Asociación del Corzo Español
Cabecera4
Mario
1300x300
Cabecera1
Búsqueda en los contenidos de la web

clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

HAZTE SOCIO y aprovéchate de todas las ventajas de ser socio de la Asociación del Corzo Español SOLICITAR ALTA
Está viendo:

Fotografía de los trofeos recién cazados

<< anterior  2 de 3  siguiente >>
Composición de la fotografía de un trofeo
La fotografía de naturaleza tiene muchos campos que utilizan técnicas y materiales muy
diferentes en función de lo que se quiera realizar. Así es muy diferente hacer fotos de flora, que se necesitan macros y flashes especiales, a hacer fotos de animales con unos
teleobjetivos muy poderosos.

La luz: quizás uno de los contrastes más importantes, que con frecuencia se convierten en un problema al hacer una foto de un trofeo, es la luz. Los aficionado a la fotografía de naturaleza sabemos que, para hacer buenas fotos de animales, hay que buscar las horas de luces suaves que dan tonos cálidos y pocas contrastes de sombras, es decir por la mañanas y por las tardes. Pero un animal se puede abatir a cualquier hora del día, incluso a punto de ser de noche, con lo que hay que lidiar con luces extremas, como el mediodía con un máximo de luz o por la noche con luz inexistente. Por ello, el flash se convierte en una herramienta imprescindible. La pauta general de utilización es la siguiente:

  • Por las mañanas y las tardes, buscaremos que pieza y cazador estén mirando al sol, buscando los tonos cálidos del sol del amanecer y atardecer, y evitando las sombras. Cuidado con la sombra que proyecta el propio fotógrafo, en una buena foto ésta no debe aparecer.
  • Al mediodía, cuando el sol cae de pleno, utilizaremos el flash, en una técnica que se llama "flash de relleno" y vale para compensar las sombras que se producen. Por ejemplo, si el cazador lleva un sombrero de ala ancha o una gorra de visera, la sombra de este hará que la cara aparezca negra. El flash lo evita.
  • Por supuesto, también utilizaremos el flash cuando tengamos falta de luz, especialmente de noche. También algunos consejos sobre ello. En la oscuridad absoluta, el autofoco de la cámara no consigue enfocar, por lo que conviene encender una luz que ilumine un poco, de manera indirecta, el objeto a fotografiar, lo justo para que el autofoco funcione. Si hacemos la foto tumbados en el suelo - como habitualmente se deben hacer- hay que tener cuidado con la iluminación del suelo delante del trofeo, ya que al estar en un primer plano sale demasiado iluminado. Lo mismo ocurre si hay polvo en el aire, llenará la foto de manchas blancas, al rebotar la luz sobre este. Las fotos a contra luz, al atardecer, en las puestas de sol, y el objeto iluminado con el  flash, dan unos resultados francamente bonitos, hay que aprovechar.
  • Los días nublados, al haber poco contraste de luces y sombras, se pueden conseguir buenas fotos, con muy buena saturación de colores. Hay que vigilar el fotómetro de la cámara, porque también suelen ser días de poca luz, y muchas veces también hay que utilizar el flash.
Ambiente Corzo
<< anterior  2 de 3  siguiente >>