un río, costantes, vivas, impredecibles y sensibles a los cambios. Cambia el clima, cambia la pluviómetria, "nuevas enfermedades", cuarentenas, etc, pero creo que los corzos están y estarán. Puede que los únicos que no aceptemos los cambios seamos los tercos humanos. En fin, todo se andará...

Saludos, J.Iñurrieta.

Federico Calzada Serrano
Autor: Federico Calzada Serrano
19/04/2020 23:53:30
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Hola Quique.

Interesante planteamiento el que propones.

Por comentar tus preguntas -más que responder-, pues aquí hay socios mucho más expertos en lo que a la propia gestión de un ecosistema se refiere y lo harán mucho mejor. Yo te doy mi opinión.

En cuanto a las dos primeras preguntas decirte que estoy de acuerdo con lo que dice Javier. Todo dependería de muchos factores, pero sobretodo de la situación en la que se ha dejado el coto, que ha quedado y que creemos que se le puede sacar. En cualquier caso, si tenemos claro que el coto tiene una desproporción de sexos -ya sea debido a no haber gestionado las hembras y a la caza abusiva de los machos- creo que el equilibrar dichos ratios sería igualmente necesario. Corregidme si me equivoco.Para esto puedo decirte que los cupos de hembras se pueden cambiar aunque el plan todavía no caduque. Existe la posibilidad de hacer una solicitud, un anexo al plan técnico, que bien documentada indique la necesidad de extraer un número mayor de hembras en un período, pongamos de uno o dos años en el que se aumente este cupo de forma "excepcional" para realizar un número de capturas mayor y a partir del tercer año, cuando los números se hayan equilibrado, volver al cupo anterior. En la siguiente renovación del plan ya se vería cómo proceder.

En cuanto a la tercera cuestión, creo que no se puede saber con certeza, pero yo he visto cotos en mi tierra, característicos por tener una gran calidad de corzos, en los que casi no se ha hecho gestión de hembras y la de los machos es bastante regular, y, sorprendentemente, se siguen matando buenos corzos -que podrían ser mejores si se hiciera-. Esto no quiere decir que esto no tenga fecha de caducidad, pero quiero decir con esto que ciertas zonas reunen unas condiciones que está claro que otras no, y eso creo que ayudaría a la recuperación.

Es mi modesta opinión, por supuesto.

Un saludo!

Federico Calzada Serrano

Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
20/04/2020 12:46:02
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Buenos días Enrique

Al ver el título de tu post y después de tu llegada a estos foros hace un mes, pensaba que eran aportaciones para mejorar nuestra página con respecto a las RRSS, imagino que sigues dándole vueltas a la tortilla, parafraseando el título de tu post, para hacernos ver la luz y aportar soluciones, nada me haría más ilusión.

Por otro lado y después de leer lo que escribes, me sorprende que no hayas preguntado nada en ninguno de los posts abiertos este último mes en Gestión o General por parte de los foreros, y donde se contestan a algunas de tus preguntas, y donde podrías haber ahondado tú para generar debate, en vez de abrir otro nuevo y tener que repetir algunas cuestiones de lo ya hablado.

A la hora de plantear este tema creo que ayudaría no hablar en tercera persona, en el sentido de escribir que hay cotos que sí que hacen la labor de gestión, y otros que no. Lo relevante es que estás haciendo tú donde cazas para mejorar las poblaciones de corzos y para ser mejor cazador, me refiero a después de tener una opinión formada, de haber leído libros, de haber salido al campo durante años y con ello decidir qué acciones emprender al respecto y hacerlo.

Hay muchas variantes a las que se puede enfrentar un corcero frente al medio, y no se puede generalizar dependiendo de dónde y cómo cace. No todo el que caza gestiona, o puede gestionar, con lo que tampoco se puede juzgar o prejuzgar a nadie. Cada uno obtiene lo que quiere o puede, otra cosa es que esté equivocado, y que le podamos convencer con experiencia y conocimiento, e incluso así, no será extrapolable lo que se pueda hacer en un sitio respecto a otro.

Hay modalidades de caza diferentes en cada región para llevar a cabo los cupos, hay zonas en que cazar corzas con el tema del gusano es difícil de digerir, hay compradores de precintos, la diversidad es enorme, incluso entre cotos linderos para dar unas pautas generales. No es lo mismo ser arrendatario sólo, que con otros, la forma de subasta y adjudicación de los territorios y el número de años que uno tiene para poder hacer la labor y cazar a gusto, la escalada de precios que llevamos viviendo los últimos 20 años por la oferta y la demanda, el sistema de precintos, en nada ayuda a que abunde el “gestionador” frente al matarife o al cazador sin más. Hay cotos que se regeneran también mucho mejor que otros,y que no requieren de mucho esfuerzo por parte de los que allí cazan.

La ACE lleva preconizando una forma de caza sostenible y respondiendo a tus preguntas, van todas en el sentido de tener las poblaciones controladas, que el sex ratio sea el adecuado, que se disfrute con la caza de hembras, control de predadores, que se aproveche la carne de lo cazado, que haya salida comercial para las canales en caso de ser muchas, y una vez cubierto el autoconsumo o que la caza de un corzo viejo o con menor trofeo que en temporadas anteriores era mejor, lo hayamos dejado para  cubrir y que su caza futura pueda suponer un reto y ser más reconfortante para un cazador por lo que representa como trofeo y lance, frente a uno joven y aparente. Hay gente que sigue estas premisas, y otra gente que no, lo que está claro es que si no se gestiona un territorio adecuadamente, y no se caza racionalmente los machos trofeos y no se cazan hembras y machos jóvenes o yearlings ( muy importante! ), en muy poco tiempo la calidad bajará de forma drástica.

Espero que en tu cuenta de Instagram hayas tratado estas cuestiones con argumentos para el resto, como “opinion maker” que eres, o en forma de fotos de corzas cazadas, zorros en definitiva gestionando como sabes en lo tuyo, para que eso cale entre los demás. Aquí es lo que tratamos de hacer desde hace 20 años.

Entrando más en harina, y después de esta introducción que creía necesaria, en tus planteamientos tienes algún premisa equivocada. Los corzos machos no acuden desde otros lugares a ningún territorio esquilmado por ser querenciosos y tener agua y comida y menos además si hay muchas corzas. Si hay corzas habrá machos jóvenes producto de la cría, más los viejos que se hayan salvado por lo que sea, y que estarán en esas querencias mejores a las que te refieres, y que seguro seguirán echando a los jóvenes o los jóvenes a ellos. Si no hay viejos nacidos allí, sólo habrá jóvenes y no llegarán otros mejores de otros sitios. A los corzos adultos no les gusta el bullicio y la chavalería, y una vez que tienen 2 o 3 años o se quedan donde han nacido, o inician la diáspora porque otros los expulsen, o porque no encuentren acomodo entre tantos. Esos nunca se irán donde haya muchos congéneres, les gusta la soledad, y son los que colonizan las zonas llamadas de expansión.

Una idea equivocada entre los corceros nuevos es plantear esas cuestiones como si fueran reses, para tu gobierno en el celo son las corzas las que buscan a los machos y no al revés. Los machos no se mueven de sus sitios una vez establecidos, después del invierno y si llegan otros, es que allí no habrá un dueño o lo habremos cazado nosotros en los primeros meses de la temporada.

Intento contestar a todas tus preguntas desordenadamente. El hecho de llegar a un coto como nuevo arrendatario en la meseta norte, no incluyo Leon ni Burgos norte, en las zonas que todos entendemos como criadoras de trofeos excepcionales, tiene también muchas variantes.

No es lo mismo que el territorio tenga mucho monte, o que por el contrario sea muy abierto, si tiene monte, el que lo tenía, no habrá podido terminar con el capital, aunque si con la renta. Me refiero a que quedará madre, y será más fácil para el que llega establecer un plan o una estrategia de cara a gestionar más rápido y poder cazar desde el primer año machos trofeo.

Por ejemplo llegar un año como este, en el que no se ha cazado, pues sería ventajoso para el nuevo, aunque se haya perdido dos o tres meses. Otra cuestión muy relevante y en la que no se fija mucho el personal, es el ganado. No es malo que en un término municipal lo haya, pero si hay mucho incidirá negativamente en las poblaciones de corzos tanto en número como en calidad ( 1000 ovejas en 3000 has es un ratio asumible, 3000 ovejas en 1000 has no ). Los cotos que yo llamo cerealistas con un par de regueras, cuatro espinos, y dos cerretes todos los años tendrán buenos ejemplares y poca gestión necesitarán. Allí es donde irán a parar los que se vayan por superpoblación donde antes vivían. Tienen pocos precintos y suelen ser cotos baratos frente a otros.

El hecho de llegar nuevo como arrendatario en circunstancias normales, habrá supuesto que el que se haya ido, lo haya dejado como un solar en la mayoría de ocasiones. Si una cosa tienen nuestros corzos es que son muy agradecidos en cuanto a la gestión se refiere, por su ciclo vital y por el poco tiempo que necesitan para ser adultos y portar buenos cuernos que no cuernas.

Mi experiencia es que en un año o a lo sumo dos, habrás notado mucho tu intervención en el medio. Un corzo en libertad en la meseta a partir del 5, 6 año empeora en cuanto a la calidad del trofeo. Si llegas a un sitio y no cazas nada más que hembras y ralos ( viejos y jóvenes de un año ), verás los resultados muy pronto. La Administración está dando precintos de hembras a saco, y si hacen falta más, te darán más, se han convencido que hay muchas hembras y que el exceso de población provoca demasiados accidentes en la mayoría de carreteras de CYL y CLM.

No ayudaría tampoco las fechas en las que uno entra en un coto para poder contar lo que tiene, suele ser marzo o abril y a los cotos habría que entrar en octubre para hacernos una idea mejor con el invierno por delante de que es lo que hay y empezar a actuar en febrero,eso que habremos ganado.

Mi experiencia es que siempre que he entrado nuevo en un coto, la proporción era de 10-15 hembras por macho, y en tres años hemos sido capaces de bajarlo a 3-4 a uno, menos bajo mi punto de vista, tampoco es aconsejable para poder cumplir cuando proceda con los precintos de machos ( cumplirlo es cumplirlo, y no cazar el doble ). Los resultados se ven y mucho, a partir de la primera temporada. Ahora que la primera, hay que sacrificarla si o si.

La raza está ahí y haciendo las cosas medio bien, volverás a ver los corzos que da la tierra. No hay cotos sentenciados, hay carteras que pueden y otras que pueden menos, ganas de hacer las cosas y mejores y peores compañeros de viaje.

Un saludo,

Alfonso.

 

Enrique Silla Giacomelli
Autor: Enrique Silla Giacomelli
20/04/2020 16:19:13
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Buenos días a todos, muchas gracias a los que habéis respondido al tema que os propuse. 

Javier, sin duda la labor de campo me parece algo indispensable para poder llegar a realizar una gestión correcta y adecuada. Es muy difícil tener todas las horas que eso conlleva, pero por suerte algunos os dedicáis enteramente a esto y en ello se plasma vuestro trabajo y resultados. Con vuestra ayuda es mucho más sencillo seguir aprendiendo del corzo, aunque sea desde casa. Posiblemente cuanta más y mejor información acumulemos, más se nos permitirá, en un futuro, tomar las decisiones correctas para seguir mejorando y sosteniendo la población de corzos. ¡Que no nos quiten este pequeño tesoro!

Fede, me ha parecido interesante tu propuesta de un aumento del cupo de hembras en un anexo al plan técnico, con una documentación adecuada, imagino que puede ser una solución interesante para equiparar los sexos. Siendo esta posible y aprobada, ¿Crees que es más positivo hacerlo de forma inmediata en el primer año desde la aprobación o es mejor esperar a ver que hembras paren corcinos macho para luego poder asegurar un aumento de añales en la zona? Hasta que punto "molesta" (o no) la presencia de un número grande de hembras a los machos de cotos colindantes que tengan poco hueco en su zona de nacimiento. En cuanto a lo de que hay zonas que a pesar de su regular gestión con los machos y cero cupo de hembras, siguen sacando buenos (pero mejorables) corzos, tu mismo has levantado la liebre... ¿Tiene esa situación fecha próxima de caducidad? 

Alfonso, el titulo engaña, pero no te preocupes que mi intención no era crear un "clickbait" de esos! En cuanto a mis propuestas o aportaciones, están ya en manos de la JD de la ACE. Veremos que sucede y espero que sea un primer inicio, para poder sumar de alguna manera a las ideas e iniciativas que ya se llevan a cabo todos los años. 

Intentaré seguir tu recomendación e ir preguntando más a menudo a la gente que vaya escribiendo por los foros, en la medida de lo posible. Aunque hablar de lo ya hablado, tampoco creo que sea nada malo, pues nunca se tiene conocimiento absoluto de un tema en concreto y se pueden sacar conclusiones nuevas, aportar más luz, cada vez, o al menos ilustrar a los que igual no lo sabemos o se nos presenta como dudas. En cierta manera, creo personalmente que repasar temas, no tiene que ser algo aburrido y a algunos nos ayudará mucho. Puede que tengas un nuevo público, quién sabe...

Mismamente, tus conclusiones y pensamientos al respecto del tema que quise sacar o revivir me han aportado mucho. La ACE ha caminado siempre en buena dirección, gracias a los que habéis marcado el camino y aportado con vuestras experiencias a lo largo de los años. Ojalá la caza de cara al exterior fuese vista como lo cuentas.

Por cierto, lo de que los machos no acuden a las hembras durante el celo (Comportamiento diferente a las reses), que son estas las que se "ofrecen" y hacen excursiones más o menos largas en su busca (dependiendo del lugar y de la posibilidad de quedarse preñada), se que hay muchos estudios que dejan constancia de ello. Hace poco hablábamos de ello en las RRSS. Pero yo no me refería a ese caso, sino más bien al de que cuando en un territorio hay unos machos fuertes que defienden el mismo, los machos más jóvenes o aún más débiles que los que ahí habitan, posiblemente elegirían cambiarían de aires (Imagino que en los meses previos o consecutivos al marcaje del territorio). Estos machos se desplazarían a otra zona más o menos cercana, con comida, agua y donde la presencia de otros corzos "normalmente" sería una mayoría de hembras o añales, por haber sido abatidos los antiguos machos de ese lugar y donde puedan asentarse. 

Volviendo al tema, veo bastante claro que las variantes que inteligentemente has comentado, como: Que haya más o menos monte, que el coto sea o no compartido, el número de precintos y animales finalmente seleccionados o abatidos, el número de cabezas de ganado, los recursos disponibles del medio, el conocimiento, ganas y poder adquisitivo del contratante... afectan, a que la gestión que buscamos se pueda realizar en mayor o menor medida. En esto de la caza, me acaba pareciendo, que es muy difícil generalizar y dar una solución para todos los casos con escenarios similares. Pero sin duda, creo que algunos lo hacen mucho mejor que otros...

Espero que no haberos aburrido excesivamente y que os guste hablar de estas cosas, aunque ya las habéis mencionado en numerosas ocasiones, aportan siempre algo, aunque sea para unos pocos, entre los que me incluyo. 

Un saludo,

Enrique

Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
20/04/2020 20:06:23
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Enrique pregunta a quien estimes, eso siempre aporta y luego saca tus propias conclusiones  donde hagas la faena, porque aquí las matemáticas funcionan regular.

Me refería con mis palabras, a que tan solo con leer lo que se va escribiendo y participar en otros debates abiertos también puede valer, está bien abrir temas nuevos o recurrentes por supuesto, pero no tiene nada de malo participar en otros, si hablan de lo mismo, creo que para crearse una opinión formada, lo suyo es leer todo lo escrito, es una recomendación sin más. 

Yo por ejemplo cuando entré a formar parte de esta casa, me devore todo lo escrito en el pasado en la biblioteca y en antiguas entradas, me leí todo lo que del corzo caía en mis manos, estudios, otros idiomas etc... Te lo decía, porque justo además estos días, hemos estado hablando de las preguntas que te haces, poniendo ejemplos reales de cotos, y haberlos leído, té hubiera arrojado algo de luz. Aquí estamos todos para aportar y preguntar y seguir aprendiendo, no hay nadie que marque el camino, porque de corzos se sabe muy poco, y cuando se da por cierto algo, el corzo se encarga de contravenirlo.

Te agradezco, pero ya te dije el otro día que yo no quiero llegar a nadie más, que a los que aquí asoman, como tú o al resto de visitantes y socios. Es una elección personal que tienes que respetar, como yo respeto la tuya de participar en otras rrss y querer tener muchos seguidores o mostrar tus fotos al mundo.

Sobre el asentamiento de machos sobrantes fuertes o no,en territorios con hembras y jóvenes, por un lado,  nunca se termina con todos los adultos que allí vivían, mi experiencia es que llegarán esos a los que te refieres, cuando las hembras no sean demasiadas, casi nunca es al revés. Los corzos que se van de un lugar no suelen ser muy sociables y no les gusta el bullicio, se vuelven esquivos y solitarios a lo más alguna hembra lista y vieja tendrán por compañera. Y por otro ten en cuenta que en cualquier manada invernal, los vínculos y lazos  familiares son muy acusados, padres madres hijos sobrinos etc y esos corcetes del año y de dos cuando limpien y llegue la territorialidad, pueden ser corzos muy decentes y fuertes y no dejarán entrar a los otros.

Encantado de charlar de corzos y sus costumbres,

saludos,

Alfonso.

VALENTIN SERRANO SANTIAGO S.
Autor: VALENTIN SERRANO SANTIAGO S.
21/04/2020 11:25:30
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Buenos dias Enrique,

Me alegro enormemente por "la vuelta que le has dado a la tortilla", y por la utilizacion y dinamizacion de estos foros.

Espero que entre todos aprendamos un poco mas del corzo y sus costumbres.

Un saludo, Valentin

Alejandro López Morillo
Autor: Alejandro López Morillo
21/04/2020 14:29:53
(0 vistas, 11 respuestas)
Darle la vuelta a la tortilla

Buenas tardes Enrique y demás compañeros.

He leído tus cuestiones planteadas e intentaré ofrecerte mi punto de vista.

En primer lugar, respecto a la primera y segunda cuestión, creo que pueden enfocarse desde una misma perspectiva. Está claro que equiparar esa desproporcionalidad de sexos va a deparar un futuro mejor tras un intenso trabajo.  Esto va a ser lo más básico y prioritario para nuestra gestión del nuevo coto.

Así mismo otra variable muy importante va a ser el número total de ejemplares que encontramos en el mismo, tanto hembras como machos.

Indudablemente, en ciertos puntos de nuestra geografía, el desequilibrio poblacional está muy claro, la gestión debe de ser más intensa en esos cotos ya que quizás el mayor problema sea la alta concentración de animales y por tanto soportando una capacidad de carga en algunos casos saturada lo cual va a determinar mucho esos corzos a futuro.

Generalmente cuando entras en un coto como el que defines, la proporción de hembras va a ser altamente superior por lo que la gestión de estas debe de ser prioritario, generalmente solicitar permisos de hembras y mas en el caso de corzas no suele ser un problema.

En resumen a todo lo comentado, lo primero y más importante va a ser saber a ciencia cierta “lo que hay” en nuestro coto y a partir de ahí valorar lo que debemos de hacer.

Por cierto, con una gestión mas intensa por lo que comentas de que los cupos no se han ido cumpliendo, me refiero a que quizás los primeros años se deberían de realizar unos “sacrificios” eliminando únicamente hembras en gestión y sobre todo también ejemplares juveniles los cuales generalmente en ese tipo de cotos quedaron en el olvido.

Más allá de la búsqueda de trofeos, a pesar de una caza intensiva tras ellos, muchos cotos “buenos” siempre te van a sorprender mostrándote y otorgándote ejemplares de calidad y que a ciencia cierta en un coto como el que comentas son los que deberían de quedar como remanentes a tu entrada para así asegurar el futuro.

En respuesta a la tercera cuestión y en general... sin duda, las ganas, el trabajo, la constancia y sobre todo la paciencia en los primero años acabará dando sus frutos y por tanto sí, un buen territorio podrá volver a sus mejores tiempos.

¡Creo que hay muchos puntos de vista a mejorar entre todos los corceros, cada coto y caza zona son un mundo, nunca dejamos de aprender, siempre te puedes sorprender!

Espero que te resulte interesante mi opinión.

Un saludo a todos.

Alejandro López