Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Relatos

Pedro Camacho Ruiz
Autor: Pedro Camacho Ruiz
30/06/2019 10:08:11
(1 vistas, 4 respuestas)
No Man´s Land

 No Man´s Land

 

 La tierra de nadie entre dos trincheras, que eran dos mundos, dos ideas, vencedor y vencido. "Man" porque en aquellos días eran ellos los que luchaban por causas que no eran suyas.

 En plan lírico llamo así al espacio entre predador y presa que sigue separando a vencedores y vencidos. A veces gana él, a veces yo. El No Man´s Land, eso sí, cada vez es más grande, por lo habitual, pero a veces aparece como un espacio mínimo.

 Y es entonces cuando entran en juego sentidos como el oído y, todos lo sabéis, el olfato. Y el cuerpo descarga su adrenalina a oleadas; y tiembla. Nuestro círculo de comodidad se comprime hasta asfixiarnos.

 Me ha ocurrido hace bien poco, ayer, y fue él el vencedor. En el viaje de vuelta, a eso de la una de la madrugada, el termómetro del coche marcaba 32º C. Pero no era por esa circunstancia por lo que sudaba. Seguía con el olor en la nariz y veía el reto que no podía superar y menos tragar.

 No es escusa la edad. Me ocurrió de joven y me ha ocurrido de viejo, aunque por motivos diferentes. Y eso es lo que me hace cavilar. En aquellos días fue la ignorancia, ¿y ayer? Bah, cruza la carretera un zorrito nuevo; él sí aprenderá a cazar. No me puedo perdonar fallos así y me hacen daño.

 Peor fue herir y no cobrar. Me juré cien veces no volver a tentar la suerte... Y lo he conseguido; en parte. Porque hoy podía haber hecho lo mismo por culpa del visor empachado con el pelo de uno que no era mi objetivo. Poca luz, casi noche, y las sombras soñadas cruzándose unas con otras como en un juego de la gallinita ciega.

 Sigo sin saber. Sigo siendo un cazador penoso. ¿Sigue mi mala suerte? Así soy yo, y debería aceptarlo de una vez. Pero no quiero, me rebelo contra mi falta de reflejos, mi torpeza, sí, eso es, mis torpes dedos mis neuronas dormidas, mis ojos no alcanzan ya, no desvelan como antes.

 Llegué a casa y soñé con él, con la sombra equivocada, claro, porqué "él", el verdadero, no sé dónde se metió. Un visor ilegal me habría dado la victoria, como a tantos compañeros de trinchera... Pero sé que no haría si no separarme más del mundo de los sueños.

 Necio sería si dejara que vencer superara al conseguir, pero no me alivia, coño, el vivir permanentemente en la derrota. El tiempo lo cura todo y mi mala memoria ayuda a olvidar deprisa.

 Ha salido el sol y se levanta calcinando desde el levante lejano donde mis paisanos manchegos se tuestan por fuera y se adoban por dentro en sus vacaciones de mar. No puedo dormir y me voy a tomar un café. La juventud se tambalea camino de sus camas cuando llego al Café y me leo el último proyecto del Madriz para vencer el curso que viene.

 Vencer... No lo es todo vencer. Vencer necesita un "cómo", al menos para mí. La cafeína siempre me ayuda. ¿Por qué será?, hace diez horas ocurrió y ya no duele. Me siento seguro, lo estoy. Tuve suerte en fallar del todo. Y con la última tontería de la prensa me voy a la ducha.

 Bajo el agua me encuentro una garrapata en la pantorrilla derecha; bien clavada. En el proceso de extracción lo entiendo todo: paciencia; eso es. Soy lo que soy y sé hacer mi trabajo como todos, sólo necesito paciencia y no inventar; como la garrapata, que no falla.

 Lo veo claro: él cambiará su querencia y encontraré la nueva; en unos días. Recuerdo el atardecer oscuro. Un poco de luna me habría ayudado a verle mejor, por cerca que estuviese. Y volveré a tenerle delante. En una semana habrá media luna, bien alta en el ocaso, cuando él asoma.

 No puedo sujetar mi impaciencia mientras limpio el rifle y la lente del visor. Reúno las balas de ayer y las coloco encima de la mesa, en fila; la vaina utilizada, la última. Algo me inquieta... En mi libro de pruebas veo el blanco que corresponde al cartucho utilizado... Vaya.

 Esperaba un disparo lejano. Siete centímetros... ¡Qué haces! ¡Deja las tonterías! Tonterías. Con una escopeta del doce habría acertado... A otro. Los cartuchos se ríen de mí, el rifle pasa de su amo, la lente... Sí, ahí estoy con mi cara de idiota absoluto.

 Cuando te tenga delante, otra vez, será como tú quieras que sea y donde tú quieras. Cerca o lejos, qué más da, aquella vez que entraste de frente hasta casi darme un lametón y te marchaste de culo hasta desaparecer, ¡y yo cambiando los aumentos y esperando a que te cruzaras!

 Demasiados libros has leído, Pedro, por suerte para ti la caza de verdad es mejor que la virtual. Y no olvides que en tu sueño las reglas las pone el que lucha en frente, no tú, y así todo tendrá sentido cuando acabe. Que sea el final lo que no me deja dormir es una de mis grandes estupideces.

 En la pared, sobre mi ordenador, mis "finales" me observan. "No soy tan torpe"; me digo. Y leo el año de mi último final: "2009". Resoplo y vuelvo al teclado. Tengo que acabar con esto, este año, en la luna creciente de julio, seguro que sí.

 

 Pedro Camacho Ruiz

Laureano de Las Cuevas Alvarez
Autor: Laureano de Las Cuevas Alvarez
30/06/2019 12:28:33
(0 vistas, 4 respuestas)
No Man´s Land

Creo que tenemos a reeditar los premios literarios ...
Abrazos.

Laureano

Francisco Díez Sabido
30/06/2019 15:51:24
(0 vistas, 4 respuestas)
No Man´s Land

Yo no lo hubiera escrito mejor. Me he sentido identificado.

Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
Autor: Gerardo Pajares Bernaldo de Quiros
03/07/2019 8:01:06
(0 vistas, 4 respuestas)
No Man´s Land

¡Gracias maestro!

Gerardo Pajares

Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
Autor: Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
21/07/2019 22:28:08
(0 vistas, 4 respuestas)
No Man´s Land

Acabo de leerlo, Pedro, que no se como pero me había pasado inadvertido. 

Está super bien contado y no, el visor inconfesable no es una opción. Nunca. 

   Alvaro Mazón