Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Relatos

JAVI LÓPEZ
Autor: JAVI LÓPEZ
10/01/2008 22:16:28
(1 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
AQUEL JUNIO AGOSTADO Suena el despertador del teléfono móvil, deben ser las cinco y cuarto, la pereza, el cansancio y cierta desilusión se han apoderado de nosotros, después de dos días de rececho, entretenidos pero infructuosos. No sabemos que hacer, ¿vamos no vamos; nos acercamos donde ayer?, ¿o qué?; por un momento parece que decidimos quedarnos en las camas, aunque después y tras reflexionar sobre el hecho de que para algo estamos allí; decidimos levantarnos y nos vestimos raudamente. Tal es así que por el camino en el viejo Ford Sierra y todavía más oscuro que claro, nos damos cuenta que tan solo llevamos el rifle, la vara, y tres balas que Ángel lleva de ayer en el bolsillo, nos faltan los prismáticos, el agua, la cámara… vamos todo lo que llevamos siempre en el macuto, a pesar de todo; decidimos no dar la vuelta, si no la luz se nos va a echar encima. Dejamos el coche en la entrada de La Sartén, junto al alambre: donde siempre. Cierta claridad ya permite ver el pasto amarillento y agostado, a pesar de que todavía estamos  a 19 de junio. Ángel carga el rifle, y comenzamos el descenso por la cerca del otro lado del camino, pegados a la malla  del ganado; tal y como nos enseñó Emiliano, los hierbajos crujen bajo nuestras pisadas, mientras caminamos de encina a encina, y alguna torcaz levanta el vuelo dándonos como de costumbre, un pequeño susto. Comenzamos a descender hacia la atalaya de las viejas casas de piedra, desde donde divisamos gran parte del vallejo que forma el Pizarroso. En este sitio, hace algo más de un mes ya otro socio consiguió hacerse con un duende. Es el lugar soñado y el que nosotros preferimos para probar suerte tras el corzo. Incluso yo personalmente todavía no he visto ningún macho en la finca, todo: corzas y crías, ayer mismo por la mañana dos corcinos pastando bajo las encinas, y una corza en el claro querencioso, que controlamos desde la atalaya a la que nos dirigimos. Nos adentramos entre las jaras y las encinas, cogemos algo de altura, la claridad va en aumento;  esto nos permite divisar el vallejo casi hasta el puente, aún así el sol todavía no ha despuntado por el horizonte. Unos metros más, vemos el claro, monte fuerte a su izquierda, retamas y encinas por lo alto, y a la derecha un muro viejo de piedra que desciende hasta el arroyo, el clarete con pasto seco aunque algo más fresco que en otras zonas por brotar en una ribera. Abajo se ha movido algo, parece que es  una corza, Ángel mira por el visor y corrobora que se trata de una hembra, parece joven; no lleva crías. Reanudamos la marcha, llegamos a las casas, paramos y miramos, y allí sigue la corza, eso si; nos equivocamos no los habíamos visto, tiene compañía; detrás de ella y junto a las piedras del muro aparece su pareja de corcinos, los observamos con interés, finalmente se mueven y desaparecen de nuestra vista. Ahora ya avanzamos hasta nuestro mirador privilegiado de piedra, nos acomodamos y decidimos esperar, aunque no confiamos en ver nada; y mucho menos después de que por allí ya haya pasado una corza con sus vástagos. El sol ya ha salido pero aún la luz no es máxima, observamos sin confianza, forzando la vista pues como ya dije hemos olvidado los prismáticos y todo el macuto. Ángel, cansado y embargado por la desilusión en este ya último día de rececho; me da el rifle y se echa tumbado para descansar –Si ves algo me avisas- me espeta justo cuando me pasa el rifle. Pasan los minutos, parece que mi primo casi se ha dormido, yo miro, fuerzo la vista, nada; solo alguna torcaz levantada de su dormidero. Comienza a pasar el fresco del alba, la actividad de la fauna, típica de estos instantes, va llegar pronto a su fin. Miro al suelo, Ángel, yo diría que dormido total. Vuelvo a mirar, observo las retamas de la parte alta, por debajo de por donde ayer aparecieron los tres venados. De detrás de una de las retamas surge un corcino, algo por delante, la corza; bajan hacia el clarete, por detrás del primero; otro corcino más, ramonean y descienden con parsimonia, por encima otro animal más, puede ser el corzo pero a esa distancia y con el incipiente sol casi de frente no distingo nada, ahora si que hecho de menos los prismáticos, antes de que me surja la idea de mirar por el visor, aviso a Ángel que como me pareció se había dormido. Se despierta y le paso el rifle, mientras también agarra la vara y se la acerca por si hiciera falta; miramos a los animales prestando atención al último de ellos. Los bichos van bajando con dirección al claro, la corza y el primer corcino ramonean ya junto al murete de piedra, sin embargo en este caso se sitúan por detrás; no entran al claro. El de más arriba, en efecto es un macho; se tapa de vez en cuando con las retamas, el segundo corcino más cerca de él que de la corza. Ángel observa al animal, y trata de valorarlo, tiene cuerna pero no sabe si la suficiente como para que sea tirable, por el visor no puede verla bien y además tiene el sol casi de frente. Dudas, otra vez echamos de menos los aumentos y la nitidez de los gemelos; aún así y viéndolo sin ningún tipo de ayuda, yo le distingo una cuerna que creo no es pequeña. Ángel parece que se convence, pero ahora el corzo está tapado tras unas carrascas en la esquina que forma el murete por arriba del claro, el corcino ya ha pasado por ahí y continúa ramoneando; la corza y la primera cría por detrás del murete, más abajo. Ángel se decide, aún sin tenerlas todas consigo. El segundo corcino se vuelve como si fuera en busca del macho, se oculta con las carrascas, de nuevo vuelve y aparece a la vista, pero el corzo sigue sin verse; cuando el corcino baja unos metros, vemos el corzo que aparece tras pasar las carrascas, ramonea, levanta la cabeza y vigila, vuelve de nuevo a ramonear, Ángel preparado apoyado en la vara en una postura complicadísima, de nuevo el duende levanta la cabeza alertado, mira, escucha y justo clava su vista en nosotros, el tiempo parece pararse, entonces… el estruendo del trescientos rompe el silencio, aturdido miro; la corza y sus crías corren y saltan perdiéndose en el paisaje. ¿Y el corzo?, observo y veo el pataleo, ya está; cazado. Son las siete horas y cuarenta minutos del 19 de junio de este año tan seco; por fin: Cayó el duende. Fco. Javier López Maraver Espero vuestras opiniones... UN SALUDO
Fco Javier Pérez
11/01/2008 20:45:49
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Muchas gracias Javier por animar esta seccion, ultimamente esta un poco abandonada, a mi me hubiese gustado aportar algo pero....... por desgracia tengo poco que contar, Muy entretenido el relato, es real o ficticio? si fuese real estaria bien adjuntarle alguna foto aunque sea en la casa porque para serte sincero me he quedado con la miel en los labios de saber el porte del macho, muy bien relatado. Por casualidad esta ambientado en el sur de España, me encantaria!!!! nuestro corzo morisco esta muy marginado, jejejeje. Un cordial saludo.
JAVI LÓPEZ
Autor: JAVI LÓPEZ
13/01/2008 17:43:40
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Querido tocayo, en efecto el relato es real como la vida misma, aunque quien culmino el lance no fui yo sino un primo mio (que es como si fuera mi hermano), aunque como comprenderá ese corzo lo sentimos nuestro tanto él como yo. Él animal en cuestión si fue cazado en el sur, pero no tan al sur como para ser un corzo morisco, por desgracia no he tenido la suerte de cazar por allí, concretamente el macho fue cazado en Extremadura, en Cáceres (Sierra de Altamira), la verdad no fue un trofeo despanpanante, más bien correcto: 6 puntas, bonitas luchaderas, y unos 22 de cm de longitud. En cuanto a lo de la foto haré lo posible por subir alguna, por que la verdad en esto de la informática, el Altísimo no ha tenido la condescendencia de otorgarme grandes aptitudes. Gracias por su opinión y comentarios. Reciba un cordial saludo. Fco. Javier López Maraver
JAVI LÓPEZ
Autor: JAVI LÓPEZ
13/01/2008 22:29:35
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Aquí está la foto, vamos si es que consigo que salga.Un saludo tocayo.
Fco Javier Pérez
14/01/2008 13:59:07
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
EStimado Javier. El corzo es mas que aceptable  y si ademas el lance fue trabajado tiene tanto o mas merito que muchos medallas de oro cazados en otros lares y de distinta manera. Enhorabuena a ti y a tu primo. No tengo la suerte de conocer tu zona, pero seguro que es preciosa. A ver si el proximo que nos muestras es tuyo. Un cordial saludo y suerte en proximos lances.
Gerardo Pajares
Autor: Gerardo Pajares
14/01/2008 19:25:36
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Gracias por ese relato. Esto empezaba a ponerse algo triste. Espero que cuaje una iniciativa que tenemos para relanzarlo. Saludos
iñaki
Autor: iñaki
15/01/2008 8:32:12
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Hola Javier. Bonito relato. Haber si con el comienzo de la temporada nos empezamos a poner las pilas con esta sección. A la próxima vez que salgas al campo con tu primo y te haga la misma, que sea el disparo lo que le despierte.(que luego pregunte.... que a pasado¡¡¡¡)
JAVI LÓPEZ
Autor: JAVI LÓPEZ
15/01/2008 13:30:18
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
Bueno me alegro que mi relato haya servido para reavivar esta sección.En lo referente a lo que dice Ignacio sobre el disparo,la confianza que tenemos entre yo y mi primo hace que respetemos escrupulosamente, lo de los turnos de tiro que llevamos entre los dos, asi que no me quedo otra que despertarle (otra cosa habría sido que hubiera aparecido un raposo). Esta temporada tengo apalabrado un precinto en el oriente de Asturias asi que si todo va bien, y si Dios quiere podré contaros el lance con pelos y señales, un afectuoso saludo para todos. P.D. Aunque la página sea del corzo, lo mismo me animo a relatar el lance de este fin de semana que he tenido con el mejor venao que he cazado por ahora; y que creo tardaré muchos años en superar Fco. Javier López Maraver
Fco Javier Pérez
15/01/2008 13:59:35
(0 vistas, 8 respuestas)
El primer éxito tras los corzos
La verdad es que la idea de Iñaki es bastante buena, muy tentadora, jejejeje,  la cara de tu primo tendria que ser un poema, jejejejeje, aunque sin duda lo mejor de la caza es el compañerismo y es bonito ver que no se ha perdido, Enhorabuena de nuevo!!!! Yo por lo menos estoy deseando leer ese relato y ver las fotografias, no se el resto..... Un cordial saludo.