Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Relatos

Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
05/06/2012 13:27:08
(1 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
El rifle ya descansaba en su funda en mis últimas salidas al campo, siendo el arco su sustituto. Estaba desando poder contaros aquí, en relatos, el primer corzo con arco que cobraba pero no sé si al final podrá ser! Este fin de semana pasado subía el jefe a Madrid, y no tenía mejor excusa que aprovechar el viaje a la capital para traerse los prismáticos y el trípode...por si decidíamos dar una vuelta a "enseñarle" el coto nuevo que este año nos hemos quedado unos amigos. El sábado por la tarde sin mejor plan decidimos hacer una intentona y de nuevo cargo el mannlicher en el coche. El sitio elegido para recechar es uno por el que no habíamos cazado aún (tengo debilidad por las "probaturas"). Llegamos al coto sin tiempo para dar una vuelta de reconocimiento y mientras preparamos los bártulos le explico cómo funciona el seguro del rifle y al probar el gatillo se queja de que está "durísimo". Le insisto en que tire con el pelo pero le parece demasiado "fino" así que hace varias pruebas antes de, no sin quejarse nuevamente, ponernos en marcha. Photobucket 20:30h marca el reloj cuando empezamos el rececho a través del pinar. La avena loca ha crecido esta última semana casi un metro, y en las zonas en las que abunda se hace imposible la visión a más de una veintena de metros. En una bifurcación de caminos sin tener claro cuál era el que me llevaría a las siembras elegidas, elijo el de la izquierda y continuamos recechando camino adelante. Al jefe lo veo poco convencido con el sitio elegido, normalmente soy yo el que va a toda leche y él el que se va parando cada dos metros a mirar con los prismáticos, pero hoy se han invertido los papeles. Le digo que tenga fe, que podemos ver un corzo en cualquier momento, (así lo cobré yo unas semanas atrás) a lo que me responde que cree imposible que en un pinar así, más seco que una mojama, pueda haber corzo alguno! Cuando llevamos caminados un buen trecho confirmo, con el plano del móvil, mis sospechas. El desvío que había que coger era el otro!! Cada vez nos estamos alejando más de las siembras internándonos en lo más espeso del pinar. Adivinamos un camino que cruza perpendicular al que llevamos acercándonos a las siembras así que nos desviamos para cogerlo. La equivocación de camino sin embargo nos hace llevar el aire ahora completamente de cara, y al acercarnos a un par de charcos junto al camino, con algo más de verde, nos devuelve la ilusión y la concentración examinando cada hueco entre los esbeltos troncos a izquierda y derecha. Un ruido nos sobresalta, un zorro, quizás un tejón, desde luego no un corzo, estaba encamado en uno de los vergeles junto al camino y ha salido zumbando al sentir nuestra presencia a escasos metros. A nuestra derecha una suave loma cubierta de tomillos y algún enebro salteado entre los pinos, nos invita a salirnos del camino a echar un vistazo a la volcada. Parecemos dos mimos pisando el terreno ahora a velocidad de camaleón amortiguando el ruido de las botas sobre el manto de pinochas. Una vereda nos lleva hasta lo más alto de la colina y desde allí escudriñamos una abierta bien distinta a lo que llevábamos visto hasta el momento. Dedicamos unos minutos a los prismáticos, y cuando casi me los estoy quitando de la cara aparece en las lentes una imagen que difícilmente voy a olvidar jamás. Unos cuernos recios e imponentes sobresalen por encima de un pequeño enebro que tenemos abajo nuestro.    - ¡Corzazo! Susurrarlo, agacharme tirar de mi padre hacia abajo, montar el trípode es todo uno!     - ¿Dónde está? Trago saliva y con más nervios que si fuese yo el que llevaba el rifle le doy las indicaciones mientras coloco bien el trípode que con los nervios lo había puesto fatal:     - Aquí abajo. Sólo se le ve "la leña". Está justo entre ese enebro y ese pino con el tronco torcido (le señalo con el dedo). Nos incorporamos a cámara lenta. Ya no cojo ni los prismáticos, los 50m que nos separan no me impiden verle perfectamente.      - ¿Lo ves?      - No. Dónde está?      - Coño jefe! Entre el enebro y el tronco torcido! Mientras le repito las indicaciones y lo busca a través del visor, el corzo, con su característico pelaje rojizo de verano, se destapa por completo al dar varios pasos hacia adelante.     - Ahí lo tienes...Tíralo!     - Donde?!? que no lo veo!! A mí me va a dar algo!!! el corzo de mi vida atravesado a tiro de piedra completamente ajeno a nuestra presencia...y el jefe no lo ve!!! es una broma?!?! Cojo la culata del rifle mientras lo encara el jefe y se "lo apunto". Nada. Desesperado le digo que se desencare, que a simple vista lo tiene que ver!! Si parece "una retinta" de lo grande que es coño!! Por fin, lo ve...     - Ahh, joder!! si está aquí!! Vale, vale, lo veo. Tiene tapada la cabeza con el tronco lo tiro?     - SI!!! Photobucket Yo no sé si tardó más de la cuenta en apretar el gatillo porque estaba "muy duro" o simplemente a mi esos segundos se me hicieron infinitos, pero por fin con el estallido del rifle, el corzo se desploma sobre su huella al tiempo que yo pego un grito y un salto de la emoción!! El jefe sigue algo desconcertado (la cara de la foto que le hago lo dice todo...) No podía entender cómo no había visto el corzo antes, lo achaca a que había otro tronco unos metros a la derecha del que yo le indicaba que también estaba torcido, y otro enebro...total se estaba empeñando en buscar el corzo donde no estaba.      - Jefe, si no me he equivocado ...es el corzo más bonito que has matado! Ansioso por ver el animal, en tres zancadas recortamos la escasa distancia que nos separaba. Al llegar es un poema ver su cara...      - Joder...qué bicharraco!!! Menos mal que no le he visto la cabeza, si la llego a ver...lo fallo!! Photobucket El tiro se ha ido un pelín alto, y no encuentra mejor momento para volver a reprocharme la dureza del gatillo!!! jejeje...que cabezón...no cambiará. Nos hacemos las fotos de rigor, mientras comprobamos que el sol sigue aún fuera y que el reloj marca las 21:20h! Dejamos el corzo mientras volvemos a por el coche, comentando la jugada. El jefe que no había parado de rajar del sitio por el que le llevaba no paraba de repetirme...una de mil!! una de mil veces que intentemos un rececho por donde me has traído hoy para que viésemos un bicho! Photobucket Volvemos a por el corzo, lo cargamos con cuidado en el coche (tenía más garrapatas que pelos) y ponemos rumbo de vuelta a Madrid antes incluso de que anochezca. Un par de corzas nos cruzan por los carriles antes de salir a la carretera, mientras recomentamos el lance una y otra vez con la misma percepción de jefe...de mil veces una! Photobucket ...pelín largo el relato...puff. Lo siento! Un saludo, Alfonso Urbano López de Carrizosa
joaquin garrido ovelar
Autor: joaquin garrido ovelar
05/06/2012 14:26:52
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Para nada largo el relato Alfonso,!!!!! me ha encantado y mas aun el corzo. Es precioso, largo, gordo y perlado, ademas tienes la suerte y la satisfación de poder compartir dias de caza con tu padre, para mi eso es un privilegio al alcance de pocos, yo por desgracia lo perdí hace 10 años, disfrutalo mientras puedas, que siempre te acordaras de estos momentos . Enhorabuena a los dos. Joaquin
Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
05/06/2012 15:54:24
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Tocayo de mil veces una, pero a partir de ahora te hará más caso si cabe. Que bien cuando la suerte y la intuición te llevan al éxito en la caza...Ese instinto sólo lo tienen los cazadores. Ten cuidado que el jefe te pisa el coto la temporada que viene. Precioso relato y mejor corzo. Enhorabuena de mi parte. abrazo, Alfonso.
Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
05/06/2012 16:31:21
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Gracias Joaquín! La verdad es que disfruto una barbaridad con el, es de quien he sacado esta bendita afición y le estoy infinitamente agradecido. Tocayo no veas si "tiene peligro" las visitas del jefe. Se volvió a Jerez diciendo...total al final me vuelvo sin conocer el coto!! jejeje Un saludo, Alfonso Urbano López de Carrizosa
Pablo Ortega Martín
Autor: Pablo Ortega Martín
05/06/2012 19:40:43
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
!Enhorabuena, Alfonso, por ese relato y también, como ya te han dicho, por el privilegio de haber disfrutado de una experiencia así con tu padre! Seguro que no se os va olvidar a ninguno de los dos. Un abrazo: Pablo Ortega.
Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
Autor: Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
05/06/2012 20:27:02
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Alfonso, felicidades por la experiencia y el resultado. Cazar con tu padre debe ser algo estupendo, y estos lances lo convierten en especial. Saludos Gerardo Pajares
Jaime Meléndez Thacker
Autor: Jaime Meléndez Thacker
06/06/2012 9:47:30
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
También mi enhorabuena por partida cuádruple: el relato, el rececho, la compañía de tu padre, y el corzo. Qué envidia sana poder cazar con él, el mío, que fue quien me metió en esto, no caza desde hace años y además está algo torpón ya para llevármelo de rececho conmigo al coto. Lo dicho Alfonso, ¡enhorabuena!. Abrazos, Jaime
Francisco Javier López Maraver
Autor: Francisco Javier López Maraver
06/06/2012 12:23:37
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Alfonso, te digo lo mismo que le decía ayer a un amigo que ha vuelto de Burgos, con un gran corzo, tras recechar con un buen amigo suyo: ¡¡Qué grande es la caza compartida!! Me alegro de veras, dale la enhorabuena al "jefe". Un saludo señor Fco. Javier López Maraver
Enrique Beneytez Pinilla
Autor: Enrique Beneytez Pinilla
06/06/2012 14:12:13
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Enhorabuena Alfonso, buen relato y mejor aventura con " El Jefe ". !! Qué envidia , el poder compartir con tu padre esos momentos !! Saludos
Mario Bregaña Etxeberria
Autor: Mario Bregaña Etxeberria
06/06/2012 20:53:24
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
¡Enhorabuena Alfonso! Vaya historia más emocionante y menudo acompañante de lujo. El gesto y la cara de tu padre en la primera foto lo dicen todo, que buena. A mi me sucede algo parecido que a Jaime, hace tiempo que su salud no le permite salir al campo, pero eso sí, hay que darle cuentas exactas de los lances, sus resultados y que se dice esta campaña de una cosa y otra. Saluda y felicita "al jefe" de mi parte. Mario Bregaña
Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
07/06/2012 10:05:21
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Gracias por vuestros amables comentarios, le trasmitiré las enhorabuenas al jefe! A ver si esta tarde puedo colgar una foto de la mandíbula, con la que me he vuelto a llevar una sorpresa (aunque cada vez me sorprendo menos...). Un saludo, Alfonso Urbano López de Carrizosa
Pablo Ortega Martín
Autor: Pablo Ortega Martín
07/06/2012 13:41:05
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Ya se sabe que las fotos engañan mucho, pero apuesto a que probablemente se trata de un corzo de sólo tres años. Lo digo por la cara y la fuerza de la cuerna arriba si se compara con la relativa escasez de roseta. Si fuera acertada mi suposición, de todas maneras no te preocupes, Alfonso, pensando en lo que habría podido dar de sí ese animal con un par de años más. Creo que todos, en un lance en el pinar como el que relatas, sin demasiado tiempo para juzgarlo, lo habíamos tirado. Y la mayoría también lo habrían hecho aunque hubieran sabido que sólo tenía tres años. Un abrazo:
Pablo Fernández-Salguero López
Autor: Pablo Fernández-Salguero López
07/06/2012 15:59:14
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Alfonso, antes de ponernos la foto de la mandíbula voy a copiar aquí el comentario que te hice al relato en tu blog, viniendo a decir lo que Pablo comenta en su intervención, que no parece un corzo maduro!! "Precioso corzo! enhorabuena! estaba leyendo el relato y parecía que era yo el que no veía ese corzazo!! ya nos enseñarás la mandíbula pero en las fotos, y viendo las rosetas no parece muy viejo..." Aunque cómo bien dices, las apariencias engañan,... me espero cualquier cosa.. saludos, Pablo
Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
07/06/2012 17:14:49
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Ambos Pablos estáis en lo cierto...viejo no es! Cuando le limpié la mandíbula incluso me pareció que podría tener tan solo dos años. Viendola ahora de nuevo, parece que tres es más razonable, ¿no os parece? Photobucket En cualquier caso un gran corzo que tenía una proyección prometedora. Photobucket Después de tantos "jóvenes prometedores " que se quedan en eso...lo que me pregunto es si alguno de estos llegará a viejo? (con que llegue a adulto me conformo, 5 años) Es esto posible?? En los cotos donde vengo cazando últimamente, debido a su relativamente escasa extensión, en torno al millar de hectareas, imagino que los corzos asomarán por las lindes en algún momento, e intentar "dejar" alguno para que lleguen a viejos es misión suicida. Me recuerda siempre un amigo mío, no sin falta de razón por desgracia ..."quien guarda en el campo, guarda para otro" qué desgracia! Un saludo, Alfonso Urbano López de Carrizosa
pablo herrero lopez-linares
Autor: pablo herrero lopez-linares
07/06/2012 19:17:14
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Estos corzos veraniegos dan el doble de satisfaccion, enhorabuena un corzo precioso y por lo que cuentas el rececho tuvo que ser de infarto ya que me ha pasado mas de una vez lo de que tu si lo veas y el otro no, te pones cardiaco. Un saludo
Javier Robles Chocano
Autor: Javier Robles Chocano
07/06/2012 19:56:23
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Enhorabuena, un relato fantástico. El corzo para quitarse el sombrero. Precioso. Javier Robles (condevito)
Jaime Meléndez Thacker
Autor: Jaime Meléndez Thacker
08/06/2012 9:18:34
(0 vistas, 20 respuestas)
De mil veces..una!
Un debate siempre interesante este de la edad. A este respecto mi reflexión es que la enorme mayoría de los corzos que matamos en España no alcanzan los 4 años, probablemente entre 2-3 años de edad lo que en absoluto es lo ideal como todos sabemos. Por otro lado somos conscientes de la gran dificultad de estimar los años en verde, hasta el punto de que Gerardo y no pocos biólogos y/o entendidos en el tema nos aseguran que es imposible sin el análisis dentario. Todo lo más, los cazadores más hábiles y certeros en valoraciones en verde sólo pueden diferenciar entre un corzo 0+, 1+, o 2+ (creo recordar que Álvaro nos contó un estudio hecho en Inglaterra por stalkers profesionales donde tan solo acertaban en un 50% de los casos, y hablamos de tíos que matan 200+ corzos al año). Siendo esta disonancia una realidad me pregunto si realmente no deberíamos olvidar la posible edad del ejemplar cuando estemos cazando machos trofeo - con las corzas la cosa es más sencilla pues normalmente tratamos de quitar las "yearlings" o las más viejas - siempre y cuando seamos capaces de discernir si se trata de un joven o un adulto, evidentemente. Esto nos haría centrarnos más en el lance en sí y disfrutarlo, evitando después las lógicas decepciones una vez vistas las mandíbulas. Lo que desde luego no deja de ser sorprendente, por no llamarlo de otra forma, es lo atrevido de algunos cazadores y organizaciones. Hace poco pude ver un programa de corzos en Hungría en el canal Caza y Pesca de Canal+ donde los organizadores y gestores (Españoles, por cierto) de unos cuantos cotos en aquél país aseguraban sin pudor alguno ante la cámara que ellos no permitían disparar sobre corzos de menos de 5 años, que esa era su regla y que gracias a ella mataban machos tan grandes. Valoren Uds... Saludos, Jaime