Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

General

Administrador  
Autor: Administrador
19/02/2021 14:28:35
(1 vistas, 1 respuestas)
La ACE formula alegaciones al MITECO sobre el cambio de estatus del lobo ibérico

Buenas tardes,

desde la Asociación del Corzo Español hemos presentado alegaciones al “Proyecto de Orden Ministerial por la que se modifica el anexo del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas”, incluyendo en el mismo todas las poblaciones españolas de Lobo (Canis lupus)", pues se entiende que su inclusión no obedece a criterios técnicos y científicos, y se realiza sin el necesario acuerdo con las partes afectadas.

En este sentido, solicitamos que el lobo mantenga la consideración de especie cinegética, y siga cazándose allí donde sus niveles poblacionales lo permitan o provoquen daños.

A continuación os mostramos el contenido del escrito dirigido al Ministerio de Transición Ecológica con fecha de hoy:

La Asociación del Corzo Español (en adelante A.C.E.) es una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objeto social el estudio, la divulgación del conocimiento, la conservación y la gestión del corzo, mediante la extensión de una idea responsable y sostenible de la caza del corzo en España. 

La A.C.E. sostiene económicamente distintos planes de estudio sobre esta especie en toda España. De especial relevancia es el seguimiento sanitario que se realiza mediante convenios de colaboración con el INVESAGA de la Universidad de Santiago de Compostela y cuyas primeras conclusiones arrojan elementos de preocupación sobre la situación de fragilidad de las poblaciones de corzo en la mitad norte peninsular, especialmente en las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Castilla y León.

La A.C.E. viene desarrollado actividades de formación, asesoría y divulgación en materia de gestión del corzo mediante la organización de reuniones de especialistas (cuatro simposios en España), los cursos a guardas y agentes medioambientales, y reuniones con responsables autonómicos y provinciales, en las cuales se ha ido perfilando las bases para la gestión del corzo en España en lo referente a sistemas de estimación de poblaciones, aprovechamiento de la carne, seguimiento sanitario o establecimiento de cupos de captura.

En la actualidad, en algunas zonas del norte de España el corzo se encuentra en una seria situación de declive poblacional en tanto que en otras áreas peninsulares su población continúa creciendo. En relación a lo primero, sus causas últimas no han podido ser determinadas en todos los casos, pero parece que en buena parte es debido a problemas parasitarios, en especial los originados por Cephenemyia stimulator, enfermedad que fue reportada por esta entidad y de la que venimos realizando el seguimiento desde hace años. Esta situación se ha visto incrementada de forma notable por el aumento de la población de lobos que depredan sobre el corzo. En el noroeste peninsular y en muchas áreas de la cornisa cantábrica, los corzos están en una situación muy preocupante. En algunas de estas zonas su estatus poblacional se halla próximo al pozo de depredación, lo que originará una situación inédita en autonomías eminentemente favorables para su desarrollo.

Otra de las infecciones parasitarias detectadas en los corzos destaca la eleva prevalencia de Sarcocystis, que afecta al aparato cardiorespiratorio, y confirma que además de afectarle severamente y contribuir a su declive demográfico, representa una fuente importante de infección para los carnívoros que actúan como hospedadores definitivos. Estas altas tasas indican que, con toda probabilidad, carnívoros como el lobo, sean un reservorio importante de esta enfermedad parasitaria y contribuye a su elevada presencia en el medio natural.

Por todo ello desde la A.C.E. queremos hacerles llegar nuestra propuesta de revisión del proyecto de Orden Ministerial por la que se pretende incluir a todas las poblaciones de lobo ibéricas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESRPE), sobre la base de los siguientes argumentos:

  • El lobo ha incrementado de forma muy notable su distribución y su impacto en la dinámica demográfica del corzo sin que tal efecto se haya recogido en los planes de gestión del lobo ni se prevea ningún seguimiento de ello.

  • El efecto de la depredación está afectando a la conservación del corzo. La información disponible de episodios epidémicos en el corzo por C. stimulator apuntan a que en un plazo aproximado de 4 a 6 años el censo de la especie se recupera. La información serológica de la que disponemos apunta a que la tasa de prevalencia de esta enfermedad parasitaria redujo en 2013 respecto a 2008 y 2009, pero no se apreció que haya habido recuperación de la abundancia de corzos en las zonas afectadas. Por el contrario, continúa la reducción de los mismos sin que existan otras causas distintas de la depredación de los lobos en amplias zonas donde estamos estudiando la enfermedad y donde ambas especies conviven.

  • La abundancia de corzos, amén de la importancia que pudiera tener en la dieta y conservación del lobo (como así es), constituye una fuente esencial de los ingresos que percibían muchos de los titulares de los terrenos acotados del norte de España, en muchos casos entidades de derecho público. La caza es una actividad de reconocida importancia económica y de ocio y por ello cuenta con el reconocimiento de la Unión Europea en el marco de los Planes de Desarrollo Rural. En amplias zonas septentrionales es a día de hoy la principal actividad de ocio y a la vez capaz de generar rentas en épocas no habituales para el turismo. El corzo ha sido el motor en muchos municipios de un turismo de calidad, con gran capacidad de gasto en el territorio, que hoy se ve amenazado por problemas de gestión, sanitarios y el aumento y presión del lobo. Consideramos que la recuperación del stock de corzos es del máximo interés, tanto desde la perspectiva ambiental, cinegética y económica.

  • La inclusión del lobo en el LESRPE sin el correspondiente proceso de participación social obvia, entre sus consecuencias inmediatas, que los titulares de caza participan ya económicamente en el sostenimiento de la población de presas, tanto cuando abonan daños a los cultivos o por siniestros del tráfico rodado y los inherentes al mantenimiento de la guardería. Una parte importante de este esfuerzo económico es consumida por el lobo en forma de presas de las especies cazables (corzo y jabalí principalmente), convirtiendo de este modo a los cazadores en sujetos pacientes del plan de gestión sin capacidad operativa en el mismo, especialmente en las zonas donde el lobo cambiaría su estatus actual de protección.

  • El cambio de estatus del lobo al norte del Duero, va a afectar significativamente a la ganadería extensiva y a lo que esta representa como elemento natural de conservación de los ecosistemas de montaña. La probable desaparición de muchas explotaciones ganaderas, además del fuerte impacto económico que representará para el mundo rural, va  a provocar la desaparición de biotopos mosaico que son, precisamente, aquellos que favorecen el desarrollo del corzo en las áreas norteñas. Por tanto, representará una pérdida significativa de hábitat para la especie y representará un nuevo factor de riesgo para su conservación futura.

En conclusión, creemos que el actual estado de la población del corzo en toda la zona norte española exige de atención por parte de la administración nacional y en su conservación está jugando un papel esencial el posible cambio de estatus de protección del lobo. Desde la A.C.E. apostamos por la conciliación de intereses sobre la base de procesos sociales negociados, a través de la información y del completo análisis de todos los fenómenos que afectan no sólo a una especie en concreto, sino al total de los ecosistemas, incluidos los aprovechamientos humanos que en ellos se integran. Por ello esta Asociación considera necesaria la retirada de la propuesta de Orden Ministerial de referencia para elaborar otra nueva que cuente con el necesario consenso social o, subsidiariamente, su modificación manteniendo la condición del lobo como especie sometida a regulación cinegética en aquellas zonas geográficas donde su nivel poblacional lo permita y la afección sobre otras especies silvestres o domésticas así lo aconseje.

Florencio A. Markina Lamonja

Presidente

Alfonso Pérez Briz  
20/02/2021 12:45:38
(0 vistas, 1 respuestas)
La ACE formula alegaciones al MITECO sobre el cambio de estatus del lobo ibérico

¡¡ perfecto y gracias !!.

La prohibición de la caza del Lobo posiblemente le iba a perjudicar más que a beneficiar.

Cazo en zonas donde el Lobo se ve con frecuencia, donde con frecuencia preparan "lobadas" y son abatidos por la guardería de la Junta y no todos, sólo los que se han "picado" al sustento fácil. No quiero ni pensar que harán, en legítima defensa de su patrimonio, los ganaderos que vean seriamente esquilmados sus rebaños por una superpoblación de lobos.

Pues eso, que lo mejor que se puede hacer por el Lobo es permitir su caza controlada. 

Buen fin de semana para todos.