Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Relatos

J Coca
17/11/2010 19:18:52
(1 vistas, 10 respuestas)
Honey
Honey y la Marca Weatherby Esa que casi todos los tiradores de rifle lucimos sobre la ceja, la mía se la debo a un 375 H.H. Mg. y me acompaña desde hace mucho tiempo, conozco en estos foros a quien se la debe a un 416 Rigby y lo que es peor a un excepcional tirador y cazador que se la debe … a un modesto 6,5X57 R, y es que en esto de hacer pupa en las cejas todos los rifles tienen su aquel, vamos que hasta el corneta es tropa. Me he acordado de este asunto al ver a un gran amigo, y gran cazador africano de esos que solo cazan a pie y solo animalitos con años y tamaño, señalado malamente por su precioso 338 W. Mg., como su otro rifle africano es un Express del 470 Rigby al que por eso de la vista y los años le tiene montada una pequeña lente, está relativamente contento pues si la caricia se la hace el Express cree que se queda sin ceja, y eso ahora y en este país puede ser cosa grave. Mr. X es un norteamericano riquísimo, en Las Vegas y en una de las convenciones anuales de la caza contrató unos días de caza en España con un gran amigo mío, unos venados en berrea, unos gamos en la ronca y un macho en Gredos, el hombre, que se hospedaba en la finca de mi amigo, avisó de su llegada acompañado por “su mujer”, cuando llegaron “su mujer” era claramente la suya y la de muchos otros, un cañón de señora, alta y bien hecha de quilla a perilla, con larga melena rubio platino, una pechuga extensa y caída para arriba y unas uñas en consonancia con la pechuga, se llamaba Honey, y era eso exactamente pura miel para los ojos del todo personal masculino de la finca. Honey, cuyos trabajos debían de ser nocturnos, no salía a cazar, dormía hasta el mediodía y desde la cama se trasladaba a la hamaca de la piscina, sobre la hamaca hasta los milanos hacían cola para echar una ojeada; finalmente Mr. X decidió que Honey tenía que cobrar un venado, ella miraba a mi amigo y le decía que no con la cabeza, pero ... Honey era Honey y Mr. X era Money, y por lo tanto un poderoso señor, a la mañana siguiente Honey apareció relativamente temprano y vestida enteramente para safari, aunque en un color hueso muy claro prácticamente blanco, subieron a un todo terreno y salieron a por el venado; todos estaban lejos, Honey no quería dar ni un paso fuera del coche, había moscas, mosquitos, lagartijas y en el suelo hasta cagarrutas de las reses ella no pisaba aquello ni de broma, finalmente lograron ponerle un venado a huevos, Mr. X le pasó su rifle a Honey, un 300 Weatherby, Honey con mil remilgos apuntó al venado y apretó el gatillo... la preciosa ceja derecha de Honey se convirtió en una doble ceja y un rojo chorro cayó sobre la hermosa pechuga forrada de blancas telas, pero ... Honey le había dado al venado y este se alejaba tambaleante, Mr. X se lanzó, por detrás, a por el rifle que Honey, medio mareada,  mantenía en las manos, intentó dar un cerrojazo rápido y .... el dedo índice de Honey se interpuso en el camino del cerrojo, un largo y profundo corte horizontal adornó de nuevo a la pobre y vistosa mujer, otro buen chorro de roja sangre manó del corte y salpicó a la concurrencia, Honey soltó el rifle, se miró de arriba abajo, se vio tinta en sangre y como una pantera saltó sobre Mr. X, con las larguisimas uñas por delante buscando los ojos del asustado sujeto, mi amigo y el guarda anduvieron rápidos y lograron sujetar a la fiera, agarrando por donde podían, que conociéndolos me imagino fácilmente por donde era, metieron a Mr. X en el asiento trasero del coche y a Honey en el delantero, el guarda al volante y mi amigo ojo avizor tras la dama herida, que sangraba como un becerro y no se dejaba curar, solo quería clavar sus uñas en los ojos de Mr. X, cada vez que se miraba la ropa, que ya parecía la de un matarife, se volvía a por los ojos con las uñas como estiletes, mi amigo la agarraba de inmediato y la mantenía bien sujeta al asiento hasta que se calmaba un poco, de esa guisa y tras varios intentos de dejar a Mr. X como a Santa Lucía llegaron a la casa, cuando todo parecía ya bajo control surgió el momento de mayor peligro, Honey entró en el hall de la casa, en el que existe un espejo de esos de cuerpo entero, se miró despacio en él, y con un rugido de leona se arrojó de nuevo a por los ojos de Mr. X solo la suerte y la rápida intervención de todos los presentes, que ya eran bastantes, lograron evitar que consumara sus deseos. Honey fue trasladada a una habitación en donde una medico, hermana de mi amigo, la curó de sus lesiones e intentó llevar la paz a su animo, vano intento, Honey vivía de su físico y ese deterioro era capital para ella, pensaba en toda una serie de castigos físicos y demandas judiciales contra Mr. X, no se calmaba ni con una garrafa de tila; mientras tanto Mr. X permanecía en su habitación, cerrada con llave y vigilada por un guarda, con la sola compañía de una botella de Bourbon, mi amigo hacía de embajador e intermediario entre las partes afectadas, al final logró un arreglo amistoso, le dijo a Mr.X: “Mira en estos casos la única solución es la generosidad, recurre al libro de cheques y firma uno sustancioso de verdad, yo me encargo de que un coche de casa lleve a Honey al Hotel Palace en Madrid y después al aeropuerto, con ella en Madrid ya nos podemos ir tranquilos a por los gamos” Mr. X, fue generoso de verdad, mi amigo asegura que se quedó con ganas de ser él el herido, a Honey se le pasaron rápidamente las ansias de venganza y tras dar un par de besos estupendos a mi amigo hizo las maletas y se largó hacia su querida tierra americana, cabe suponer que no ha vuelto a pisar el campo en su vida, pero las dos cicatrices y la cuenta corriente se lo recordaran. Cordialmente, Julián Coca
Javier Sanz
Autor: Javier Sanz
17/11/2010 20:21:12
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Vaya relato, bueno porque sí ¡¡ Para la otra Honey que se tercie, aunque la descripción de la misma ha sido espectacular, sería bueno, por no decir necesario, adjuntar una foto de la sujeta, (y bien sujeta como cuenta por su amigo), para amenizar más si cabe la lectura de un nuevo relato protagonizado por alguna despanpanante señora ... je je je Saludos y muchas gracias.
Gerardo Pajares
Autor: Gerardo Pajares
17/11/2010 20:55:27
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Julián, eres un estupendo contador de historias. Me he reido un rato, y creeme que me ha venido pero que muy bien. Abrazos
Mario Bregaña
Autor: Mario Bregaña
17/11/2010 21:38:50
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Estimado Julián: Yo también agradezco tu humor y envidio como pintas con las palabras en tu peculiar estilo. Gracias por las risas.
(Santiago Segovia Pérez)
Autor: (Santiago Segovia Pérez)
18/11/2010 9:55:27
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
De verdad Julián que tus historias son únicas, y la forma de contarlas más aún. Me vienen a la cabeza las de "Cuentos de la dehesa" que para mí es un libro único e irrepetible, a no ser que lo hagas tu. Esperando agazapado estoy a que te lances con el siguiente, porque ahí estaré como un clavo para conseguirlo.
Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
18/11/2010 10:41:08
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Buenísimo si señor!!!....Algunos de los que por aquí andan y entre los que me incluyo para sacarnos unas perrillas en la época de estudiantes hicimos de guías para estas cacerías de americanos sobre todo en los años 80 y principios de los 90  y vimos cosas de este pelo e incluso peores...Yo lidié con dos teutones de 1,95 a los "cabros" durante un par de semanas en mi Corsa 1.5 Td y no me dieron zapatilla porque uno es muy hombre. Que tiempos y que propinas en $. saludos, Alfonso Treviño.
J.P
Autor: J.P
18/11/2010 11:12:37
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Enhorabuena D. Julián, magnifica prosa como siempre y como dice Gerardo yo también me he reido un rato y me ha sabido a balsamo. Muchas gracias por la historia. Un saludo!
J Coca
18/11/2010 13:03:32
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Santiago, la posibilidad de que salga a la luz un segundo tomo de “Cuentos de la Dehesa” existe, prácticamente esta escrito y algunos de los relatos que en él aparecerían ya los conocéis los corceros de este foro. Hace muy pocos días cenando con Iñigo Laula, que prologó el primero, me instaba a editar un segundo, Rafael Castellano es mi mentor en estos asuntos y consideraba que pasada esta crisis puede ser un buen momento para que el Capitulo Español de la Orden de San Huberto, que todo los años saca un libro para los hermanos de la Orden, lo edite al igual que editó el primero; mi ego está encantado con vuestras alabanzas y con “los empujones” de Iñigo y Rafael, mucho más cuando dos premio Weatherby mejicanos presentes en la cena lo han leído y han considerado un honor el que se lo dedicara, pero debo de pisar la tierra y saber lo que soy, un sujeto con buena memoria y buen humor, que ha vivido el campo y la caza con interés, y como lector empedernido que es, escribe, relativamente bien, sobre sus recuerdos y vivencias, de eso a ser un escritor va un mundo, yo solo intento divertir a mi entorno contando lo que he vivido para que así las enseñanzas de esas vivencias que intento transmitir no sean un ladrillo pretencioso. Como tengo una enorme facilidad para escribir lo que se me ocurre y lo que recuerdo y me paso prácticamente desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde delante de las pantallas de tres ordenadores, en algunos ratos de calma me relajo escribiendo y eso me mantiene más atento a la parte seria de la vida que es ganarse el pan, por lo tanto tengo yo más que agradeceros a mis lectores que vosotros a mi. Un abrazo, Julián Coca
Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
18/11/2010 17:43:31
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Jejejeje!! Julián eres un fenómeno! Me han "llamado al orden" en el trabajo porque me he empezado a reir solo frente a la pantalla razón por la cual han deducido que no andaba muy concentrado en el currele... Muchas gracias por estas risas, Saludos
(Santiago Segovia Pérez)
Autor: (Santiago Segovia Pérez)
19/11/2010 9:35:44
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
Querido Julián: Ya sabía yo que algo andaba rondando por ahí, y con mi post sólo he conseguido que hicieras una declaración pública de tus intenciones que ya me había aununciado un pajarito, lo cual me alegra un montón, por lo que confirmo mi espera ansiosa. Ya sabes que con el nuevo libro tampoco te escapas de hacerme el honor de dedicármelo.
JAVI LÓPEZ
Autor: JAVI LÓPEZ
21/11/2010 13:47:04
(0 vistas, 10 respuestas)
Honey
¡¡Qué bueno!! Don Julián, me ha hecho usted esbozar sonrisas en esta fría mañana de domingo, en la que por desgracia me encuentro entre el asfalto madrileño, y no en una de esas dehesas en las que ocurrió lo que ocurrió a Honey... Un abrazo