Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Foros

Relatos

Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
21/04/2020 0:03:00
(1 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Lo prometido es deuda… ahí va la tercera!

OPORTUNIDAD

Soñar imaginando los lances de la próxima temporada podríamos decir que es "normal", pero a mí me pasa que hago cábalas e imagino lances en cotos donde ya he cazado! (pero ahora con el arco en la mano). Imaginando qué pasos serían los buenos, en qué arboles me subiría, cómo le cortaría la cara de vuelta a los encames…

Son como sueños “flash back”… lo sé… cada uno tenemos nuestras rarezas… jejeje

En uno de esos cotos que me he pateado y en el que he cazado varias temporadas ahora caza un íntimo amigo. Además me queda casi de vecino del coto en el que suelo cazar desde hace unos años. No es la primera vez que me “hace un brindis” a ver si con el arco intento algún corzo concreto. Hace unas temporadas me brindó la oportunidad de intentarlo con “el cojo” un corzo muy viejo con una historia digna de mención que vivía en una zona muy apretada de monte y que con el rifle no era fácil tirarle (puse un breve relato en este foro en su día).

A principios de agosto cargamos el coche dispuestos a pasar unos días en el monte para disfrutar del celo. Tras varias salidas sin mucho ambiente, decidí hacer uso de la “wild card” para intentarlo con un corzo raro que habían visto en la misma zona del coto donde hace unos años vivía el cojo. ¡Bien! Después de varias salidas sin mucho movimiento en nuestro coto decidí hacer un rececho de mañana aceptando la invitación.

Según llegaba con el coche a la zona (un poco tarde pues había tenido que dejar a un par de “indios” repartidos por el camino) se me cruzó por delante del coche un gran corzo acompañado de su ligue veraniego. Se metieron por el espeso no muy asustados a una zona sombría de monte, así que decidí intentar hacerles una entrada por si los veía, y así además daba una vuelta de reconocimiento por esa zona que tal y como estaba el tiempo ofrecía algo de frescor. El monte estaba muy seco pero en una de las paradas de reconocimiento (siempre que rececho con el arco me gusta hacer paradas de un par de minutos a cada ratito) vi con los prismáticos como unas palomas se echaban en el suelo del bosquete de encinas… me acerqué para comprobar lo que estaba imaginando. ¡Bingo! Encontré un hilo de agua y había huellas de corzo y “salpicaduras” recientes. Es posible que fuesen de una paloma bañándose, pero bien podría ser de un corzo que estuviese bebiendo y que me hubiese escuchado llegar por más esfuerzos que yo hubiera hecho en ser sigiloso.

Lo vi claro. Hay que hacerle una sentada y esperar. El reto era ponerse lo suficientemente lejos como para no estar sentado literalmente en el agua… pero los cientos de troncos de encinejas que formaban una bóveda arbórea hacían inviable ponerse en el suelo (por la densidad de los mismos) pero tampoco daban opción a subirse por ser finos, y porque además si te subías no veías con las ramas… El resto de la mañana lo dediqué a elegir el sitio donde habría de echar la tarde. Finalmente encontré una encina de porte algo mayor en la que me podría subir un par de metros del suelo y a unos 12m del agua. Para mi gusto es cerquísima para estar al lado de un corzo, pero no tenía más opciones.

A la hora de comer, aprovechando que tenía al resto de la tribu echándome una mano pasé por el sitio a colgar una silla y desde lo alto de la misma dirigía peticiones de: "córtame esa ramita, muéveme esa otra, espera que te mido para aprenderme la distancia…."

Conseguimos “limpiar” dos pasillos de tiro (uno por cada costado) de apenas 60 cm de ancho además de clarear con la leadderman el tiro al agua. Vamos que el sitio quedó listo para llegar después del café y subirse directamente. Lo malo es que estaba "encima" del agua.

Subido, con el calor y las chicharras, el tiempo pasa muy despacio. El aire estaba bueno, pero aunque pensaba que iba a estar entretenido con pájaros y demás fauna lo cierto es que no asomaba vida de ningún tipo por allí. Ya entre dos luces escuché una ramita crujir por detrás a mi izquierda y me dio un vuelco el corazón. Ahí lo tengo…

Cogí el arco y enganché el gatillo sin girar la cabeza. Cuando por fin me preparo a abrir el arco a la vez que giro como un mochuelo el cuello no veo nada… por más que miro y remiro no veo el bicho! ¿Dónde está? Un minuto en jaque hasta que veo como un conejo se mueve a unos 16m. Me cago en su padre!!! Tengo las pulsaciones a 200. Suelto una bocanada de aire porque creo que estaba hasta sin respirar para no hacer ningún ruido. Vaya susto me ha dado el p... conejo! Una sonrisa se dibuja en mi cara mientras busco la rama para colgar de nuevo el arco, pero una silueta justo en frente mío me petrifica. Distingo un corzo que se me ha metido encima por delante sin hacer ningún ruido y ya casi lo tengo en el agua. No me puedo ni mover. Se para. Mira para todos lados. Estoy con el arco en la mano y el gatillo enganchado! ¡Voy a tener una oportunidad! ¡¡Gracias conejo!!! Si no llega a ser por él me hubiese pillado con la guardia baja! Pero lo tengo delante mientras tras una pausa se me mete encima y se pone a beber. Me da el culo y veo que es macho, pero no me ha parecido que llevase leña. Levanta la cabeza y veo que asoma solo un cuernecillo blanco. Me aseguro a la siguiente vez… joder pues es el unicornio que me han enseñado en las fotos. Ahora solo queda intentar tirarlo… que se dice pronto…

Espero a que vuelva a bajar la cabeza (mientras me da la espalda) para abrir el arco con el mayor esfuerzo de no hacer ni medio ruido, pero el corzo da un respingo y en dos brincos y se para tras unos tronquitos. Sin duda algo ha sentido. Vale… ya he conseguido abrir. A ver si ahora no te vas y te dejas ver las costillas….

Le veo un jamón y la paleta. Aguanto. Un pasito más, vamos anímate a dar un pasito. Le intento convencer y parece que surte efecto. Da un paso más y consigo verle el codillo. Me tengo que mover unos centímetros hacia la derecha para sortear un tronco y cuando le tengo bien cogido suelto.

El sonido del impacto de la flecha, como no hay detonación, se escucha muchísimo. El corzo sale en una carrera alocada esquivando troncos a toda velocidad. Cuando se aleja lo suficiente dejo de escucharle. Se hace el silencio. Me doy cuenta que la luz se ha ido muy deprisa y ya apenas se ve (el estar dentro de un bosquete además oscurece todo mucho más). Otra vez esa sensación, la adrenalina hace que ahora tiemble todo el cuerpo… Felicidad en estado puro!

Envío un mensaje a los indios para decirles que en breve voy a por ellos. Que acabo de tirar y quiero dar unos minutos al campo para que se tranquilice. Otro mensaje para Andrés diciéndole que si quiere hacer un pisteo mañana a primera hora ni me acerco al tiro. Creo que lo lleva bien, pero estoy deseando ver trabajar a la crack! Me bajo sin hacer ruido y me marcho dejando todo en silencio.

A la mañana siguiente quedo con Andrés. Llevo mucho tiempo queriendo ver en acción a la campeona que tiene en casa. Desde el minuto uno alucino con la disciplina que tiene la perra. Ya en el sitio le explico cómo ha sido el lance y me dice que la perra se va a esperar allí sentada mientras él vuelve al coche a coger no sé qué que se le había olvidado. Parece una porcelana y no pierde de vista ni un minuto a su conductor.

Ya una vez comienza el rastro la perra sabe perfectamente a lo que está. Andrés le da su distancia y espera quieto mientras la perra revisa varias salidas del agua.

    - Está revisando todos los rastros, me dice Andrés.

Yo estoy flipando y se debe de notar, jejeje.

     - Deben de haber estado esta noche aquí los cochinos o los zorros porque la perra marca varios rastros aunque solo los está chequeando antes de empezar, comenta Andrés.

Dicho y hecho. En cuando que la perra mira a Andrés y este le anima a que lo busque la correa se tensa y va como un tren por las vías siguiendo la carrera que yo alcancé a ver. Se hace un poco tedioso por todos los troncos ya que la correa va entrelazándose, pero se ve que no es el primer rastro que hacen y que el entrenamiento en estos entornos lo tienen trabajado. En un momento dado Andrés le pide a la India que le confirme que vamos por el rastro del corzo y esta le responde con dos ladridos! No doy crédito… esto parece de broma!

No sé cuántos metros habremos hecho pero se me han hecho cortos por cómo nos ha llevado la perra. INCREÍBLE!!! ¡Así hasta parece fácil cobrarlos!

El corzo está comido por la mitad. Efectivamente los cochinos han debido de dar con el por la noche y se han dado un festín. Una pena porque me quedo sin poder aprovechar la carne, aunque por suerte al menos el trofeo no lo han tocado. El corzo es muy curioso. Solo un cuerno asoma por su frente. Sin duda es el raro que habían visto. Se trata de un animal joven, pero la singularidad de su cuerno lo hacen un trofeo precioso!

El tiro lo tenía muy bien colocado, y es que a esas distancias (14m) las puntas mecánicas hacen unos destrozos importantes!

Luego fotos y más fotos. 

Por supuesto y como ya es tradición me tocó invitar al almuerzo como se merece: unos huevos fritos con patatas y morcilla de la tierra!

Estoy feliz. Por esas salidas con "la tribu", por el lance, por el corzo, por el trofeo, por el cobro, por la amistad que me brindan los amigos y por haber sido capaz de aprovechar la oportunidad!

Hasta la próxima!

Alfonso Urbano 

Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
Autor: Alvaro Mazon Sanchez de Neyra
21/04/2020 9:35:10
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

eres un crack, Alfonso!

  Alvaro Mazón

Alfonso Treviño
Autor: Alfonso Treviño
21/04/2020 9:46:15
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Tocayo, precioso corzo y mejor contado. Que alegría y cuanta afición.

un abrazo,

Alfonso.

Pablo Fernández-Salguero López
Autor: Pablo Fernández-Salguero López
21/04/2020 15:07:44
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Alfonso, buenas tardes!

Muchas gracias por el relato! Sin duda los arqueros vivís el lance "de otra forma" y tal y como lo cuentas, parece que estamos allí mismo contigo!

¿Tendrías fotos del cráneo de ese corzo limpio?

Sería interesante ver por qué era así..

Un abrazo, Pablo

Carlos Serra Zafrilla
Autor: Carlos Serra Zafrilla
21/04/2020 17:31:39
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Debo decir que llevaba días aguardando el tercer brochazo. Estos relatos tan bien documentados nos hacen más llevadero el confinamiento y nos transportan a los lances propios. ¡Ojalá hubiera más! 

Iñigo Sobrini Jr
Autor: Iñigo Sobrini Jr
21/04/2020 18:44:24
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Enhorabuena Alfonso! La historia una pasada, y la forma de contarla también!

Desde luego que un defectuoso con el arco tiene que hacer una ilusión tremenda

 

Por curiosidad, qué puntas usaste??

Fernando Mogollon Morilla
Autor: Fernando Mogollon Morilla
21/04/2020 19:00:18
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Enhorabuena, bonito relato y curioso corzo.

Que importancia tiene un perrito bien entrenado. Bravo por Andres.

Joaquin Garrido Ovelar
Autor: Joaquin Garrido Ovelar
21/04/2020 20:40:40
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Singular corzo y precioso Relato, me encantan esos corzos raros, Andres y su perra son unos fenómenos hacen un equipo dificil de igualar, es un privilegio cazar con el, aun no he tenido la oportunidad de ver trabajar a India,  pero me consta que es una fenomena!!

Enhorabuena por ese corzo y espero que nos sigas regalando esas historias  que tanto nos hacen disfrutar.

Saludos

Joaquin

Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
21/04/2020 23:19:32
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Gracias Álvaro, al tocayo y a todos por vuestros cariñosos comentarios! 

Pablo, tengo alguna foto del cráneo limpio, a ver si la localizo y la subo. Pero ya os "desvelo" que tenía una fractura de la cuerna en el nacimiento del pivote. No entiendo cómo se puede partir una cuerna por ahí... quizás de un atropello, no lo sé. Lo que a buen seguro al próximo año hubiera dado alguna rareza, si es que echaba cuerna...

Carlos ójala pudiese contar más batallitas!! jejeje pero el tiempo da para lo que da y si el año pasado se puede resumir en tres brochazos ha habido varios años de bolo no teniendo nada que "pintar"! Esperemos que después de este encierro los lances lo tengamos más concentrados y tengamos alguna batallita que poder contar!

iñigo yo para los corzos llevo usando varios años la Rage Hypodermic, con un resultado fabuloso. También he cobrado alguno con puntas fijas, y aunque el trabajo lo hacen igual, el rastro es mucho mayor con las primeras. Los guarros eso sí con fijas SIEMPRE desde que en un mismo año dejé de cobrar tres cochinos grandes por tirarles con las mecánicas. Así que es iportante saber a qué voy cuando me subo a un árbol, y en caso de duda monto la fija. Alguna vez que estoy en algún puesto querencioso (un aguadero o una trocha muy transitada) estoy con la mecánica hasta que atardece y en cuanto oscurece cambio de tercio por si asoman los de la vista baja!

Joaquín, lo de el tándem Andrés-India te garantizo que van a dar que hablar... son unos auténticos fenómenos! Yo estoy convencido de que alguna alegría más me van a dar. 

Abrazos a todos, 

Alfonso Urbano

Enrique Silla Giacomelli
Autor: Enrique Silla Giacomelli
23/04/2020 11:50:40
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Alfonso, siempre me han encantado tus relatos, disfruto mucho con tu batallas con los corzos, especialmente lo bien que documentas y explicas todo. Enhorabuena por este y que lance más emocionante y cercano. Es curioso por que pienso que a tales distancias, es muy complicado que no sientan nada raro. ¿Igual por la edad del corzo fue menos espabilado? El pisteo tuvo que ser maravilloso.

Sigue contándolos, con tanta pasión y detalle, aquí te escucharemos. 

Un abrazo, 

Enrique

Andrés Cabestrero Escudero
Autor: Andrés Cabestrero Escudero
23/04/2020 18:13:45
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Bravo Alfonso !!!

Menudos "tres brochazos" te has sacado de la manga Tintín, se ve que te está sentando muy bien el confinamiento y además demuestras tener tanto o más talento escribiendo que cazando y yo que te conozco bien ya puedo asegurar que no es nada fácil en tu caso.....

Pisteo facilito el que nos tocó hacer esa mañana con el único hándicap de los cochinos y la contaminación de rastros, pero bueno, unos se compensan con otros.   

Aún recuerdo el último pisteo en tu coto concluyendo la temporada tras un cochino con treinta horas de antigüedad y donde conseguimos desencamarlo después de más de dos kilómetros con una liebre y un par de corzas desencamadas de por medio que India ni las miró ni reparó en ellas hasta llevarnos al mismo encame del cochino, el cual por suerte para él estaba muy entero y no se pudo cobrar, sabor agridulce por el trabajo y el empeño de la perra, pero bueno es lo que tiene la caza y es lo que hace que la vivamos como la vivimos.

Gracias por estos relatos tan buenos y tremendamente amenos Alfonso.

Te pongo una foto con los tres protagonistas de este último brochazo, India de los Acebales, el corzo del aguadero y el otro "indio" 

           

   Y ya puestos te propongo un cuarto "brochazo" lo tienes en tu coto y ahora ya esperamos impacientes que nos cuentes.....

 Un abrazo Alfonso !!!

Andrés Cabestrero     

Alfonso Urbano López de Carrizosa
Autor: Alfonso Urbano López de Carrizosa
23/04/2020 20:14:42
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Enrique esa distancia es poquísima! En mi experiencia todo lo que esté por debajo de 18m es un suicidio (con los corzos) porque te escuchan hasta respirar! Curiosamente lo que primero detectan es el roce de los tejidos de las prendas entre sí (y no te digo nada si rozas el árbol) por eso hay quien recubre el tronco a la altura de la espalda con un forro polar viejo. En este caso no había más opciones créeme, y gracias a Dios salío bien. La edad no creo que sea definitivo, he podido cobrar alguno viejo (y acompañado de una hembra a 11m). Y hace dos años tuve a un corzo rascándose literalmente en la sabina en la que estaba subido. No te exagero si te digo que desde su cuernas hasta mis botas no había ni 2m en vertical. No pude abrir cuando lo tuve a huevo porque iba con una corza y no me podía mover, y para cuando pude abrir estaban moscas y lo tuve que tirar a 45, fallando por supuesto ya que al llegar la flecha el corzos ya había salido pitando. Eso es otra cosa que se aprende fallando... corzo que te mira... te esquiva la flecha!!

Andrés!!! Gracias una vez más! Anda que entrar y ver ese desmogue.... Madre mía!! Ese sí que es un reto, y además es un viejo conocido pero quizás el corzo más "fantasma" que tengamos en el coto. NEPTUNO, que es a quien pertenece ese desmogue, sabemos que vive por allí, pero en lo más sucio del coto. Todos los años suelo poner el "acento" en un cacho de no más de 100 has de coto y las intento exprimir, para que en caso de que algún morador con cuernos habite por allí sea capaz de localizarlo. Este año (si nos dejan al final) la zona elegida será donde le hemos pillado un par de veces con la trail y por lo que imagino cerca de donde encontraste el desmogue... Así que con mucha esperanza e ilusión, quién sabe! igual el cuarto brochazo tiene nombre propio!!

Os dejo una foto que (de hace tres temporadas) del "reto" que me lanza Andrés. Ya entonces parecía adulto, por lo que ahora será un abuelete si es que sigue vivo!

Un abrazo, 

Alfonso Urbano

Federico Calzada Serrano
Autor: Federico Calzada Serrano
24/04/2020 14:35:30
(0 vistas, 15 respuestas)
TRES BROCHAZOS: 3:´OPORTUNIDAD´

Alfonso,

Como siempre una maravilla leer tus relatos, siempre llenos de emoción y esa característica tensión que todos sufrimos en esos momentos, tan difícil de explicar pero que tan bien transmites tú en tus relatos. 

Además darte las gracias porque en estos días de "paro campestre" se agradecen más si cabe.

Enhorabuena por el relato, el lance, el curisoso corzo y el pisteo de Andres e India, que forman parte de la historia,

¡¡¡Ya nos tenéis intrigados con el cuarto brochazo!!! jajajajajaja

Un abrazo!

Federico Calzada Serrano.